CONFERENCIA DE LUXEMBURGO 2022

mumia-raised-fist

Mumia habla en  la Conferencia de Luxemburgo en Alemania

A la Conferencia de Luxemburgo 2022:

Meine Freunde,! Wie geht es Ihnen? Willkommen!

Nos reunimos mientras  muchas partes del mundo  están viviendo fenómenos meteorológicos sin precedentes. Desde inundaciones masivas en el estado de Bahía en Brasil, que cubrieron unas 40 ciudades, hasta tormentas de fuego aceleradas por vientos de 100 millas por hora en el estado de Colorado de Estados Unidos,  hasta grupos de tornados arrasando distritos rurales en Kentucky, en el sur de Estados Unidos. Los eventos meteorológicos se están viendo a nivel mundial, con viento frío ártico, huracanes, inundaciones y sí, tormentas de fuego.

De hecho, los meteorólogos del oeste estadounidense ahora hablan de temporadas de incendios, como si tal cosa fuera tan normal como la primavera, pero  no lo es. Los eventos surgen como consecuencias de las intervenciones humanas en los procesos naturales a través de los especuladores corporativos que están envenenando el planeta. Cuando los políticos atacan a los ambientalistas y llaman engaño al cambio climático, solo lo hacen para servir a los intereses capitalistas corporativos, no a los ambientales.

El filósofo Herbert Marcuse, en su notable obra de 1972,  Contrarevolución y Revuelta, vio el surgimiento del movimiento ambientalista como un significativo desarrollo social y una señal de la explotación y enajenación del mundo natural por el mundo occidental.

Marcuse escribió: “En la sociedad establecida, la naturaleza misma, cada vez más eficazmente controlada, se ha convertido a su vez en otra dimensión de control del hombre: el brazo extendido de la sociedad y su poder. La naturaleza mercantilizada, la naturaleza contaminada, la naturaleza militarizada recortan el entorno de vida del hombre, no sólo en un sentido ecológico sino también en un sentido muy existencial. Bloquea la investidura erótica (y la transformación) de su entorno. Priva al hombre de encontrarse en la naturaleza, más allá y por este lado de la enajenación. También le impide reconocer a la naturaleza como sujeto por derecho propio – un sujeto con el que convivir en un universo humano común.” Herbert Marcuse, página 60.

Siempre el filósofo, Marcuse visualiza la liberación de la naturaleza como la clave, al menos en parte, para la liberación humana. El capitalismo, sin embargo, con su ética dominante y autoritaria de la racionalidad, o deberíamos decir, racionalidad parcial, nos lleva al desgarrador presente del desastre ecológico.

La prueba se dispersa en las portadas de los periódicos a través del mundo, en revistas, en la televisión y radio, y tal vez más importante, ante nuestros propios ojos.  Inundaciones, tornados huracanes, tormentas de hielo, tormentas de fuego, cada una más fuerte en su gravedad y ferocidad. Ésta es una crisis mundial porque el híper-capitalismo es un problema mundial. Refleja una codicia que no conoce fin. Es un hambre voraz para cada vez más ganancias. Es un sistema que busca guerra desde las meras cenizas del caos y catástrofe.

Imaginen esto: Millones de personas indígenas en lo que es ahora Estados Unidos vivieron durante por lo menos  60,000 años, según los estudiosos, y tal vez muchos años más. De la misma manera, los exploradores españoles, al invadir a México, encontraron ciudades de belleza reluciente con edificios enclavados entre flores brillantes al lado de estanques de agua. En realidad pensaron que estaban alucinando.

¿Cuál es mi punto? Que los pueblos que vivieron aquí durante decenas de miles de años lo hicieron en armonía con su herencia natural y ambiental. A estas personas les llamaron “salvajes”, pero varios siglos después de la invasión europea y la revolución industrial y la destrucción del mundo por “esos salvajes”, el clima de la Tierra está en crisis. Uno se pregunta: ¿Quiénes son los verdaderos salvajes?

Este es el momento para que los movimientos sociales y socialistas planteen cuestiones fundamentales sobre la naturaleza destructora del capitalismo y los estragos que ha hecho a la Madre Tierra y los sistemas vivientes. Otro mundo no sólo es posible; es necesario.

Gracias a todas y todos. Auf Wiedersehen! Bewegung!

Hier spricht Mumia Abu-Jamal.

