Un rayito de esperanza en el caso de Mumia—TAL VEZ

Hola saludos a todos en estos días del Solsticio, Luna llena,  Navidad, Kwanzaa y Hanukkah.

Nos informa Betsey Piette que el 7 de diciembre el juez Leon Tucker del Tribunal de Causas Comunes en Filadelfia ordenó que los abogados de Mumia Abu-Jamal y los de la Fiscalía de Filadelfia presentaran dentro de diez días nuevos datos. Le interesan pruebas  sobre la posible violación del Código Judicial de Conducta de Pensilvania por parte del ex magistrado de la Suprema Corte del estado de Pensilvania, Ronald Castille.  El Código requiere recusación de un magistrado si existe indicio de prejuicio o falta de parcialidad.

Aunque se había dicho que no habría nueva información presentada después del 3 de diciembre, es importante que Tucker ahora pide opiniones de los dos lados sobre cómo este Código de Conducta se aplica en la apelación de Mumia y sobre cómo se relaciona con el precedente determinado por la Suprema Corte de Estados Unidos en el caso Williams vs Pensilvania.  (Recordemos que el joven Terrance Williams fue condenado a muerte por haber asesinado a un hombre que lo violó durante muchos años. En el año 2016, la Suprema Corte de Estados Unidos encontró que el ex Fiscal Ronald Castille  ocultó  los abusos del niño, y una década después, como Juez de la Suprema Corte de Pensilvania, se negó a recusarse en una audiencia sobre el caso.  Por lo contrario, Castille escuchó el testimonio, y rechazó las apelaciones de Williams. La Suprema Corte dictaminó que cualquier persona razonable podría concluir que él tuvo involucramiento personal en la indebida condena de Williams.)

El asunto del posible prejuicio judicial tiene que ver con el papel de Castille en casos capitales, no solo cuando él estaba en la Fiscalía de Filadelfia (Sub-Fiscal de Filadelfia –  1971 – 1985; Fiscal de Filadelfia –   1986 – 1991), sino durante su candidatura y en su comportamiento como magistrado de la Suprema Corte de Pensilvania (1994 – 2014).

Hasta la fecha no sabemos si se ha presentado nuevos datos, pero desde hace tiempo nos hemos enterado de varias pruebas de los prejuicios de Castille.

El nombramiento de Castille como “El Hombre del Año” de la Orden Fraternal de Policía (FOP) en 1986 es tal vez el ejemplo más claro de su colaboración cercana con la policía organizada que siempre ha buscado la muerte de Mumia Abu-Jamal. Luego en 1994, Castille fue elegido como el candidato de “la ley y el orden” a la Suprema Corte de Pensilvania con los votos de 36,000 policías de la FOP.

Además, una carta del ex Fiscal Castille, escrito el 15 de junio de 1990, insta al entonces Gobernador Robert Casey a promulgar órdenes de ejecución en los casos capitales en Filadelfia al final del proceso de apelaciones. Dice Castille: “Le insto a enviar un mensaje claro y dramático a todos los ‘asesinos de policías’ que la pena de muerte realmente significa algo”. Aunque el nombre de Mumia no se menciona debido a una apelación que él tenía en la Suprema Corte de Estados Unidos, en aquel momento hubo tres supuestos “asesinos de policías” en el pasillo de la muerte en Pensilvania. Mumia Abu-Jamal era el más conocido de ellos. Esta carta claramente señala el prejuicio de Castille en promover su muerte.

También ha surgido evidencia del apoyo del Fiscal Castille para la aprobación de la campaña del senador del estado de Pensilvania Mike Fisher sobre la promulgación de leyes que pudieran restringir las apelaciones de condenas de muerte en el estado. Un informe enviado a Fisher incluyó el nombre de Mumia Abu-Jamal.

In 1996 Mumia apeló su sentencia de muerte y pidió que el juez Castille se recusara del caso debido a su relación con la FOP y su defensa de la mala conducta del Estado.

Castille respondió, diciendo que él no actuaba solo, que la FOP también había apoyado a otros cuatro jueces de la Suprema Corte. Pero durante su campaña por ser juez de la Suprema Corte, cuatro de sus empleados juraron que Castille fue activamente involucrado en casos relacionados con la pena de muerte, particularmente “casos de alto perfil”, de los cuales el caso de Mumia Abu-Jamal era número uno.

¿El juez Tucker tiene interés genuino en averiguar el sesgo de Castille en los casos capitales que involucran asesinatos de policías? o ¿Sólo pretende cubrir todas las bases para asegurar que no se puede apelar su decisión final? Esto ya lo veremos.

En cualquier caso, habrá manifestaciones afuera de la Fiscalía de Filadelfia a las 4 pm el día después de la decisión de Tucker.

¡OnaMOVE!  Carolina Saldaña por Amig@s de Mumia en México.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s