“Mumia Abu-Jamal está a un paso de la libertad”,  dice Maureen Faulkner

 

 

Buenos días a todas y todos, Va esta carta alentadora escrita por Noelle Hanrahan de Prison Radio sobre la situación de Mumia.

Saludos y abrazos,   carolina

Estimado amigo o amiga,

Desde el momento que Mumia empezó a usar un micrófono y una pluma a la edad de 14, el notoriamente racista Departamento de Policía de Filadelfia buscó silenciarlo. Según los archivos del FBI, el Escuadrón Rojo de la Unidad de Desobediencia Civil del Departamento de Policía de Filadelfia lo vigilaba y el Jefe de Policía Frank Rizzo lo acosaba, dando su nombre al FBI para ponerlo en el “Índice de Seguridad.”

¡Mumia estaba reportando sobre eventos comunitarios y mítines y escribiendo para el periódico del Partido Pantera Negra cuando era adolescente!

Durante las audiencia de PCRA en 1995, 13 años después de su cuestionable condena por asesinato, un reportero del NY Times escuchó a un policía de Filadelfia decir afuera del juzgado. “Deberíamos  haberlo ejecutado aquella noche”.

Eran policías de Filadelfia los que dispararon a Mumia.  Los policías de Filadelfia lo golpearon brutalmente en la escena del crimen, en la patrulla y en la entrada de la sala de urgencias del hospital Jefferson.

Joe McGill, el abogado de la Fiscalía en el caso de Mumia, y  Ed Rendell, el Fiscal en aquel momento, trabajaron cercanamente con la policía para incriminar y condenar a Mumia del asesinato del policía Daniel Faulkner el 9 de diciembre de 1981.

En 2020, una nueva audiencia en el Tribunal de Causas Comunes en Filadelfia podría ser y debería ser libre de prejuicios o sesgos. Todo el mundo sabe que el juez en el juicio de Mumia en 1981-1982 era un racista sin remedio.   Un juez que ahora forma parte del Tribunal de Causas Comunes comentó que Albert Sabo era “el juez más racista y sexista que jamás había conocido”.

Información que ha sido suprimida durante décadas ahora podría estar disponible por primera vez en un nuevo juicio. Se pregunta:

• ¿McGill permitió que el taxista con una licencia suspendida siguiera conduciendo? Las fotos de la escena del crimen del Philadelphia Bulletin demuestran que el automóvil del taxista no estaba en el lugar que él había indicado.

• ¿Joe McGill eliminó ilegalmente candidatos negros del jurado debido a su raza?

• ¿Joe McGill rastreó y arregló los casos pendientes de otros testigos claves?

• ¿La Fiscalía retuvo y ocultó importante información del equipo de defensa de Mumia  durante más de 37 años?

• ¿Dijo el juez Albert Sabo “Voy a ayudarles a freír al _____” delante del juez Richard Klein y la secretaria de la corte Terry Maurer Carter?

• ¿Alfonso Giordano, comandante de la policía de Filadelfia y el oficial de más alto rango en la escena del asesinato del oficial Faulkner el 9 de diciembre de 1981, declaró falsamente que Mumia confesó mientras lo golpeaba en la camioneta de la policía? Cabe señalar que en aquel momento, Giordano estaba bajo escrutinio federal por operar apuestas, extorsiones y pagos ilegales y, por lo tanto, no fue utilizado como testigo de juicio. Testificó en las audiencias previas al juicio, pero no estuvo “disponible” durante el juicio. Se jubiló con sueldo completo el día que Mumia fue declarado culpable. Poco después se declaró culpable de evasión de impuestos por haber recibido sobornos del juego ilegal en la División Este. Unos 29 agentes fueron encontrados culpables sólo en ese escándalo.

.  Joe McGill, el fiscal en el juicio original, con Maureen Faulkner, viuda de Daniel Faulkner, en un desayuno en la Logia 5 de la Orden Fraternal de la Policía (FOP) el 4 de octubre de 2019. En un nuevo juicio, McGill tendrá que hablar de la larga política de eliminar ilegalmente a candidatos negros del jurado. (Ver las grabaciones de McMahan).