8 de enero de 2022
Transkript des Beitrags von Mumia Abu-Jamal für die RLK 2022
Grabación reproducida en Prison Radio.
https://www.prisonradio.org/commentary/luxemburg-conference-2022/
Circulación por Fatirah Litestar01@aol.com
Traducción al español Amig@s de Mumia en México

Arzobisbo Desmond Tutu, 1931-2021

Archbishop Desmond Tutu

Por Mumia Abu-Jamal

Hace casi un siglo, un niño africano nació en una pequeña familia en un pueblito donde la minería de oro fue la industria principal. El pueblo  Klerksdorp se encontró en lo que se conocía como el Transvaal. Su padre era maestro y el niño quiso seguir sus pasos.  

Sin embargo, la política de supremacía blanca conocida por el término “apartheid” le impidió realizar su deseo. El Partido Nacional, que ganó una elección en 1940, logró la aprobación de una ley llamada el Acto para la Educación Bantú de 1953, el cual legalizó la segregación racial en las escuelas.

Aquella decisión estatal obligó a Desmond Mpilo Tutu a ser predicador en lugar de maestro, y una nueva historia se escribió. Desmond Tutu estudió, se graduó, y fue ordenado sacerdote en la Iglesia Anglicana.  Empezó a subir en la jerarquía de la iglesia, y en 1986 fue nombrado Arzobisopo — el Arzobispo de Capetown.

Mientras el movimiento anti-apartheid se extendió en Sudáfrica, la represión estatal también se intensificó. Cuando la mayoría de los militantes del Congreso Nacional Africano (ANC)  fueron obligados a exiliarse, el Arzobispo se metió en la brecha al presidir funeral tras funeral y darle voz a la oprimida mayoría negra de la nación.

Desmond Tutu desempeñó  un papel fundamental en denunciar el sistema racista del gobierno, y sufrió detenciones e impactos de gases lacrimógenos aventados por la policía en manifestaciones. Durante toda esta represión, siguió fiel a sus convicciones religiosas como un cristiano comprometido que consideraba toda la vida valiosa. En sus sermones, predicaba la paz y la reconciliación. Predicaba también la justicia.

Siempre levantó la voz con firmeza contra la violencia, ya sea cometida por el gobierno o por el movimiento por la libertad. Y mientras el perfil del pequeño sacerdote se conociera más, también se conocieron sus reclamos de justicia y libertad, incluso más allá de las fronteras de Sudáfrica.

El Arzobispo, llamado cariñosamente “el Arzo” o en inglés “Arch” por su familia, describió la violencia gubernamental, separación, y represión contra el pueblo palestino como una nueva forma de apartheid. Llamo a la liberación del pueblo puertorriqueño del gobierno estadounidense. Criticó el sufrimiento y violencia estatal contra la minoría musulmana en Myanmar.

 El pequeño sacerdote hasta llegó a visitar a un hombre en el corredor de la muerte aquí, donde preguntó por qué él fue obligado a llevar grilletes en un pequeño cuarto dividido por una ventana de vidrio con una puerta cerrada con llave que ni siquiera tenía manijas. El Arzo era un hombre reservado y serio, un  rayo de luz espiritual en un lugar oscuro. ¡Qué gusto nos da conocerlo!

Cuando el apartheid se derribó en los años 90 y Sudáfrica renació como una democracia,  el Arzobispo Tutu intensificó su crítica del nuevo gobierno negro, el cual acusó de enriquecerse mientras el pueblo se volvía cada vez más pobre. El Arzo era bajo de estatura, sí, es cierto, pero su espíritu era él de un gigante.

Su paso en este planeta fue un mensaje de amor para la gente oprimida del mundo, sin importar en dónde se encontraba. Luchó por el cambio con su voz profética, su dulce humor, su profundo amor, y un inagotable sentido de compasión. Desmond Mpilo Tutu, nacido el 7 de octubre de 1931, regresó con sus padres después de vivir 90 veranos.

Un ejemplo del Amor, no del miedo

Soy Mumia Abu-Jamal.

27 de diciembre de 2021

—(c)’21 maj

Circulación por Fatirah Litestar01@aol.com

Traducción Amig@s de Mumia en México.

***

Escribe una carta a Mumia con letra negra en papel blanco con nombre y dirección de remitente en el sobre.

