Frances Goldin: Activista por la vivienda, mujer radical y agente literaria

por Mumia Abu-Jamal

¿Quién conoce el nombre Frances Goldin? O tal vez una mejor pregunta sería ¿quién no lo conoce?

Ella vivió una vida larga y colorida en apoyo a la gente pobre y desposeída, y casi empezó una carrera política, pero afortunadamente esto no ocurrió. Se postuló para el Senado del estado de Nueva York en 1951 por parte del Partido Laborista  Estadounidense. ¡Y adivinen quién encabezó la plantilla! Ni más ni menos que W.E.B. DuBois. El Partido Laborista no ganó pero esto no detuvo el activismo de Frances.

A finales de los años 50, ella y varios colegas formaron el Comité de Cooper Square para luchar por el bien de los residentes del Lower East Side en la ciudad de Nueva York. ¿Luchar contra qué? El planificador urbano ampliamente reconocido, Robert Moses, estaba por arrasar con los hogares de 2,400 de los inquilinos más pobres de la ciudad para construir departamentos para la clase media que podría pagar más dinero.

Frances y otros integrantes del Comité, incluyendo Thelma Burdick y Walter Savage, libraron larguísimas  batallas contra el gobierno, y más de ¡50 años después! abrieron y reabrieron viviendas en el  Lower East Side donde habían mantenido departamentos de alquiler controlado durante todo  ese periodo. Vendieron los departamentos a los inquilinos por cientos de dólares. Hace varios años abrieron más hogares por ahí en un edificio que lleva el nombre de Frances Goldin.

Frances, una radical, amaba los libros, especialmente los libros radicales. En 1977, ella puso en práctica este amor al fundar la Agencia Literaria Frances Goldin, un hogar para los libros radicales y sus autores.

La mujer que quería cambiar el mundo abrió el mundo a libros que podrían cambiar la manera de pensar de la gente: ficción, no-ficción, poesía y más.  Libro por libro, autor por autor, ella construyó la agencia que prospera hasta la fecha.

Sus clientes se convirtieron en sus amigas y amigos.  Me acuerdo que hace varios años, BooK TV hizo una fiesta literaria para lanzar una novela escrita por Barbara Kinsolver titulada The Poisonwood Bible. El espació de la recepción se llenó hasta el borde con mujeres que amaban su trabajo y la amaban a ella. Cuando abrieron una sesión de preguntas y respuestas, me impresionó el tono. Pudo haber sido una iglesia porque la vibra era reverencial. Me acuerdo de haber visto a Frances en primera fila, radiante como una querubín, mientras su amiga contestó las preguntas.

Otra memoria de Frances. Hace mediados o finales de la primera década de los 2000s, estuve en el Corredor de la Muerte y escuché un golpecito en la puerta de mi celda.

Miré y allí estaba ella en el bloque de celdas del Corredor de la Muerte. Me quedé atónito. Sin palabras. Estupefacto.  Es que tal cosa nunca había sucedido antes.  Pero Frances Goldin hizo que las cosas sucedieran.

Frances, siendo Frances, caminó por el pasillo, platicando con los otros hombres. Luego salió al llamado jardín. Unos pocos minutos después, regresó a la puerta de mi celda, con lágrimas corriendo de sus ojos. Antes de que yo pudiera hacerle una pregunta estúpida, ella espetó: “¡Esas, esas, esas jaulas! ¡Ni siquiera son habitables para perros!”

Quise abrazarla, consolarla, callar sus sollozos, pero la puerta entre nosotros no me lo permitió. Me sentí extrañamente avergonzado, como un hombre pobre cuando alguien más observa su choza, su pobreza.

Para mí, esas jaulas, de alrededor de 5.6 metros cuadrados de alambrado nunca volvieron a verse igual. Antes, eran espacios para jugar rebote, hacer lagartijas, o correr, pero quedaron manchadas con las lágrimas de Frances.

Frances era más que una mujer radical o una exitosa agente literaria o una formidable activista por la vivienda. Para sus dos hijas, Sally y Reeni, ella era Mamá. Y su amor y lucha para ellas era feroz.

Nacida en 1924 en el seno de una familia de refugiados judíos de Rusia, Frances solía presumir alegremente de su herencia genética de campesinos rusos. Ella creció en Queens y Harlem en Nueva York y conoció el anti-semitismo en la forma de piedras y ladrillos aventados contra las ventanas de su familia en Queens.