Hace unos meses pude hablar con Maureen Faulkner. Le pregunté qué pensaba que iba a pasar en el caso de Mumia. Ella contestó:Hay que ir al sitio de Prison Radio y escuchar lo que dicen. La abogada de Mumia realmente piensa que ellos tienen una buena posibilidad.”   

Maureen hizo una pausa y continuó hablando. Tuvo que reconocer la realidad:   “Estamos en un mal momento.  No hay mucho que podemos hacer…Tenemos que pelear para mantener a  Mumia en prisión tanto tiempo como sea posible.”

     Por fin las cosas cambian. La justicia es palpable.

Mientras Maureen Faulkner, viuda de Daniel Faulkner, se ha presentado como la cara de la oposición en los últimos procedimientos judiciales, los verdaderos jugadores detrás de escena son los miembros de la Orden Fraternal de la Policía. Y están preocupados. El sindicato de la policía en Filadelfia, formado por 6500 miembros, tiene mucho interés propio en derrocar a Larry Krasner, el nuevo Fiscal que tiene mucha popularidad y  una agenda contra la corrupción.

Esta nueva audiencia de PCRA debe evaluar la evidencia en las seis cajas previamente no reveladas del Almacén 1, que Larry Krasner encontró y entregó a la defensa después de asumir el cargo. Maureen Faulkner trató de intervenir y conseguir la eliminación de Krasner del caso. Pero la semana pasada, su solicitud fue denegada.

  10-4-19 FOP mitin en apoyo a Maureen. John “Jack” O’Neil, Esq, el  abogado del  IBEW Sindicato de Electricistas,  ofrece asesorarla.  Fue candidato contra Krasner y salió en el sexto lugar en la elección.  Tomen nota que en Filadelfia los “sindicatos” comparten con la FOP una historia notoriamente racista.  Con facilidad el lema del IBEW y la Logia 5  de la FOP podría ser “Proteger los empleos de las personas blancas de clase media alta”.   Tomen nota también que Krasner busca acabar con la clave del problema del encarcelamiento masivo: “las horas extraordinarias de la policía” acumuladas a través de detenciones injustas en las comunidades pobres. (Vean el escándalo del Distrito 39 y otros).

Adelantemos a octubre de 2019. “Mumia Abu-Jamal está a un paso de la libertad”,  anunció Maureen Faulkner en una conferencia de prensa afuera de la Fiscalía de Filadefia que se encuentra en 3 Penn Square.

Las cosas están cambiando. La organización comunitaria logró la elección del progresista Fiscal Larry Krasner, quien está dispuesto a requerir que la policía y ex fiscales rindan cuentas.  Han pasado 37 años y estamos más cercanos a la justicia de lo que hemos estado desde la audiencia de PCRA en 1995. Los procesos en las cortes son lentos pero no hay paso atrás. Estamos en camino a la libertad.  Ustedes han ayudado lograrla paso a paso. Gracias.

Recordemos que la policía en Filadelfia ha sido racista y corrupta durante décadas. Tiene mucho que perder si Mumia gana, porque cuando Mumia gana, todas las personas que luchan por la dignidad y libertad negra también van ganando.

                            Jefa Interina de Policía en Filadelfia, Christine Coulter

Que no haya malentendidos sobre el nivel del racismo en la policía en Filadelfia. En esta foto la nueva Jefa Interina de  Policía,  Christine Coulter lleva una playera del Departamento de Policía de Los Angeles que se burla de la golpiza propinada a  Rodney King en 1991.  “LAPD ‘Te tratamos como un King’”. Ella no renuncio cuando esta foto apareció en público.