Smart Communications/PADOC

Mumia Abu-Jamal (#AM-8335) @ SCI Mahanoy

P.O. Box 33028

St. Petersburg, FL 33733

Russell Maroon Shoatz ¡Presente!

Maroon w family

Por Mumia Abu-Jamal

Nació con el nombre de Russell Shoatz en Filadelfia en 1943. Un evento decisivo ocurrió cuando era un niño –un evento que acentuó aquellos años y el inicio de una trayectoria en la cual vivió la gran parte de su vida en una celda. Sólo tenía cinco años cuando él y su papá se asomaron de una ventana de su hogar familiar en Filadelfia Oeste y vieron que varios policías estaban golpeando a un hombre negro en la calle.

En una entrevista con el periódico San Francisco Bay View en 2017,  Shoatz cuenta lo siguiente: “Una vez que los policías habían metido al hombre negro en su coche, uno de ellos volteó la cara y espetó a los testigos: ‘Algunos de ustedes niggers quieren lo mismo?’  Y vi que nuestros vecinos empezaron a cerrar sus puertas y alejarse de sus ventanas, mientras mi papa también tomó mi mano y me apartó de la nuestra. En aquel momento, a la edad de cinco, ¡supe que lo que estaba pasando estuvo mal!”

Shoatz nos cuenta que desde la edad de cinco hasta mediados de sus años treinta, él tuvo un profundo sentido de humillación y rabia. Estos sentimientos lo impulsaron a ayudar con la organización del Consejo de Unidad Negra y después lo llevaron al Partido Pantera Negra y finalmente al Ejército de Liberación Negra (BLA). Su participación en estas organizaciones resultó en conflictos con el Estado, conflictos armados penalizados con condenas de décadas en prisión incluyendo varias sentencias de cadena perpetua y largos años en “el hoyo” (el aislamiento total en una celda).

El año 1977 sería un momento crucial, cuando Shoatz y otros cuatro presos escaparon de la prisión estatal Huntington en Pensilvania. Uno fue atrapado antes de poder escapar, otro fue asesinado al lado de una montaña, y otros dos fueron capturados al anochecer. Sin embargo, Maroon quedó libre casi un mes. Fue golpeado brutalmente cuando por fin lo encontraron.  No esperaba menos de ellos, pero la vivencia lo transformó.

Antes de su fuga, se conocía como Harun, un nombre árabe que significaba Aaron, hermano de Moisés. Después, empezó a usar el nombre Maroon (Cimarrón) por los esclavos africanos que se rebelaron y escaparon del cautiverio hacia los cerros y pantanos de las Américas. Se dio cuenta de algo significante: Aquella humillación y rabia incesante que había sentido desde la niñez se había terminado como una tormenta de verano. Era Maroon, él que se había escapado de la esclavitud de prisión.

Durante sus 49 años de encarcelamiento, era un brillante maestro para generaciones de hombres negros más jóvenes. Era un estudiante muy serio de la historia. Y después de ser liberado por motivos médicos in octubre de 2021, vivió 52 días en libertad con su hermana, sus niñas y niños, y demás familia antes de regresar con sus antepasados.  De nuevo era Maroon,  libre por fin.

Soy Mumia Abu-Jamal, diciendo: Amor, no miedo.

—(c)’21 maj
22 de diciembre de 2021
Audio grabado por Prison Radio
https://www.prisonradio.org/commentary/russel-maroon-shoatz-presente/
Circulación por Fatirah Litestar01@aol.com
Traducción Amig@s de Mumia en México

***

Escríbe una carta a Mumia. Sólo aceptan cartas escritas en un papel blanco, sin dibujos o algo de color.

Smart Communications/PADOC
Mumia Abu-Jamal (#AM-8335) @ SCI Mahanoy
P.O. Box 33028
St. Petersburg, FL 33733
 

bell hooks Ícono Feminista: ¡Presente!

bell hooks

Por Mumia Abu-Jamal

Nació con el nombre de Gloria Watkins hace 69 años en Hopkinsville, Kentucky, el 25 de septiembre de 1952. Pero el mundo la conocía por su nombre artístico, bell hooks, y sus lectores reconocen ese nombre por su uso distintivo de letra minúscula. ¿Por qué letra minúscula? Hay dos motivos principales. Uno, para recordar al público que lo importante no es ella, sino su trabajo. Y dos, es un tributo a su bisabuela.

