Invitación a evento solidario con la familia MOVE

MOVE - Remember Osage

Buenos días a todas y todos,

A los 36 años de la fecha del despótico bombardeo contra la casa colectiva de la organización MOVE el 13 de mayo de 1985 por el gobierno de la ciudad de Filadelfia, los ataques del Estado contra MOVE no se detienen.

Les invitamos a la proyección virtual de un excelente documental para honrar a las mujeres,  hombres, niñas y niños de MOVE, quienes han cometido el crimen imperdonable de vivir en harmonía con la naturaleza y proteger a todas las formas de vida. Respetamos y apreciamos a  las y los integrantes de la organización que nunca se rinden mientras siguen luchando en este planeta, y también a quienes han sido asesinados por el Estado con balas o fuego, o después de la muerte, utilizados en una  investigación médica neocolonial. Va nuestro apoyo total a las demandas de MOVE para reparaciones y justicia, incluyendo  la libertad inmediata de Mumia Abu-Jamal.

HOY jueves 13 de mayo a las 8 pm en la página FB de Amigos de Mumia México, estaremos rolando el documental Ramona Africa. Inside the Activist Studio, 2016, 136 minutos, NYC. En esta entrevista con la destacada vocera de la Organización MOVE, quien ahora se recupera de una larga enfermedad, ella cuenta sus primeras memorias personales de su comunidad en Filadelfia, de cómo conoció a MOVE, del primer acto de guerra en su contra el 8 de agosto de 1978, cuando 9 hombres y mujeres de la organización  fueron encarcelados, y de su experiencia de sobrevivir el bombardeo e incendio de la casa de MOVE el 13 de mayo de 1985, donde 11 personas fueron asesinados, entre ellas 5 niñas y niños.

Si prefieren proyectar el filme en un espacio comunitario, compartimos este enlace:  https://archive.org/details/ramona-africa-inside-act

En estos días también expresamos nuestra solidaridad con los actos internacional que se llevan a cabo en Filadelfia hoy 13 de mayo y  el sábado 15 de mayo.

¡OnaMOVE! ¡A Movernos!

MOVE: Un día de rembranzas

13 mayo evento MOVEScheduled speakers 13 mayo

Desde Filadelfia…

En el aniversario del bombardeo contra la Organización MOVE el 13 de mayo de 1985,

MOVE convoca a Un Día de Rembranzas para Honrar las Vidas Perdidas

Jueves 13 de mayo a las 5 pm (4 pm Mexico).

*Integrantes de MOVE y personas solidarias hablarán

*MARCHA al Parque Malcolm X

*Altar comunitario

*Estación de Historia Oral

¡OnaMOVE!  ¡A movernos!

Mumia escribe sobre su madre

Mumia-serious

La pérdida de una madre (Mother Loss)

Por Mumia Abu-Jamal, 1995

 Relativamente alta de estatura, con pómulos sobresalidos, hoyuelos como donas, y una tez el color de maíz, ella dejó su vida en el Sur por lo que en aquel entonces fue la tierra prometida, el Norte. Aunque vivió, amó, crió una familia y trabajó durante más de la mitad de su vida en el Norte, nunca perdió los acentos suaves y líricos de su lenguaje sureño. Palabras de una sílaba encontraban otra en su boca, subiendo con frecuencia en la segunda sílaba ––Keith se volvió “Ki-íth”, child (niño) se volvió “chai-íl”–– y su aguda, prolongada risa iluminó un cuarto como si fuera un día feriado.

Ella y sus hijos vivieron en los proyectos de vivienda pública (PJs por sus siglas en inglés); ni siquiera entendimos hasta muchos años después que habíamos crecido en la pobreza porque nuestra madre siempre procuró que todas nuestras necesidades estuvieran satisfechas.

Era una mujer amable que solía hablar bien de la mayoría de la gente, si es que hablaba, pero era una leona cuando alguien atacaba a uno de sus hijos. A principio de los años 60 cuando su hija se vio involucrada en una riña que hirvió fuera de control, ella partió un palo de escoba en dos, con un golpe abrió camino entre la gente de la cuadra hasta el lugar donde su hija se encontraba paralizada de terror, la agarró, y la llevó derechito a casa. No fue hasta que estaban a salvo dentro de la casa que descubrieron que alguien le había acuchillado en el camino. Tan poderoso era el amor por su hija que no se había fijado.