John McNesby, Presidente de la Logia 5 de la FOP, ha invertido mucho en continuar con el poder brutal que la policía ha ejercido hasta la fecha. En un evento en la Logia el abril pasado, dijo: “Krasner penaliza a los policías en lugar de mantener segura la ciudad…Tenemos tantos oficiales en la lista de los que no se deben llamar, que podríamos invadir a Cuba”.  Estaba haciendo eco de lo dicho hace años por el ex Alcalde y ex Jefe de Policía Frank Rizzo: “Podríamos invadir a Cuba y ganar”. La lista que McNesby menciona incluye agentes designados por la Fiscalía como no disponibles a dar testimonio en un proceso porque han sido nombrados anteriormente como “testi-mentirosos o han sido formalmente acusados de crímenes.

Los escándalos sobre la corrupción policiaca salen en los titulares del Philadelphia Inquirer cada semana.  Esta semana otro hombre africano-americano fue exonerado después de comprobar la falsificación de evidencia por la policía. El regreso de Willie Veasey con su familia después de 27 años de cautiverio fue el décimo caso de este tipo este año.

Mumia Abu-Jamal seguirá a Willie Veasey del encarcelamiento, pero solo porque miles de ustedes lo han defendido y tienen un compromiso para luchar por justicia para él. Todavía tenemos mucho trabajo que hacer para lograr que la justicia se haga y que Mumia regrese a casa.

Súmense a esta lucha. Es hora de moverse hacia la justicia y libertad y llevar a Mumia a casa.

¡Cuando luchamos, ganamos!

Noelle Hanrahan, P.I.
Prison Radio

Traducción al español: Carolina Saldaña

Contacto para hacer un donativo: prisonradio@gmail.com

Trent: Caminata a la Libertad

Por Mumia Abu-Jamal

 Su nombre formal es Larry Trent Roberts, pero casi todo el mundo le llama “Trent”.

A partir de 2007, la mayoría de las personas que lo conocían eran presos en el estado de Pensilvania donde Trent enfrentaba una sentencia de cadena perpetua. Había sido condenado por el asesinato en 2005 de Duwan “Wubb” Stern, quien estaba sentado en su coche en el cruce de las calles 20 y Swatara streets en la ciudad de Harrisburg.

En 2017, el juez del condado Scott A. Evans declaró que evidencia exculpatoria había sido ocultada del abogado defensor de Trent, y ordenó un nuevo juicio.

A principios de septiembre 2019, el juicio se llevó a cabo durante seis días; el jurado deliberó brevemente y emitió un veredicto de “no culpable”.

En la sala del juzgado, su madre, familiares y amistades lloraron de alegría  al saber de su exoneración.

Después de pasar 13 años en prisión, Trent salió del juzgado para regresar con su familia.

Afuera del tribunal en Harrisburg, Trent le dijo a un reportero: “No hay nada peor que ser inocente en prisión”.

Desde la nación encarcelada, soy Mumia Abu-Jamal.

—(c)’19maj
28 de septiembre de 2019
Audio grabado por Noelle Hanrahan, http://www.prisonradio.org
Texto circulado por Fatirah Litestar01@aol.com
Traducción Amig@s de Mumia, México

¡A ACABAR CON EL CASTIGO COLECTIVO!

 

¡A ACABAR CON EL CASTIGO COLECTIVO!
Mumia Abu-Jamal y Bryant Arroyo presentan quejas.
Desde Prison Radio, Noelle Hanrahan escribe:

 

Querido amigo o amiga,

Tratar a la gente con dignidad y respeto es el mejor programa de reducción de la violencia

No hay una cortina de hierro entre la Constitución y las cárceles de este país“.

”Wolff vs. McDonnell, 418 U.S. 539, 555–56 (1974).  Magistrado White

El Departamento de Correcciones de Pensilvania ha adoptado el castigo colectivo como la “solución” para los problemas de violencia dentro de sus cárceles.

Según informes enviados por presos, el castigo colectivo se utiliza cada vez más en todas partes del estado. Bajo la pretensión de su nueva “Iniciativa para Reducir Violencia” el Departamento de Correcciones de Pensilvania (PA DOC) ha estado castigando a todos los internos  “asociados entre sí” o a los que viven en el mismo pasillo si  hay una pelea o si alguien es acusado de un acto violento.