Ella era una destacada feminista, poeta, autora y crítica social. Publicó más de 40 libros, desde ensayos hasta libros infantiles, y era  profesora en Yale, Oberlin, y la Universidad de California, Santa Cruz. En 2015, fundó el Instituto bell hooks en la Universidad Berea, el cual  alberga sus archivos.

Recuerdo claramente su entrevista con la notoria rapera Little Kim. Cuando le preguntó sobre el amor, Kim respondió  rápido y suavemente que no sabía qué era el amor porque nunca se había sentido amada.

En su Instituto y en entrevistas, bell hooks exploró estos temas juntos con su objeto ideológico: lo que ella llamaba “la estructura de poder patriarcal, capitalista, imperialista y supremacista blanco.” En una entrevista con el New York Times en 2015,  hooks explicó que el sistema de dominio está compuesto de muchas partes, no solamente una cosa, y por eso,  hay que nombrarlo.

Ella pensaba mucho en el amor, y aquí les tengo algunos de sus pensamientos: “Para conseguir el amor que siempre hemos querido tener pero nunca tuvimos, para tener el amor que queremos pero no estamos preparados para dar, buscamos relaciones románticas. Creemos que estas relaciones, más que cualquier otra, nos van a rescatar y redimir. Es cierto que el amor verdadero es capaz de redimir, pero solo si estamos preparados para la redención. El amor nos puede salvar, pero solamente si queremos ser salvadas.” bell.

Muchos de ustedes lectores conocen un libro que escribí con Marc Lamont Hill, The Classroom and the Cell. (El Aula y La Celda). Marc y yo nos preparamos para escribir este libro al leer Breaking Bread (Partiendo el Pan), por bell hooks y Cornell West, dos gigantes intelectuales. También leímos un texto parecido de la antropóloga Margaret Mead y el eminente escritor James Baldwin.

bell hooks regresa con sus madres con un mensaje: Amor, no miedo.

Soy Mumia Abu-Jamal.

—(c)’21 maj
21 de diciembre de 2021
Audio grabado por Prison Radio
https://www.prisonradio.org/commentary/bell-hooks-feminist-icon/
Circulación por Fatirah Litestar01@aol.com
Traducción Amigxs de Mumia en México

***

Escribe una carta a Mumia con letra negra en papel blanco con nombre y dirección de remitente en el sobre.

Smart Communications/PADOC
Mumia Abu-Jamal (#AM-8335) @ SCI Mahanoy
P.O. Box 33028
St. Petersburg, FL 33733

Muere el Arzobispo Desmond Tutu

Desmond Tutu

Hola, buenas tardes a todxs.

Al saber de la muerte del arzobispo Desmond Tutu, recordamos que durante muchos años él apoyó a Mumia. La primera vez que lo iba a visitar, estaba horrorizado al verlo llevado a la visita en grilletes y puso el grito en el cielo para que todo el mundo supiera de esta grave injusticia. No se hizo la visita hasta que los oficiales de la prisión le quitaron los grilletes, y desde entonces Mumia recibe visitas sin cadenas.

Mumia, en sus escritos, también ha citado al arzobispo Tutu:

El 6 de agosto de 2014, por ejemplo, en una columna en contra del Estado de apartheid de Israel, dice: “Al hablar de su visita a Palestina, el arzobispo anglicano de Sudáfrica, Desmond Tutu, dijo: ‘Me he sentido profundamente angustiado durante mi visita a la Tierra Santa…Me recuerda mucho lo que nos pasó a nosotros, los Negros de Sudáfrica. He visto las humillaciones de los palestinos en los retenes y cierres de carreteras, donde sufren como nosotros sufrimos, cuando jóvenes oficiales blancos impidieron nuestra libertad de circulación’.

¡FREE MUMIA!

Homage to Kuwasi Balagoon by David Gilbert

KuwasiBalagoon

On the 75th anniversary of the birth of New Afrikan anarchist Kuwasi Balagoon, December 22, 1946, let’s reflect on these words of recently liberated David Gilbert in his honor, published by Kersplepedeb.  Both were arrested after a 1981 Brinks expropriation and spent time together in prison. A member of the Black Panther Party and Black Liberation Army, Kuwasi Balagoon  participated in the liberation of Assata Shakur, helped other combatants escape, and faced charges for 90 actions.  He died on December 13, 1986. David Gilbert wrote about him two days later.  https://kersplebedeb.com/posts/kuwasi-4/