La fuerza del amor corría en ríos profundos a través de ella. Estoy convencido de que el amor maternal es la fundación de todos los amores que siguen. Es la relación amorosa primaria, la primera conocida por los seres humanos, y como tal, tiene una profunda influencia sobre todas las subsecuentes y secundarias relaciones en la vida. Es una relación de amor que se extiende más allá de la razón: tal vez por eso pensé que ella viviría para siempre, que esta mujer que me llevaba a mí, igual que a mi hermano y a mi hermana, nunca conocería la muerte.

Durante más de treinta años, ella fumó cigarrillos, Pall Malls ––que ella decía “pelmels”–– y Marlboros, pero aun así pensé que viviría para siempre. Cuando murió de enfisema mientras yo estaba en la prisión, fue como un rayo al alma. Nunca durante toda mi existencia hubo un momento donde ella no estuviera presente. De pronto, un día frío de febrero, exhaló el último suspiro. Su dulce presencia y sus consejos sabios se fueron para siempre.

Ver a tu madre morir mientras estás encarcelado; ver su imagen sin vida mientras estás sujetado a grilletes…

Derechos reservados MAJ

Texto escrito 1 de julio de 1995 y publicado en el libro y CD del mismo nombre, All Things Censored (Todo Censurado), editado por Noelle Hanrahan, en 1998

Circulación Sis Marpessa y Sis Fatirah

Traducción carolina

Noelle Hanrahan: ¡Mumia se ve fantástico!

Después de su cirugía cardíaca ¡Mumia se ve fantástico! Noelle Hanrahan reporta sobre su visita directa hoy.

(Nota del Jamal Journal: Habrá un reporte más detallado, pero Noelle quería enviar este breve informe al movimiento.) 

MAJ-5-7-21

(FOTO: Nota escrita a mano en libreta, 7/5/21 2pm, en la sala de visitas de la prisión SCI Mahanoy. Una versión escrita a máquina aparece al final del artículo.)

“Estoy aquí porque la gente estaba a mi lado.  Amo a todas y todos” dice Mumia Abu-Jamal a Noelle Hanrahan.

 Hace unos días Pam Africa me dijo que tenemos que “mantener nuestros ojos” sobre Mumia. 

Cuando entré en la cabina de visitas, Mumia dijo: “¡Vaya vaya! Te felicito por escalar esos muros, hermana!  ¿Cómo diablos entraste?”

Me encogí de hombros y pregunté: “¿Desde hace cuándo nos han detenido los muros?”  Chocamos las manos en un “high five” a través del vidrio. Luego le dije. “Sólo le pedí al guardia que checara para averiguar la visita directa aprobada por la Oficina del Superintendente ayer después de que saliste de la cuarentena”. Dijo Mumia, “Bien, empecemos a hablar y cuando él regrese, podemos cambiar de lugar”.  

Diez minutos después, la visita continua sin la barrera de plexiglas, ahora es visita directa. Después de un choque de codos y un abrazo, nos sentamos en una mesa en el área de visitas, ahora totalmente vacía.

Primero que nada, quiero decir que Mumia se ve fantástico. Tiene energía. Estaba sonriendo ampliamente debajo de su cubrebocas. Se reía y explicaba que ahora tiene otra posibilidad de vivir. Sonaba justamente como Tony el Tigre cuando él ruge: “¡Me siento genial!” 

Pude imaginar que el tener un corazón en buenas condiciones después de meses de sufrir la insuficiencia cardíaca congestiva podría  ayudarle a sentirse listo a afrontar su rehabilitación.  La enfermedad cardíaca se puede revertir, aunque lograr una dieta adecuada y ejercicio será un enorme desafío en una prisión conocida por sus encierros masivos y un encierro por Covid que duró más de un año.  

Una cicatriz larga y delgada extiende a su esternón. Es el resultado de  su doble derivación coronaria en una cirugía a corazón abierto hace unos pocos días. Es delgado con un peso de 93.8 kilos y una altura de 1.85 metros, y  ahora está en camino a la recuperación. Piensa que lo van a trasladar a población general muy pronto.

Mumia quiere que todo el mundo sepa que él estaba consciente de que el movimiento hizo posible que su condición se tomara en serio y que por fin recibiera un diagnóstico acertado. Afirma que si no fuera por el reflector luminoso y poderoso puesto en varias partes del mundo sobre las condiciones y falta de acceso a atención médica en las prisiones, tal vez él no hubiera sobrevivido.