La gerente de la prisión Frackville,  K. Brittian, respondió a una queja presentada por Bryant Arroyo de esta manera: “… Gerente o Personas Designadas [tienen autorización a] …utilizar lockdowns para responder a  incidentes críticos…desórdenes, amenazas a la seguridad o la inhabilidad para mantener el control disciplinado de  los internos”.

Este motivo para denegar la queja de Bryant pierde de vista el propósito de la queja, al ondear  “la seguridad” como bandera roja para ocultar la acción inconstitucional de castigar a alguien por algo que no hizo.  Esta no es la norma de “alguna” evidencia; es la norma de NINGUNA EVIDENCIA. Además, las sanciones van más allá de reimponer el orden y confinar a la gente. Los objetos específicos de las sanciones son individuos inocentes; éstas se aplican después del lockdown e intensifican, sin permitir el debido proceso de ley, la presentación de reclamaciones, visitas, o correos, los cuales son derechos cruciales para tener acceso a los tribunales y a otras protecciones constitucionales.

Después de un incidente violento, cualquier recluso o muchos reclusos (que a menudo tienen poco conocimiento del incidente en cuestión) pueden perder llamadas telefónicas, el comisariato básico (necesario), tiempo de recreo y jardín, acceso a la biblioteca jurídica, correo, trabajo y más.

El castigo colectivo es inmoral. Es inconstitucional y peligroso y no funciona. Es una herramienta en un régimen represivo para lograr el acatamiento. Es inhumano y brutal.

Como un tubo fascista en la caja de herramientas de los guardias de la prisión, el castigo colectivo ofrece a los guardias y oficiales de la prisión la potestad institucional de decisión ilimitada sin rendir cuentas para la ejecución selectiva con enfoque a prisioneros específicos.

La industria policiaca está respaldando este programa, lo que significa que pronto lo veremos no sólo donde ya ha comenzado en Washington, Maryland, Mississippi y Pensilvania, sino en todo el país, si no respondemos.

Si alguien en el pasillo de Bryant Arroyo o  Mumia Abu-Jamal golpea a alguien,  se puede encerrar todas las personas en el pasillo. Esto ocurrió  hace poco, e irónicamente, los golpeadores recibieron  algo parecido al “debido proceso”: pudieron lamentar sus acciones durante dos días en “el hoyo” (una celda de aislamiento). Pero a Mumia y Bryant no pudieron hacer esto. No se les permitió desafiar el castigo colectivo dado a todo el bloque. Esta amenaza se cierne sobre cada persona en estas cárceles, todos los días.

La historia se ha mostrado que con frecuencia las autoridades carcelarias buscan castigar los abogados autodidactas, líderes comunitarios y personas que hablan claro y promueven la organización.

Nuestros corresponsales son los más vulnerables ante estas políticas represivas. El corresponsal de Prison Radio, Bryant Arroyo, comparte con nosotros cómo es vivir en estas condiciones:

“Todos los días estoy en un estado de inminente lockdown. Estamos ansiosos todo el tiempo. El estado de ánimo es muy tenso y se ha vuelto peligroso tanto para los reclusos como para el personal por igual … Ha llegado al punto en que si ves que una pelea podría estallar, agarras tu toalla y te diriges a la ducha porque no sabes cuándo será tu próxima oportunidad”.

Los guardias habían revisado todas las cosas en su habitación durante el último encierro, debido a una pelea de la que ni siquiera era consciente.

Como hemos llegado a esperar, estos mismos valientes hombres y mujeres en prisión están tomando la delantera al exponer estas prácticas inconstitucionales.