Homenaje a Kuwasi Balagoon

En el aniversario 75 del nacimiento del Anarquista Nuevo Afrikano Kuwasi Balagoon, 22 de diciembre de 1946, reflexionemos en estas palabras del recién liberado David Gilbert en su honor, publicados por Kersplepedeb. Los dos fueron detenidos después de la expropiación de un camión Brinks y pasaron tiempo en prisión juntos. Integrante del Partido Pantera Negro (BPP) y el Ejército de Liberación Negra (BLA), Kuwasi Balagoon participó en la liberación de Assata Shakur, ayudó escapar a otros combatientes, y fue acusado de 90 acciones. Murió el 13 de diciembre de 1986. David Gilbert escribió sobre él dos días después.

Recordando al intrépido guerrillero Kuwasi Balagoon

KuwasiBalagoonNew AfrikanAnarchist

Por Carolina Saldaña

A los 75 años de su nacimiento, el 22 de diciembre de 1946, la memoria del Anarquista Nuevo Africano Kuwasi Balagoon es una inspiración para muchos  activistas que están en las calles hoy en día. Después de luchar en el Movimiento de Liberación Negra en las comunidades negras de Estados Unidos durante décadas, Kuwasi cayó preso, y durante los últimos años de su vida siguió fomentando resistencia en prisión. ¿Cómo ocurrió esto?

El 20 de octubre de 1981, una fallida expropiación de un vehículo blindado Brinks en Nyack, Nueva York resultó en la muerte de dos policías y un guardia y una larga serie de detenciones.  En un estudio sobre el Ejército de Liberación Negra (BLA), el Profesor de Estudios Africano-Americanos, Akinyele Omowale Umoja, dice que el 5 de noviembre de 1981, el BLA  envió un comunicado que reivindicaba el intento de expropiación realizado por la Revolucionaria Fuerza de Tarea Armada (RATF),  una alianza estratégica de guerrilleros negros, luchadores por la libertad, y anti-imperialistas norteamericanas (blancos) bajo el liderazgo del BLA.

Según Umoja, la alianza incluía nacionalistas revolucionarios, musulmanes, anarquistas y comunistas bajo el liderazgo Nuevo Africano. Ésta se formó como una respuesta al aumento en los actos de violencia de supremacía blanca y las actividades del Ku Klux Klan a finales de los ’70 y principios de ’80 en Estados Unidos. “La RATF creía que este aumento estaba relacionada con el poder de los élites financieros y políticos derechistas y pro-fascistas. A través de las expropiaciones a las instituciones capitalistas, la RATF esperaba juntar suficiente dinero para apoyar un movimiento de resistencia…y establecer unidades de auto-defensa e instituciones culturales, educativas y de salud en las comunidades negras en todas partes de Estados Unidos”.

Una Fuerza de Tarea Anti-Terrorista (JTTF) formada por el gobierno para investigar a las actividades del BLA dijo que el robo del 20 de octubre era uno de varios realizados por el BLA y sus aliados blancos entre 1976 y 1981, precisamente el periodo cuando el FBI había dicho que el BLA ya no existía.

La investigación del JTTF resultó en tres juicios:

El primero fue un proceso estatal contra Kuwasi Balagoon, Kathy Boudin, Judy Clark y David Gilbert, detenidos el 20 de octubre y acusados de asesinato y robo armado.

Siguieron dos procesos federales en los que los esfuerzos para criminalizar a los acusados no pudieron haber sido más descarados. Por la primera vez, compañeros y compañeras que habían sido revolucionarios durante muchos años fueron acusados de conspiración bajo la Ley RICO (Organizaciones Corruptas Influenciadas por Negocios Ilegales), originalmente aplicada a la Mafia y otras organizaciones criminales.

Las acciones relacionadas con la liberación de Assata Shakur y con asistencia a fugitivos todos fueron incluidas en estos casos. Los acusados incluyeron Bilal Sunni Ali, Jamal Joseph, Chui Fergusen, Fulani Sunni Ali, y la ciudadana italiana Silvia Baraldini, todos detenidos en los meses siguientes, más la anti-imperialista  Marilyn Buck, capturada en1985 y el Dr. Mutulu Shakur en ‘86. También acusada era Nehanda Abiodun, quien evitó captura y recibió  asilo político en Cuba en 1994; ahí vivió hasta su muerte el 30 de enero de 2019.  El Dr. Shakur sigue en prisión hasta la fecha donde actualmente sufre de cáncer y COVID 19.