Ella era hija igual que madre del movimiento. Me atrevo decir que era mujer de color, de una manera solo posible para Frances. ¿El color? Púrpura, por supuesto. Sus ojos, de un color violeta brillante, reflejaron su espíritu, inteligencia, humor, pasiones y  compasión.

Esos genes de campesina la llevaron a vivir 96 primaveras. Y esa pequeña mujer enseño a generaciones enteras el poder de un gran y poderoso corazón para transformar el mundo.

Frances Goldin.  1924-2020. Presente.

Desde la nación encarcelada soy  Mumia, su amigo y su cliente, Mumia Abu-Jamal.

—(c)’20maj
19 de mayo de 2020
Audio grabado por Noelle Hanrahan, http://www.prisonradio.org
Transcripción y circulación por Fatirah Litestar01@aol.com
Traducción Amig@s de Mumia en México

Cómo me afecta el COVID-19

Por Mumia Abu-Jamal en una plática con Noelle Hanrahan de Prison Radio

 MUMIA: No vemos mucho porque estamos encerrados 23 horas y 15 minutos cada día. Es decir, todo el mundo en las prisiones del estado de Pensilvania vive  bajo el decreto de urgencia del 13 ¿o 15? de marzo. Desde entonces hemos estado encerrados. Tenemos 45 minutos diariamente afuera de las celdas. Podría ser en la mañana, tarde o noche, pero en esos 45 minutos, te puedes bañar, llamar a un amigo o familiar, conectarte en el kiosko, o limpiar tu celda.

Aparte de esto, estás encerrado en tu celda. Todos los presos en el estado entero de Pensilvania están en ‘el hoyo’ ahora. Así fue en el pasillo de la muerte.  Así fue en ‘el hoyo’. Así es ahora, en nombre de la salud.

Hemos escuchado que hay gente enferma, la mayoría en la prisión Phoenix cerca de la ciudad de Filadelfia. Ha habido otros brotes, pero no ha habido mucha cobertura de ellos.

¿Y las cárceles de los condados? Parece que hay más gente enferma ahí. Claro, son las más cercanas a las comunidades. Ya sabes, hay gente que entra y sale. Hablo del personal de las cárceles, los voluntarios, las visitas, sea quien sea.

Pero lo que ahora pasa en las cárceles de los condados llegará a las prisiones estatales. Sólo es cuestión de tiempo.

Creo que el encarcelamiento masivo ha sido – y odio decirlo, pero lo creo—normalizado. Es decir, para todos los fines y propósitos, ¿a quién le vale un carajo?

Y aunque a tu familia y tus seres queridos le importa, el llamado ciudadano promedio estadounidense ahora encerrado en su casa encuentra esta situación intolerable. ¡Indignante!  Se está volviendo loco.

Pero como sabes en Pensilvania y también Nueva York bajo la locura de las leyes anti-droga de Rockefeller, y en todas partes del país, hemos tenido gente encerrada en las prisiones durante años. En Pensilvania, durante décadas.  Maroon Shoatz y otros han estado encerrados en el confinamiento solitario durante décadas.

Entonces, ya sabes, ahora la gente  está recibiendo una prueba de esto;  aunque es más relajada, distinta, es una prueba, porque no puedes salir de tu casa cuando quieras. No puedes salir. Estás encerrado.

Y para ser sincero, está más seguro así.

Lo que hemos visto es que la gente estalla.  Y a no ser que me confunda,  espero que me equivoque, pero tengo un presentimiento que  vamos a tener una segunda ola de la crisis en este país.

Está comprobado que ya es el país con la cantidad más alta de muertes relacionadas con COVID 19, por eso pienso que  vamos a ver una dura realidad  con cantidades aún más altas.

Y las cantidades se multiplican. Alrededor de 2000 cada día. Desde 1300 hasta 2500 diarios. Y van aumentando. En las últimas semanas, hemos saltado de cientos de muertes hasta decenas de miles.

NOELLE: ¿Cómo te hace sentir esto? Aunque un virus no discrimina, ahora hemos visto que sí discrimina.

MUMIA: Es porque sigue las realidades económicas del sistema en el que opera. Es decir, la gente que está en contacto con el público – choferes de autobuses, enfermeras, médicos, policías, bomberos—muchos de ellos, especialmente en las ciudades grandes, son Negros y Puertorriqueños. Están en la calle para dar de comer a sus familias, apoyar a sus familias, y están en contacto. Muchos de ellos y ellas tienen poca protección.