Además de hablar con nosotros y organizarse en sus pasillos, Mumia Abu-Jamal y Bryant Arroyo han presentado quejas. Mumia presentó una después de ser sometido a un lockdown por eventos de los cuales no tenía conocimiento alguno: Argumentó que el castigo colectivo es inconstitucional por su “naturaleza inherente” como una violación de las enmiendas 8 y 14”. Dice el escrito: “El castigo colectivo es un anatema para la ley estadounidense, ya que es un proceso gubernamental que castiga a otros que no han participado en el evento que dio lugar a dicha acción gubernamental. El PA DOC no puede instituir una política basada en una teoría o práctica inconstitucional. Punto”.

La [octava] enmienda debe extraer su significado de los estándares cambiantes de la decencia que marcan el progreso de una sociedad madura”. Presidente del Tribunal Supremo Earl Warren. Trop vs. Dulles, 356 U.S. 86 (1958)

El alivio solicitado es conceder mi reclamo legítimo, aboliendo esta política disfuncional, colectivamente punitiva, oficialmente opresiva e inconstitucional que afectó directamente a los reclusos realmente inocentes al aplicar mal y de manera amplia y arbitraria / caprichosa la política a todos.”                         —Bryant Arroyo, corresponsal de Prison en la prisión SCI Frackville PA.

El mes pasado después de que presentó su queja, la cuenta del comisariato de Bryant Arroyo a través de JPAY fue bloqueada. Ya no pudo obtener estampillas para enviarnos copias de su investigación. Si ustedes pueden, les pedimos que le envíe un MoneyGram. Tiene un contrato con el PA DOC y puede recibir fondos de esta manera.  Bryant Arroyo Inmate number CU1126. PA DOC code 3209.  JPAY también aceptará un giro postal para Bryant a nombre de JPAY con su nombre y número en la línea de memo.  JPAY 717 Market St. Ste 423 Lemoyne, PA 17043-1581.

También, cuando Prison Radio envió copias de las quejas a otros internos que también estaban preparando quejas, los censores de la prisión rechazaron el correo, diciendo que la copia en papel de la queja era la “propiedad personal” del preso  que no se podía compartir.  Hay que difundir ampliamente esta información para poder apelar inmediatamente y efectivamente estas decisiones. Estamos para presentar una queja sobre el bloqueo de la práctica de copiar y enviar documentos a otros internos.

Podemos y debemos apoyar a la gente adentro  cuando defienden sus derechos.
Gracias por acompañarnos. ¡Cuando luchamos ganamos!
When we fight, we win!

Noelle Hanrahan, P.I.
Prison Radio

P.D. ¿Mencioné que podríamos usar sus donativos? Ya no estamos operando con gasolina, sólo con vapores y tenemos que seguir adelante.  Por favor consideren apoyar el trabajo de Prison Radio hoy mismo.  Si ya lo han hecho,  gracias.

P.P.D. Éste es un mensaje de Jamil Pirant–

“Ms.Noelle, how r u? Recibi algunas tarjetas postales  firmadas por la gente. Esto me abrió mucho el corazón. Luego leí unas líneas de mi poema….Me sentí como poeta lol. Muchísimas gracias por todo porque me da energía para seguir luchando. Cada vez que ustedes se manifiestan, entiendo mejor que el amor por la liberación está vivo.  Muchas gracias por las tarjetas. Significan mucho para mí. ¡Estoy agradecido!”

 

Sigue leyendo

Big Pharma: Gran Capital Sin Culpa

Por Mumia Abu-Jamal

 Últimamente  se habla de arreglos en un sin fin de causas civiles contra las grandes empresas farmacéuticas, la fuente de productos opioides como  OxyContin, por ejemplo, que ha dejado diez mil personas sujetas a la adicción.

De la misma manera, estos productos han provocado decenas de miles de muertes, de hasta 70,000 personas cada año, según algunos informes.

Ningún  hombre o mujer en el pabellón de la muerte es acusado de algo remotamente parecido.

Y ningún ejecutivo corporativo, sea cual sea su responsabilidad jurídica,  sufre un destino remotamente parecido a la vida en el pabellón. Sigue leyendo

Selfies por la libertad de Delbert Africa

Delbert Africa de la Organización MOVE ha estado en prisión durante 41 años y este año tiene una importante audiencia para ganar la libertad condicional.