Kuwasi Balagoon participó en la liberación de Assata Shakur, según consta Russell Maroon Shoatz en su libro autobiográfica Maroon el Implacable, pero no fue enjuiciado por esa exitosa acción liberadora.

En un ensayo titulado “The Brinks Trial” (El juicio Brinks), publicado en Kuwasi Balagoon: A Soldier’s Story (La historia de un soldado), Kersplebedeb Publishing, 2003, J. Sakai cuenta la historia de la expropiación: Un vehículo blindado fue desmovilizado con un escopetazo contra el parabrisas en el Centro Comercial Nanuet cerca de Nyack, NY. Un guardia fue herido a muerte y los guerrilleros salieron con $1.6 millones de dólares. Pero en una balacera en un reten, cuatro personas fueron detenidos y el dinero perdido. Dos policías fueron heridos de muerte por los revolucionarios que se escaparon.

En la feroz cacería que ocurrió inmediatamente después, la policía persiguió a balazos el coche de dos hombres negros por las calles de Queens, NY. En la balacera Mtayari Shaka Sundiata fue herido de muerte y Sekou Odinga fue capturado y torturado tan salvajemente que quedó hospitalizado durante tres meses; el compañero pasó 33 años en prisión antes de ser liberado el 25 de noviembre de 2014.

El juicio Brinks se realizó en un ambiente militar con los medios exigiendo venganza contra los “terroristas”. La presencia de varios equipos SWAT dio la impresión que “el público estaba en inminente peligro de un ataque ‘terrorista’”. Hubo poco apoyo para los acusados.

Dice Sakai que Kuwasi Balagoon y Sekou Odinga querían enfrentar los cargos juntos como ex Panteras Negras y guerrilleros en una guerra de liberación. Sin embargo, para confundir la cuestión de la resistencia Nueva Afrikana, el Estado los separó y obligó a cada uno a ser enjuiciado con uno o más de los anti-imperialistas.

En su juicio, Kuwasi Balagoon dijo: “Soy prisionero de guerra…No reconozco la legitimidad de esta corte. Está claro que he estado en el Movimiento de Liberación Negra toda mi vida de adulto y que he sido combatiente en una guerra para liberar a la gente Nueva Afrikana de su yugo”.

David Gilbert, en una entrevista con la asociación anarquista francesa L’APA dijo: “Judy Clark y yo tomamos la postura de anti-imperialistas, combatiendo en solidaridad con la lucha por la liberación negra. Reconocimos que el imperialismo de Estados Unidos era un sistema criminal y anti-humano, y no aceptaríamos la legitimidad de sus cortes”.

En una larga declaración sobre la historia de la violencia colonial contra los descendientes de esclavos africanos en Estados Unidos, incluyendo específicos asesinatos cometidos por la policía de Nueva York y varios linchamientos en Atlanta y en los pueblos de Misisipi y Alabama, Kuwasi dijo que “el trabajo y talento nuevo afrikano” sigue siendo “la fuente más grande de super-explotación” para el imperialismo estadounidense, “que obtiene recursos y ganancias de todas partes del mundo bajo su dominación”.

Dijo: “Ya me cansé de andar en los pueblos y ciudades divididas en secciones donde las casas son más grandes y mejor mantenidas en una sección que en la otra, donde la policía protege una sección y aterroriza la otra, la sección con mejores condiciones de vida siempre blanca y la sección que más se parece al infierno no-blanca”.

Defendió la visión de la nación de Nueva Afrika, diciendo: “Tenemos el derecho a vivir bajo nuestros términos en tierra nuestra y gobernarnos nosotros mismos, libres de las fuerzas de ocupación como la policía y guardia nacional…”

Kuwasi habló un poco sobre su historia como organizador para ganar vivienda adecuada y con los Panteras Negras. Mencionó que sus 90 detenciones por delitos agravados siempre eran por motivos políticos excepto uno. Sobre el incidente Brinks, dijo que en todas las revoluciones ocurren expropiaciones donde los que no tienen nada procuran fondos de los que tienen todo”.

David Gilbert confirmó que la acción del 20 de octubre era una expropiación: “Eso significa tomar el dinero de aquellos que acumulan fortunas explotando a la gente y usarlo para financiar la resistencia. Toda revolución ha tenido que usar la expropiación como método de financiamiento. No vas a obtener donaciones precisamente de la fundación Ford o Rockefeller. Esta expropiación en particular estaba bajo el liderazgo del BLA en alianza con revolucionarios blancos”.