Siempre empiezo el proceso de terminar una visita con esta pregunta a Mumia: ¿Qué es lo que quieres? La respuesta de Mumia: Quiero encontrar una manera de ganar y largarme de aquí.” 

–Texto del mensaje escrito a mano de Mumia a su gente:

Mis queridos amigos y amigas: ¡Las quiero, los quiero! ¡Gracias por estar en mi vida!

Me siento animado y levantado por su amor y fortaleza!

¡Hacia la libertad!

Con amor, Mumia 

 

Invitación a eventos solidarios con la familia MOVE

MOVE - Remember Osage

Buenos días a todas y todos,

Se acerca la fecha del despótico bombardeo contra la casa colectiva de la organización MOVE el 13 de mayo de 1985 por el gobierno de la ciudad de Filadelfia. Recientes informes en la prensa revelan que los ataques del Estado contra MOVE no se detienen, sino que durante 36 años han mostrado un nivel de depravación inimaginable  al usar los huesos de sus familiares como experimentos en la antropología forense.

Este mes les invitamos a la proyección virtual de dos excelentes documentales para honrar a las mujeres,  hombres, niñas y niños de MOVE, quienes han cometido el crimen imperdonable de vivir en harmonía con la naturaleza y proteger a todas las formas de vida. Respetamos y apreciamos a  las y los integrantes de la organización que nunca se rinden mientras siguen luchando en este planeta, y también a quienes han sido asesinados por el Estado con balas o fuego, o después de la muerte, utilizados en una  investigación médica neocolonial. Va nuestro apoyo total a las demandas de MOVE para reparaciones y justicia, incluyendo  la libertad inmediata de Mumia Abu-Jamal.

El domingo 9 de mayo a las 8 pm en la página FB de Amigos de Mumia México, estaremos rolando el documental MOVE de los directores Ryan McKenna y Ben Garry de Cohort Media, 2003, 55 minutos,  Filadelfia. Narrado por el estimado historiador Howard Zinn, el filme presenta la fundación de la Organización MOVE a principios de los ’70 por el coordinador  John África, sus actividades anti-sistémicas, los dos actos de guerra urbana contra la organización en 1978 y 1985, y sus presos y presas políticas que llevaron más de 40 años tras las rejas.  Si prefieren verlo en otro momento, el documental MOVE  subtitulado en español aparece en YouTube como La Historia de MOVE  “35 años en movimiento”. https://www.youtube.com/watch?v=KregIt7Y4As

El jueves 13 de mayo a las 8 pm en la página FB de Amigos de Mumia México, estaremos rolando el documental Ramona Africa. Inside the Activist Studio, 2016, 136 minutos, NYC. En esta entrevista con la destacada vocera de la Organización MOVE, quien ahora se recupera de una larga enfermedad, ella cuenta sus primeras memorias personales de su comunidad en Filadelfia, de cómo conoció a MOVE, del primer acto de guerra en su contra el 8 de agosto de 1978, cuando 9 hombres y mujeres de la organización  fueron encarcelados, y de su experiencia de sobrevivir el bombardeo e incendio de la casa de MOVE el 13 de mayo de 1985, donde 11 personas fueron asesinados, entre ellas 5 niñas y niños. Si prefieren proyectar el filme en un espacio comunitario, compartimos este enlace:  https://archive.org/details/ramona-africa-inside-act

En estos días también estaremos difundiendo información actualizada sobre de la situación de la familia MOVE y en particular, expresamos nuestra solidaridad con su acto internacional que se llevará a cabo en Filadelfia el sábado 15 de mayo.

¡OnaMOVE! ¡A Movernos!

Entrevista con Albert Woodfox

mumia hard truthAlbert Woodfox

Por Mumia Abu-Jamal

Mumia: Ustedes, los hermanos de Los 3 de Angola, pasaron una espantosa condena en el hoyo. ¿Cómo fue que el Estado justifico encerrarlos durante tanto tiempo?

 Albert: Pues, en el estado de Luisiana donde el poder del sistema carcelario es indiscutido, sin control, Herman, Robert y yo estábamos luchando para mantener nuestra dignidad, orgullo, autoestima y amor propio, y básicamente esto fue su justificación. Los directores nos vieron como una amenaza a lo que ellos consideraban la única función de la prisión. El infame director Burl Cain una vez me describió en una declaración jurada como “el hombre más peligroso en América”. Y desde que he salido de ahí me gustaría pensar que mis acciones le han dado razón.

