Safiya, Leona de Liberación, ¡Presente!

Por Mumia Abu-Jamal (2003)

‘Las guerreras de Dahomey [actualmente Benin] no eran un ejemplo aislado del valor femenino de combate en África. Se conocieron regimientos conformados exclusivamente de mujeres en muchas partes de África, desde Sudán hasta Zimbabwe, y también en África Occidental y  Angola. Un integrante de la expedición de Vasco de Gama por la Costa de África Occidental reportó que él  había visto legiones de alrededor de 6,000 mujeres soldados en África Occidental unos 300 años antes de que las Amazonas de Dahomey existieran.  Y bajo el liderazgo de la formidable Reina  Zhinga Mbande Ngola, las mujeres del Reino de Ngola en Angola pelearon bien contra los portugueses’.
— Robert B. Edgerton, ‘Warrior Women: The Amazons of Dahomey and the Nature of War’ (2000), p. 140.

Ella sólo había vivido un poco más de medio siglo cuando su gran y poderoso corazón le falló.  Siempre joven a la edad de 53, con un espíritu eterno de amor y valor, la hermana Safiya Asya Bukhari se ha reunido con sus antepasados.

Ella era muchas cosas para muchas personas: hija, madre, abuela; maestra, proponente de la disciplina, soldado y camarada; ex Pantera Negra, ex combatiente en el Ejército de Liberación Negra (BLA), pensadora,  mujer que siempre decía la verdad, activista and organizadora. Estas cosas representan parte de lo que ella hizo en su corta, pero extraordinaria vida. Aunque son significativas, sin duda, no llegan a explicar quién era en realidad.

Para muchos, especialmente para muchos de los soldados desconocidos de varios movimientos que quedan tras las rejas, ella era línea de vida.  Sabían que ella haría todo lo necesario para defenderlos o conseguir su libertad. Sabían que su gran y cariñoso corazón negro no los abandonaría en el cautiverio. Ella trabajaba incansablemente para los presos políticos negros como “los 3 de Nueva York”, como Mutulu Shakur y otros cuyos nombres  sean sólo memorias lejanas. Ella misma era ex presa política que pasó casi una década en las mazmorras del estado de Virginia, incluso varios años en el corredor de la muerte. Cuando no recibió la atención médica que sabía que merecía, ella se fugó para buscar un tratamiento que podría salvarle la vida. Pero al igual que su abuela espiritual, Harriet Tubman, la libertad no era solo para ella misma. Trabajaba muy duro por la liberación de su querido pueblo negro.

Sin embargo, lo que puede sorprender a muchas personas era su orientación política inicial.  Ella vino de una familia profundamente religiosa y (aunque detestaría la palabra) conservadora. Como integrante de una hermandad femenina burguesa, ella llegó a Harlem para estudiar las necesidades de los negros pobres. Pensó que eran pobres porque eran demasiado flojos para trabajar. Lo que vió en Harlem ––la pobreza y desesperanza de la gente—la radicalizó y la llevó a las puertas del Partido Pantera Negra. La joven conservadora se volvió revolucionaria. Y nunca, nunca se detuvo…

En ese espíritu, comparto con ustedes las palabras de Safiya Buhkari sobre lo que ella aprendió de las crudas experiencias de la vida:

“El trabajo duro y meticuloso de convertirnos en seres nuevos, de amarnos y amar a nuestro pueblo y trabajar juntos para crea una nueva realidad – ésta es la primera revolución, la revolución interna”.

“Empiezo a entender lo que cantaban los ancianos: ‘La carrera no se gana por el corredor más veloz o más fuerte, sino a el que perdura hasta el final’ y lo que significa la fábula, ‘La liebre y la tortuga’. Algunos dicen que son revolucionarios, integrantes de una u otra organización, alardeando que ‘Yo era uno de los primeros Panteras’, o ‘Yo era Pantera’… pero solamente salen para una gran celebración. Viven de su gloria anterior pero no entienden que no importa lo que eran antes, sino lo que hacen ahora. Corrieron rápido en una carrera corta, usaron todos sus recursos y luego se cansaron y se rindieron. Tal vez tardamos en hacer las cosas de una manera difícil, lenta y metódica, construyendo un movimiento paso a paso, cuadra por cuadra, pero al hacerlo así, construimos cimientos fuertes que puedan aguantar el paso del tiempo y los ataques del enemigo”.  [Fr. S.A. Bukhari, “Reflections, Musings and Political Opinions”] (unpubl. mss.) (1997)]

A ustedes les digo que ella era una verdadera revolucionaria – paciente, constante, disciplinada y decidida.

Safiya era una revolucionaria motivada por grandes sentimientos de amor, como el internacionalista cubano ‘Che’ Guevara.

Es una lástima que haya dejado esta vida tan pronto, pero lo cierto es que ella vivió su vida con la libertad en el visor de su rifle. Era guerrera. ¡Una inspiración para todas y todos nosotros!

Para recordarla, ¡hagan realidad su sueño!

Soy Mumia Abu-Jamal desde el corredor de la muerte.

28 de agosto de 2003

Derechos reservados Mumia Abu-Jamal

Producido por Noelle Hanrahan de Prison Radio

 

También chequen este video de Safiya Bukhari circulado el 3 de abril de 2020  por Anne Lamb del Movimiento Jericó, quien dice: “Hoy es el cumpleaños de nuestra hermana guerrera Safiya Bukhari. ¡Un ser humano realmente asombroso! Ella fue y es una inspiración para todxs nosotrxs. Este es un video de Safiya hablando el 20 de marzo de 1998, una semana antes de la marcha Jericho98 en D.C.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s