Con respecto a las muertes del guardia y los policías, David Gilbert dijo: “Bueno, a mí me gustaría que hubiera una manera de derrotar al imperialismo sin dolor y sin derramamiento de sangre…, pero el propósito de una expropiación no es hacer daño o castigar a policías o guardias. El objetivo es escaparse tan rápido y limpiamente como sea posible con los fondos para la revuelta. El cuento de los combatientes deleitándose de estar disparando al guardia de Brinks es pura creación propagandística. En privado, los analistas del FBI saben e incluso afirman que la práctica del BLA no consiste en salir disparando sino en tratar de desarmar a los guardias. Los únicos disparos que realizaron los revolucionarios aquel día fueron en respuesta a una clara amenaza de muerte. La gente ha sido condicionada a ser sensible a ciertos tipos de muertes y no a otros. Cuando un policía es asesinado nos bombardean con las imágenes de una tragedia humana. Pero los disparos de policías a gente del tercer mundo (ocasionalmente blancos pobres) son sucesos del día a día, casi siempre tratados como algo rutinario y aceptable”.

En su declaración al final del juicio, Kuwasi Balagoon respondió a algo de la difamación de la lucha: “El BLA es una organización que ha reivindicado asesinatos planeados. Hay numerosos incidentes en los cuales hemos enviado comunicados a los medios, los cuales no los difunden porque tienen sus órdenes de no hacerlo. Estas emboscadas siempre han sido en represalia por actos terroristas contra la gente negra o gente del Tercer Mundo…Nunca hemos asesinado a un guardia o cajero como parte de un plan”.

Kuwasi Balagoon murió en prisión de SIDA el 13 de diciembre de 1986.

Sundiata Acoli, encarcelado desde el 2 de mayo de 1973, ahora con cáncer y COVID 19,  escribió de él:

Kuwasi Balagoon era un revolucionario, un rebelde, un poeta. Era fiel a su vocación. Una vez que pisó el camino revolucionario, siguió en él durante toda su vida, dando una pelea justa, manteniéndose en buena forma, escribiendo poesía y ayudando a las camaradas en apuros sin pensarlo dos veces, costara lo que costara. Era un rebelde natural. No aguantaba la autoridad, especialmente la autoridad ilegítima.  Tenía corazón de pistolero y puso sus herramientas al servicio de la gente negra durante toda su vida. Si han leído su poema “Soy un hombre salvaje”, lo conocen, porque lo describe perfectamente. Era salvaje. Lo sabía. Lo sabíamos. Y lo queríamos por eso porque era su naturaleza…y la naturaleza de los tiempos a finales de los ’60, cuando a los Negros nos hacían falta hombres salvajes…y todavía nos hacen falta. Pero ahora se fue y el ritmo continúa. Y los que lo conocíamos sólo podemos elogiarlo y escudriñar el horizonte, preguntándonos cuánto tiempo pasará antes de que aparezca otro gigante como él.

Alfbert ‘Nuh’ Washington, quien murió en prisión en el año 2000, escribió de él:

…la historia de Kuwasi era una de lucha, lucha constante, un soldado de primera línea que siempre estaba ahí. Nunca deberíamos olvidar que después de liberarse de prisión, él fue capturado intentando liberar a otro compañero, y después se liberó de nuevo. Su postura en su juicio era la de luchador por la libertad, y cada día de su vida él pensaba en liberarse y pelear contra la opresión. No era un sociópata sanguinario, sino un ser humano cariñoso y comprensivo que sabía que la resistencia armada al terrorismo racista es un legítimo modo de lucha. Kuwasi era buen soldado y un buen camarada. Lo vamos a extrañar.