Mumia: ¿Cómo aguantaron pasar 40 años en el hoyo?

Albert: ¡Ajá! Es la pregunta más difícil. Supongo porque teníamos una consciencia política  que vino de ser integrantes del Partido Pantera Negra. Y ya sabes, dicen que el conocimiento es poder.  Entendimos el propósito del confinamiento en solitario, o el aislamiento en una celda. Entonces durante esas décadas, mostramos fortaleza, determinación, valores y principios.  Y siempre  nos mantuvimos activos. También buscamos inspiración en las acciones de hombres, mujeres, niñas y niños en la sociedad que estaban luchando para hacer cambios en sus condiciones. Nunca permitimos que la cultura carcelaria nos diera ejemplos sobre cómo vivir nuestras vidas.

Mumia: ¿Qué les dio esperanza?

Albert: Ya sabes, mi maravillosa familia y varios espléndidos compañeros formaron la coalición internacional, Free The Angola 3. También tuvimos un excelente equipo de abogados. Pero más que nada, lo que me dio esperanza era la gente en la sociedad, en la lucha social que  se libraba, los sacrificios que hacían, el espíritu  indomable que nunca se quebrantó. Y una cosa en particular que me inspiró fue el desarrollo del movimiento Black Lives Matter. Creo que es un movimiento tremendo y me ha dado orgullo ver a todos los jóvenes hombres y mujeres actuando. De hecho, después de que salimos de prisión, antes de la pandemia cuando Robert y yo estábamos viajando juntos y hablando en eventos, siempre le dijimos al anfitrión que nos gustaría conocer algunos de los jóvenes de ese movimiento. Son algunas cosas que me daban esperanza: mucho amor de la humanidad, el espíritu indomable de la gente, y la lucha continua que se ha dado en la sociedad.

Albert: Mumia mi hermano, dado la preponderancia de las pruebas que te exoneran y la falta de pruebas en tu contra,  ¿Cómo se siente quedarte en prisión?

Mumia: Hermano Albert, en el espíritu de Los 3 de Angola, te saludo. ¿Sabes qué? Estoy pensando en los primeros días antes de que mi juicio empezara. Fue una audiencia previa al juicio. Yo había leído un libro sobre derecho que trataba de casos de la Suprema Corte de Estados Unidos. Seguramente en base a la Constitución ¿no?  Fui a la Biblioteca Jurídica, leí estos casos y escribí peticiones. Presenté una moción formal en un tribunal. De inmediato el tribunal rechazó mi moción. No me lo pude creer. Pero me hizo entender que el tribunal, ese tribunal que la mayoría de la gente conoce al tener un caso, no actúa de acuerdo con la Constitución o con dictámenes de la Suprema Corte. Hace lo que quiera hacer, porque no se trata de la ley. Se trata del poder. El mismo juez Sabo dijo más tarde, 15 años más tarde, que in mi caso “la justicia es solo un sentimiento emocional”. Cito a Malcolm X: “No se escandalicen cuando digo que estuve en prisión. Mientras se encuentren al sur de la frontera con Canadá, todos ustedes están en prisión. ¡Todo el poder al pueblo! ”

Albert: Mi hermano ¿Cuál fue tu pérdida personal más dolorosa?

Mumia: Las de mi madre y mi hija,  Edith y Samiyah. Tuve sueños de caminar con ellas en la libertad. Y por supuesto, con otros familiares, hermanos, hermanas, primos, cuñados (inaudible), Lydia, Jimmy. Viven en mi memoria y mi corazón.

Albert: Y  mi hermano, ¿Cuál es tu prioridad número uno cuando por fin te llegue la libertad?

Mumia: La misma de siempre: Servir a la gente y trabajar por su parte, trabajar por un mundo donde la Liberación Negra es una realidad, no simplemente palabras. Como dicen los Rastas:  La libertad es fundamental.

Gracias hermano Woodfox.