¿Qué puedes hacer para apoyar su libertad? Haz un selfie con tu foto y un letrero que dice “YO APOYO LIBERTAD CONDICIONAL PARA DELBERT AFRICA”. O si lo quieres decir en inglés, puedes decir “I SUPPORT PAROLE FOR DELBERT AFRICA”.

#letdelbertafricago

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Nueva evidencia cambia la acción del juego: Un nuevo juicio está en el horizonte

La libertad está ahora a la vista. La recién descubierta evidencia, suprimida durante décadas, puede ser la clave del alivio para Mumia Abu-Jamal.

Joe McGill y Ed Rendell, el Fiscal en su juicio y el jefe de la Fiscalía, respectivamente,  manipularon la evidencia e incriminaron a Mumia Abu-Jamal de homicidio en primer grado en su juicio en 1982.

Seis cajas de archivos nunca divulgados con la etiqueta “Mumia Abu-Jamal” fueron encontradas en un almacén de muebles por el nuevo Fiscal de Filadelfia, Larry Krasner, el diciembre pasado. Las cajas contenían las siguientes pruebas exculpatorias tipo “Brady”*:

-La carta de un testigo que exigía su dinero.
-Varios memos enviados a Joe McGill y recibidos por él con respecto a los casos abiertos de una testigo importante.
-Varias notas escritas a mano en los archivos originales con respecto a la raza de los miembros del jurado.

Ahora sabemos que durante 37 años, los abogados de la Fiscalía mintieron de manera activa. Limpiaron escrupulosamente cada documento producido en las apelaciones  durante años. Es un cliché casi predecible: evidencia “perdida” en un almacén durante 37 años por acaparadores malos y distraídos.

Que quede bien claro. Esta evidencia hubiera impugnado los únicos “testigos” en el juicio que identificaron a Mumia Abu-Jamal como el hombre que disparó al policía Daniel Faulkner el 9 de diciembre de 1981. Sigue leyendo

Áttica Somos Todos

Hoy 9 de septiembre en el aniversario 48 de la rebelión en la prisión Áttica en Nueva York y su desalmada represión, recomendamos este documental producido por FREEDOM ARCHIVES, Attica is All of Us que pueden ver en https://freedomarchives.org/attica-means-fight-back/

Aquí abajo la traducción del documental por su servidora

Voz de Frank “Big Black” Smith: Cuando hablamos de la revolución, pensamos en un cambio porque somos seres humanos y nos tienen que tratar como seres humanos.

Elliot “L. D.” Barkley: Somos hombres. No somos bestias, y no vamos a dejar que nos golpeen o nos sometan.

Voz de la abogada Elizabeth Fink:  Si ponen a personas en estas condiciones, se van a rebelar. Es lo que Áttica nos enseña.

Voz de L.D. Barkley: Lo que pasa aquí es el sonido y la furia de los oprimidos.

Llamamos a todos los ciudadanos de conciencia a ayudarnos a poner fin a esta situación que no sólo amenaza a nuestras vidas, sino a las de cada uno de ustedes. Hemos presentado demandas que nos llevarán más cercanos a la realidad de la desaparición de estas instituciones carcelarias que en nada sirven a la gente de América, sino a  esclavizar y explotar a la gente de América.

Voz en off: Uno de los helicópteros grandes del Ejército ha despegado. Se sabe que están cargados  de gases antimotines. No sabemos bien qué tipo de gases llevan. Ya vienen los helicópteros. Se dirigen hacia la prisión. Uno de los grandes helicópteros vuela sobre el muro y entra en la prisión.

Voz de Elizabeth Fink: El helicóptero lanzó los gases CN y CS.  En ese instante empezaron a disparar. Exactamente en ese momento. Eliminaron a la gente en las pasarelas. Acribillaron a todos.La gente estaba indefensa. Sigue leyendo