Esencialmente los tratan como…ya sabes, les dicen trabajadores esenciales, pero reciben el trato de todos los demás trabajadores: Salgan a trabajar y cállense.

NOELLE: Son como trabajadores desechables.

MUMIA: Sí. Para ser realmente honesto, el llamarlos trabajadores esenciales es mentira. Es como describir una prisión como un instituto de correcciones. Tú sabes y yo sé que hacen poca corrección aquí. Solo maltratan a las personas y las hacen peores.

Los llamados trabajadores y trabajadoras esenciales son hombres y mujeres desechables.  Son del pueblo. Y mientras los noticieros empiezan a reportar un poco de la realidad, nos informan que 60 por ciento de las personas que están muriendo en Nueva York son Negros y Latinos.

Has visto que en otras partes de Estados Unidos, las partes más blancas, están diciendo “Ándale, déjanos salir, nosotros no somos como ellos”.

Pero estamos viendo que en realidad las y los trabajadores ‘esenciales’ son desechables para el sistema económico y político.

Imagen: Emory Douglas

—(c)’20maj
8 de mayo de 2020
Audio grabado por Noelle Hanrahan, http://www.prisonradio.org
Transcripción y circulación por Fatirah Litestar01@aol.com
Traducción Amig@s de Mumia en México

El 13 de mayo: Resumen de dos eventos

MOVE se conmemora el 13 mayo

Resumen de dos eventos, por Carolina Saldaña

El 13 de mayo de 2020 fue la primera conmemoración del bombardeo e incendio de la casa de MOVE desde que los 9 de MOVE salieron de prisión.

En un día de entrevistas por Radio WURD en Filadelfia y una Mesa de Discusión en la tarde-noche, un tema de discusión fue la más reciente disculpa del ex alcalde de la ciudad, Wilson Goode, por las muertes de los once integrantes de MOVE que se encontraron en la casa de la calle Osage. Goode dijo que la decisión de la Policía de echar una bomba sobre la casa fue “indefensible”. Acepta responsabilidad por el ataque y pide perdón por las acciones temerarias de la policía aunque él “no sabía nada de su específico plan de acción.” También sugiere que la Ciudad de Filadelfia haga una apología formal por el bombardeo.

La versión de Goode es distinta a la explicación publicada en el Philadelphia Tribune hace un año por el abogado Michael Coard, uno de los activistas, profesores, analistas, reporteros y policías entrevistados en WURD Radio.

“Como me dijo el señor Bowser, mi mentor y autor del libro que cuenta todo, Let The Bunker Burn (Qué Arda el Bunker) , cinco de los líderes negros con más influencia en la ciudad se reunieron en la casa del Alcalde antes del amanecer el día 13 de mayo como respuesta a su invitación y su aviso de que ‘Voy a moverme contra la casa de MOVE…hoy por la mañana’…Mientras los cinco líderes vieron por televisión el inicio del ataque estilo militar con disparos preliminares y gases lacrimógenos, dos de ellos instaron repetidamente al Alcalde que desistiera”.

La respuesta de Ramona, Pam, Janine, Janet, Eddie, Carlos, Consuwella y Raymond Africa a la disculpa de Wilson Goode fue contundente: No tiene la más mínima importancia. Es sólo un encubrimiento para que él se vea como una buena persona. Nunca volveremos a ver a nuestros hijos, hijas y compañeros.

“Nuestros hijos e hijas nunca van a regresar”, dice Janine Africa, al hablar de su hijo Little Phil; la hija de Janet –Delicia–, el hijo de Sue –Tomasso–; y las hijas de Consuwella –Netta y Tree Tree.”En lugar de disculparse, que nos dejen en paz para poder seguir con nuestro trabajo  de proteger al medioambiente, los animales y la gente. No odiamos a nadie, ni siquiera a la policía. Simplemente luchamos por lo justo”. Sigue leyendo

EN MEMORIA DEL 13 DE MAYO

Por Mumia Abu-Jamal

En cuestión de horas, el calendario anunciará el 13 de Mayo, marcando el año 35 desde la masacre que ocurrió en el Día de las Madres, 1985, cuando la policía dotada con armas militares bombardeó la casa en el Suroeste  de Filadelfia conocida por los vecinos como “la casa de MOVE”.