—(c)’21 maj

23 de abril de 2021

Audio grabado por Noelle Hanrahan, Prison Radio

https://www.prisonradio.org/media/audio/mumia-abu-jamal-sci-mahanoy/interview-albert-woodfox-606-mumia-abu-jamal

Circulación por Fatirah Litestar01@aol.com

Traducción Amig@s de Mumia en México

Para saber más de Albert Woodfox y Los 3 de Angola, vean mi artículo sobre Solitary en español con un breve resumen en inglés aquí:  https://elenemigocomun.net/2020/02/summary-review-of-solitary-by-albert-woodfox

También muy recomendable es mi reseña de la autobiografía de Robert King, From the Bottom of the Heap, que se encuentra en inglés y español aquí:

https://www.indybay.org/newsitems/2010/05/30/18649213.php

Saludos y abrazos,

carolina

MOVE responde a una agresión recién conocida

Penn protest Photo Gabriel Bryant

Por Carolina Saldaña

El miércoles 28 de abril, cientos de enfurecidos estudiantes y activistas se reunieron en un mitin afuera del Museo Penn para oponerse a la recién conocida profanación de los restos de dos niñas de la familia MOVE: Katricia (Tree) Africa y Delisha Africa. Luego marcharon a la casa de la Presidenta de la Universidad de Pensilvania, Amy Gutmann.

En las Noticias

Una semana antes, la información sobre la profanación fue divulgada en dos artículos publicados en el Philadelphia Inquirer y amplificada en un artículo publicado en The Guardian. Tree y Delisha Africa eran dos de las once personas asesinadas en el bombardeo la Organización  MOVE el 13 de mayo de 1985 y sus restos han sido utilizados por las universidades de Pensylvania y de Princeton en estudios antropólogos forenses sin el permiso de las familias quienes todavía lloran la pérdida de sus hijas.

Según el reportero Abu Alí y Muhammad, la presencia de los restos en el museo fue un secreto abierto que preocupaba algunos de los empleados,  quienes la consideraban una manifestación de la supremacía blanca. Cita al profesor Richard Kent Evans, quien dice en su libro MOVE, An American Religion, que “durante seis meses los cuerpos de la gente de MOVE…se pudrieron en una morgue”  en lugar de haber sido devueltos a sus familiares para una digna sepultura…

El profesor Alan Mann y la profesora Janet Monge han trabajado para la Universidad de Pensilvania y también para la Universidad de Princeton en el estado de Nueva Jersey a una distancia de 70 km de Filadelfia.  Llevaron los restos de las niñas de ida y vuelta varias veces como objetos de investigación en el transcurso de sus estudios forenses.

Janet Monge  ha mostrado los restos de Tree y Delisha en videos instructivos proyectados en un curso en  línea por Princeton denominado “Huesos Reales: Aventuras en la Antropología Forense” donde los videos estaban disponibles a casi 5,000 estudiantes en clases que acaban de empezar. En los videos, Monge levanta los huesos y comenta sobre ellos.  Ahora el curso ha sido cancelado pero los estudiantes inscritos pueden ver los videos.

Voceros para las dos instituciones ahora dicen que no saben cuál es el paradero de los restos.

Carolyn Rouse, la Directora del Departamento de Antropología de Princeton defiende las acciones de sus colegas. “Aquí no hay racismo. Fue una investigación forense y nadie vino a reclamar los restos”.

Según Abdul-Ali y Muhammad, el Museo Penn le debe reparaciones y una disculpa pública a la familia MOVE por haber guardado los restos a partir del bombardeo.

Una Conferencia de Prensa

Al enterarse de la cruel noticia, la Organización MOVE convocó una Conferencia de Prensa asistida por Janet, Janine, Consuwella, Eddie y Carlos Africa, y moderada por Pam Africa.

Tree era hija de Consuwella y Delisha era hija de Janet y Delbert Africa.

Al expresar su dolor y rabia en este momento un poco antes del aniversario 36 del bombardeo e incendio de la casa de MOVE en la Avenida Osage, Janine Africa dijo:

“Siento que estoy viviendo de nuevo el momento en 1985 cuando me dijeron que mi hijo estaba muerto. Ahora me entero que no sólo asesinaron a nuestros hijos e hijas. También han degradado sus restos. Es lo  más irrespetuoso y odioso posible. ¡Usar sus restos como experimentos!”

Durante la Conferencia de Prensa, una señora llegó para leer una disculpa por el trato dado a los restos y una promesa para entregar los restos a sus familiares, una disculpa recibida con extremo escepticismo por los integrantes de MOVE. ¿Por qué no se disculparon hace 36 años? ¿Y directamente con nosotros? preguntó Eddie Africa. “Ya dijimos que una disculpa no significa nada para nosotros”, dijo Janet Africa. “¿Y cómo sabemos que nos van a dar los restos correctos?”   “A nosotros no nos interesa tratos con saqueadores de tumbas”, dijo Pam Africa. “Pero el Estado nos debe mucho y puede hacer algo: Liberar a Mumia Abu-Jamal” En esto todos coincidieron.