Ashanti Alston escribió de él:

Kuwasi Balagoon. 1946 a 1986. La esencia del forajido lumpen de la calle, rompedor de leyes, manipulador de leyes, eliminador de leyes…Un forajido en búsqueda de ser el actor político más efectivo para su pueblo y para la destrucción de Babilón.  Su mera constitución era libertad. Su formación personal de forajido le dijo: “No puedo aceptar ninguna ley que no esté en armonía con mi verdadero ser”…Se conocía por su audacia que no era nada tonta sino que representaba el tipo de espíritu que no se puede restringir ––el tipo que guiaba la audacia intelectual de Huey, la audacia literaria de Eldridge, la audacia rompe-roles de Assata, la audacia bisexual de ¿quién? ––¡del mismo Kuwasi!…Me acuerdo que cuando yo estaba en prisión supe a través de la red de comunicaciones vudú desde Kuwasi y otros que si necesitábamos ayuda en saltar a los muros, que les avisáramos. Lo hicimos. Eso era Kuwasi…’Me arriesgo, luego existo’. Aunque en aquel momento no tenía sentido para mí que él también era ‘el anarquista’, lo entiendo perfectamente ahora. Cuando la estructura del Partido Pantera Negra no podía contener su espíritu, el estilo anárquico del BLA sí podía…Kuwasi vivió su vida, su corta vida,  en sus propios términos, los términos del forajido, desde lo personal a lo político. Estaba en solidaridad con quienquiera él elegía, amaba a quienquiera él deseaba, peleaba en cualquier terreno donde se encontraba, que fuera en las calles o en las prisiones….Nos dejó un legado rico en acciones y palabras… que desafiaban la realidad dominante que frenaba a la humanidad y que desafiaban el pensamiento revolucionario dominante cuando esto nos frenaba. Esto fue el sentido de su bandolerismo político, su libre estilo de vida, su eterno amor por la humanidad lumpen. Es más grande ahora que nunca. Con orgullo, todas y todos  –el Negro y la Negra/los Nuevo Afrikanos, la juventud, los queer, los forajidos, las comunidades, el otro y la otra – podemos reclamar parte de él para motivarnos a luchar,  para que cada parte se multiplique. ¡Ja! Probablemente nos invitaría a juntarnos colectivamente para darle un GOLPE MORTAL al enemigo infernal contra la VIDA.

Información actualizada tomada del libro Agosto Negro: Presas y presos políticos en pie de lucha, compilado por su servidora Carolina Saldaña y publicado en complicidad con  SubVersiones en diciembre de 2016. Para descargar o leer en línea, ver https://subversiones.org/PDFs/agostonegro.pdf

Los Donativos de Sabo

Mumia & Pam

por Mumi Abu-Jamal

Dedicado a Pam Africa

Pregunta: ¿Cómo se llama a un juez que recibe dinero de los promotores de sólo un lado de un caso?

Respuesta: En Filadelfia se llama “Su señóría”.

Me refiero al notorio juez Albert Sabo, ya difunto, quien no solo dictó más sentencias de muerte que cualquier otro juez en el estado de Pensilvania, sino también era un miembro vitalicio de la Orden Fraternal de Policía (FOP).

Sabo, mi juez de primera instancia y mi juez posterior al juicio, estuvo tan abiertamente sesgado que un periódico local llevaba un titular de color amarillo brillante, realmente vivo, que decía, “Sabo tiene que ir”.  

Pero Sabo era solo uno de muchos. La cuestión es, ¿por qué no es una violación del debido proceso de ley el recibo de donativos por un juez para cumplir órdenes de alguien? Porque los jueces hacen las reglas. Punto.

En los juicios, ellos escogen los abogados e integrantes del jurado y deciden cuales testigos van a aparecer y cuales no. La sala de tribunal es su feudo. Si alguien niega esto, solo considera el caso de Kyle Rittenhouse. El acusado fue tratado como si fuera el nieto del juez. ¿Cuándo es la última vez que han visto un juez prohibir la palabra “víctima”? El juez desestimó los cargos como si dejara caer una moneda sobre un juego de dados en la esquina de  la calle.

Esto no se trata de un juez, tampoco de un caso. Se trata de un sistema. ¡Cambiémos al maldito sistema!

Desde la nación encarcelada, soy Mumia Abu-Jamal. Para Pam Africa. Gracias a todas y todos.

14 de diciembre de 2021
—(c)’21 maj
Audio grabado por Prison Radio
https://www.prisonradio.org/commentary/sabos-donations/
Circulación por Fatirah Litestar01@aol.com
Traducción Amig@s de Mumia en México.

 

***

Escribe una carta a Mumia con letra negra en papel blanco con nombre y dirección de remitente en el sobre.

 

Smart Communications/PADOC
Mumia Abu-Jamal (#AM-8335) @ SCI Mahanoy
P.O. Box 33028
St. Petersburg