En las ardientes brasas del desastre, once hombres, mujeres, niñas y niños se encontraron muertos: las y los mártires de la Organización MOVE. La única persona enjuiciada por supuestos crímenes fue Ramona Africa, quien por poco evitó morir en la casa. Con sus brazos permanentemente  marcados con cicatrices de sus quemaduras, ella escapó de la casa para luego entrar en prisión durante siete años.

¿Y los bombarderos? ¿Los policías? Ellos recibieron aumentos salariales, promociones y pensiones por haber bombardeado a un hogar y quemado más de 60 casas alrededor. Sigue leyendo

Proyección virtual para conmemorar acto de guerra contra MOVE

Para conmemorar el acto de guerra perpetrado contra la organización MOVE el 13 de mayo de 1985, les invitamos a una proyección virtual  del documental MOVE mañana miércoles a las 8 pm  en el espacio FB de Mumia Libre y la página FB Amigos de Mumia Mexico.

MOVE, 2003, 55 min. Directores Ryan McKenna y Ben Garry. Cohort Media: Filadelfia. Un documental narrado por el historiador Howard Zinn sobre la organización MOVE, su fundación a principios de los ’70 por John África, sus actividades anti-sistémicas, los dos actos de guerra urbana contra la organización en 1978 y 1985, y sus presos y presas políticas que tienen 40 años tras las rejas.

Y si prefieren verlo en casa o en otro espació, el documental MOVE  subtitulado en español aparece en el YouTube como La historia de MOVE  “35 años en movimiento”

https://www.youtube.com/watch?v=KregIt7Y4As

DESASTRE TRAS DESASTRE

Por Mumia Abu-Jamal

En cuestión de semanas, el coronavirus, conocido como COVID-19, se ha cobrado la vida de más de 75,000 personas en los Estados Unidos de América, la cifra más alta del mundo.

¿La respuesta del gobierno federal? No se preocupen. Esto terminará pronto. ¡Manos a la obra!

Los hombres y mujeres que trabajan en el servicio público, como médicos, enfermeras, ayudantes, conductores de autobuses y otros trabajadores de transporte están bien representados entre los enfermos y muertos, y ahora otros trabajadores son invitados a unirse al club.

Se les pide a las personas que sacrifiquen sus vidas para salvar el sistema económico porque el dinero vale más que la gente.

Estamos viendo un desastre desplegarse ante nuestros ojos. Y parece que cada día se pone peor.

Desde la nación encarcelada soy Mumia Abu-Jamal.

Imagen: del preso políticoTom Manning, qué descanse en libertad.

—(c)’20maj
8 de mayo de 2020
Audio grabado por Noelle Hanrahan, www.prisonradio.org
Texto circulado por Fatirah Litestar01@aol.com
Traducción Amig@s de Mumia en México

 

 

 

 

¡Justicia por el bombardeo a MOVE!

Hola, saludos a todxs.

Aun cuando nos alegra muchísimo que lxs 9 de MOVE estén libres, todavía no hay justicia por el bombardeo de la casa de MOVE el 13 de mayo de 1985 que resultó en la muerte de 11 personas, incluyendo 5 niñas y niños.

Sintonícense al programa que tendrán en Filadelfia este miércoles a las 5 pm CDT para escuchar las voces de MOVE y algunas personas invitadas.

Habrá livestream en FB e Instagram.

Y despúes del programa haremos una proyección virtual aquí en México del documental MOVE, narrado por Howard Zinn.

¡OnaMOVE!

Mumia escribe sobre su madre

Hola! Buenos días! En el Día de las Madres, les comparto las siguientes líneas que Mumia escribió sobre su madre, acompañada con otra bellísima imagen hecha por nuestra querida compañera Colibrí.

“Pensé que ella viviría para siempre, que esta mujer que me llevaba a mí, igual que a mis hermanos y a mi hermana, nunca conocería la muerte.

Durante más de treinta años, ella fumó cigarrillos, Pall Malls y Marlboros, pero aun así pensé que viviría para siempre.

Cuando murió de enfisema mientras yo estaba en la prisión, fue como un rayo al alma. Nunca durante toda mi existencia hubo un momento en que ella no estuviera presente.

De pronto, un día frío de febrero, ella exhaló el último suspiro. Su dulce presencia y sus consejos sabios se fueron para siempre.”