Al final de la Conferencia, Mike Africa, hijo, anunció una acción afuera del Museo Penn el 28 de abril, organizda con compañerxs de la Black Philly Radical Collective. Habló de sus experiencias como niño de haber jugado con Tree y Delicia cuando todos sus padres y madres estaban en prisión y destacó la importancia de denunciar al Museo Penn y las Universidades de Pensilvania y de Princeton.

Dijo: “No pude imaginar en mi peor pesadilla que el gobierno echaría una bomba sobre nosotros y mataría a mis hermanos y hermanas. Y nunca pude haber imaginado que 26 años después, estarían mostrando partes de los cuerpos de mi familia como si fueran reliquias de dinosaurios que hubieran desenterrado. Nuestra familia ha sufrido tanto, y el abuso y trauma sigue. Pero somos fuertes y nunca nos damos por vencidos”.

¿Cuál es el contexto? 

En la Conferencia de Prensa las mujeres y hombres de MOVE se esforzaron para poner esta nueva atrocidad en un contexto más amplio, hablando del propósito de su organización fundada por John Africa: Vivir en harmonía con la Madre Naturaleza y defender vida en todas sus formas – ambiental, animal y humana.

El  primer acto de guerra contra su familia ocurrió el 8 de agosto de 1978, cuando cientos de policías atacaron su hogar para capturar a once mujeres y hombres,  acusarlos falsamente de asesinar a un policía, y condenar a nueve de ellos a sentencias que iban desde 30 hasta 100 años en prisión, así dando origen al grupo de presos conocidos como “los 9 de MOVE”. Merle y Phil Africa murieron en prisión, asesinados por la negligencia médica. En el año 2018, los demás empezaron a salir después de haber pasado más 40 años encerrados.

También hablaron del segundo acto de guerra contra MOVE, que fue el bombardeo e incendio de su casa en la Avenida Osage el 13 de mayo de 1985, resultando en las muertes de 5 niños y niñas y 6 adultos. El acto fue ordenado por el entonces alcalde Wilson Goode e implementado por la policía y los bomberos de Filadelfia con recursos de gobiernos locales, estatales y federales. Cuando la gente de MOVE intentó salir de la casa, sacando primero a los niños y niñas, recibieron disparos por la policía que los empujaron para atrás. Solo Ramona Africa y el niño Birdy Africa lograron salir vivos.  Es la única vez en la historia de Estados Unidos que el gobierno de una ciudad ha ordenado el bombardeo de sus propios ciudadanos, también destruyendo todo un vecindario de 62 casas alrededor.

La profanación de los restos de la gente de MOVE se podría considerar un tercer acto de guerra contra la familia, aunque éste no se perpetra por la policía, sino por investigadores académicos. Forma parte de una historia de conducir experimentos de muerte contra grandes grupos de africanos viviendo en Filadelfia y otras ciudades de Estados Unidos. La polémica sobre los huesos de integrantes de MOVE viene solamente una semana después de que el Museo Penn pidió perdón por la “posesión inmoral de restos humanos” en su colección craneal Samuel Morton, usada por Morton para justificar teorías de la supremacía blanca durante la primera mitad del Siglo XIX.

Afuera del Museo Penn

Mientras cada vez más personas se sumaron a la multitud de estudiantes y activistas afuera del museo, Mamá Aisha hizo libaciones para pedir la presencia de los antepasados, especialmente los antepasados niños y niñas, para “darnos fuerza”. “Ese edificio debe caer”, dijo, señalando al museo. “Son saqueadores de tumbas. Intrusos culturales. Merodeadores…Y también debe caer la placa de calle a nombre de Wilson Goode a unas cuadras de aquí,” continuó, con referencia al ex alcalde de Filadelfia que autorizó el bombardeo contra la casa de MOVE el 13 de mayo de 1985.

“Han estado haciendo esto a nuestros cuerpos negros durante cientos de años, a nombre de ciencia, a nombre de los estudios”, afirmó YahNé Ndgo, del Black Philly Radical Collective. “¡No somos objetos de estudio. Somos seres humanos!”

“Las madres de Tree y Delisha todavía viven y sufren”, agregó Krystal Strong. “Sus hijas no merecen ser objetos de estudio. Esta no es historia. Es actual.  Ellas merecen una digna sepultura y un descanso”.

Agregó Pam Africa: “Hay que despedir y enjuiciar a todos los ofensores. Esta agresión ha sido intencional. Premeditada. Y no la aceptamos”.

“¿Si nos duele?” pregunta Mike Africa.  “Cada vez que pienso en esto me lleva a 1985…Es imposible referir a estos monstruos como personas, o mujeres o hombres…Tienen que rendir cuentas por lo que han hecho a nuestra familia. No nos vamos. Aquí estaremos”!

Se leyó una carta de Yvonne Orr-El, hija de Delbert y hermana de Delisha Africa, agradeciendo a MOVE por honrar el nombre de su hermana y explicando la extrema negligencia médica contra su padre que causó su muerte unos pocos meses después de que salió de prisión. Su familia reclama los restos de Delisha Africa.

Los manifestantes marcharon por las calles hasta la casa de la Presidenta de la Universidad de Pensilvania, Amy Gutmann.

Platicando sobre la niñez

Sentado en frente de la casa de Gutmann, Mike Africa, hijo, nacido en prisión en secreto, platicó de los días de su niñez con Tree, Delisha y los otros niños y niñas de MOVE. Dice que a todxs les encantaban ir a los parques, y cada vez que entraron en uno, Tree buscaba el árbol más alto, y rápido subía a las ramas más altas. Dice que también ella era muy responsable. Tenía más años de los demás y tomó más responsabilidad para ayudar a su abuela en casa.

Cuenta que una vez él y su hermano Tomaso habían querido acompañar a su abuela a algún lugar pero ella dijo que no los pudo llevar. Pero para que ellos se sintieran bien, les contó que iba a nevar. Estaban muy emocionados y se sentaron en la ventana para esperar la nieve que nunca llegó. Por fin se durmieron y cuando se despertaron ¡estaba nevando! Los niños andaban desnudos porque esto era  su costumbre, y Tomaso corrió desnudo a jugar en la nieve. Mike encontró ropa que ponerse y también salió a jugar, junto con otros niños y niñas. Jugaron en la nieve durante varias horas, y cada vez que su ropa se mojó, la echó en el suelo y puso ropa seca. Cuando llegó su abuela, vio el montón de ropa mojada en el suelo y los niños le contaron que había pasado. Ella respondió con risa e iba  a juntar la ropa para lavarla. Tree vio que le hacía falta ayuda y empezó a recoger la ropa mojada. Siempra era así, dijo Mike, muy responsable.

Delisha, por otro lado, era como la líder de la pandilla, siempre organizando a los demás a hacer algo divertido y no siempre correcto. MOVE, por ejemplo, sólo comía fruta y verdura cruda, pero cuenta Mike que a veces los niños tuvieron ganas de comer comida cocida y Delisha encontró la manera de conseguirla.

Al concluir las historias y el evento, Krystal Strong comenta que a pesar de las horrendas noticias reportadas, ha sido un día hermoso en honor de Tree y Delisha. Todavía hay mucho que platicar, dice.  Hace falta más información. Aunque quisiéramos no podemos cambiar lo que ha pasado. Pero hay que seguir adelante. Mike Africa, hijo, agrega que están formando un equipo de activistas, expertos en la ley y otras personas para decidir qué hacer ahora.

Al final, Mike anunció las actividades para el 13 de mayo a las 5:27 pm, la hora y minuto que se lanzó  la bomba. Todos se van a reunir en el marcador de MOVE y marchar al Parque Malcolm X donde la historia de MOVE se presentará en grandes tablas y habrá comentarios  sobre la historia por varias personas claves. ¡A movernos! ¡OnaMOVE!

Gracias a Roberto Saleem Holbrook y Gabriel Bryant por las imágenes.

Más Fotos:Penn protest Abu Ali Photo Gabriel Bryant

PennMuseum Photo Robert Saleem Holbrook

Penn march Photo Gabriel Bryant

Protesters marched on the University of Pennsylvania’s Campus on April 28, 2021, over the Penn Museum’s mistreatment of the remains of children Tree and Delisha Africa who were killed when Philadelphia police bombed the MOVE Organization’s headquarters in 1985. (Kimberly Paynter/WHYY)

Penn March Photo Robert Saleem HolbrookPenn protest at presidents house - Photo Gabriel Bryant

Sigue leyendo