EL INVIERNO TURCO SOBRE KURDISTAN

Por Mumia Abu-Jamal

Durante la Guerra contra Irak, cuando Bush II desató una campaña de  shock y pavor sobre el país encabezado por Sadam Hussein, supuestamente en búsqueda de armas de destrucción masiva, el territorio norteño de los Kurdos, ahora un área autónoma llamada Kurdistan, fue el único lugar donde los estadounidenses pudieron caminar en paz relativa.

La invasión de Irak, ahora considerada la estupidez más garrafal de la política externa en la historia de Estados Unidos,  provocó olas de desastre, descontento y desorden en todo el Medio Oriente, al básicamente establecer un régimen chiita, bien recibido por su vecino chiita, Irán.

Los Kurdos aprovecharon el desastre para consolidar su  poder en el Norte de Irak. Las  y los Kurdos que vivían en otras regiones, como Siria y Turquía, buscaron emular sus parientes iraquíes con esfuerzos para establecer regiones autónomas en el Noreste de Siria  y el Este de Turquía. Sigue leyendo

Trent: Caminata a la Libertad

Por Mumia Abu-Jamal

 Su nombre formal es Larry Trent Roberts, pero casi todo el mundo le llama “Trent”.

A partir de 2007, la mayoría de las personas que lo conocían eran presos en el estado de Pensilvania donde Trent enfrentaba una sentencia de cadena perpetua. Había sido condenado por el asesinato en 2005 de Duwan “Wubb” Stern, quien estaba sentado en su coche en el cruce de las calles 20 y Swatara streets en la ciudad de Harrisburg.

En 2017, el juez del condado Scott A. Evans declaró que evidencia exculpatoria había sido ocultada del abogado defensor de Trent, y ordenó un nuevo juicio.

A principios de septiembre 2019, el juicio se llevó a cabo durante seis días; el jurado deliberó brevemente y emitió un veredicto de “no culpable”.

En la sala del juzgado, su madre, familiares y amistades lloraron de alegría  al saber de su exoneración.

Después de pasar 13 años en prisión, Trent salió del juzgado para regresar con su familia.

Afuera del tribunal en Harrisburg, Trent le dijo a un reportero: “No hay nada peor que ser inocente en prisión”.

Desde la nación encarcelada, soy Mumia Abu-Jamal.

—(c)’19maj
28 de septiembre de 2019
Audio grabado por Noelle Hanrahan, http://www.prisonradio.org
Texto circulado por Fatirah Litestar01@aol.com
Traducción Amig@s de Mumia, México

Exigen justicia en Filadelfia

En Filadelfia los grupos que apoyan a Mumia se manifiestan para la justicia y en contra de la violencia policiaca y el encarcelamiento masivo.

En un momento cuando un movimiento masivo intenta reformar el “sistema de justicia penal”, la Orden Fraternal de Policía  (FOP) y sus partidarios  se oponen a toda la gente que quiere poner fin a la pésima conducta policiaca. La FOP menosprecia a las amistades y parientes de miles de familias en Filadelfia con seres queridos injustamente encarcelados al preocuparse tanto por  Maureen Faulkner y otras “víctimas de delitos.” La FOP no solo se niega a reconocer los crímenes de los policías, sino que quiere imponer “la ley y el orden”  en nuestras comunidades,  sin importar cuántos derechos se violen.

Entre las miles de condenas injustas en las últimas décadas es la de Mumia Abu-Jamal. Recientes decisiones de los tribunales y pruebas recién descubiertas confirman lo que han dicho sus partidarios desde 1981: En su detención, juicio y apelaciones, abundan las violaciones inconstitucionales policiacas, acusatorias y judiciales. Sigue leyendo

Cuando el “impeachment” no es suficiente  

Por Mumia Abu-Jamal

Se enciende Washington con las noticias de la solicitud del presidente Trump al presidente Zalensky de Ucrania para investigar al ex vicepresidente Joseph Biden y su hijo Hunter.

Los medios de comunicación se marean en un torbellino de expectativas. Y por primera vez en la campaña presidencial de Trump, el impeachment está sobre la mesa.

¿Pero qué significa esto en realidad?

No quiero reventar su burbuja, pero al fin y al cabo, muy poco. Sigue leyendo

¡A ACABAR CON EL CASTIGO COLECTIVO!

 

¡A ACABAR CON EL CASTIGO COLECTIVO!
Mumia Abu-Jamal y Bryant Arroyo presentan quejas.
Desde Prison Radio, Noelle Hanrahan escribe:

 

Querido amigo o amiga,

Tratar a la gente con dignidad y respeto es el mejor programa de reducción de la violencia

No hay una cortina de hierro entre la Constitución y las cárceles de este país“.

”Wolff vs. McDonnell, 418 U.S. 539, 555–56 (1974).  Magistrado White

El Departamento de Correcciones de Pensilvania ha adoptado el castigo colectivo como la “solución” para los problemas de violencia dentro de sus cárceles.

Según informes enviados por presos, el castigo colectivo se utiliza cada vez más en todas partes del estado. Bajo la pretensión de su nueva “Iniciativa para Reducir Violencia” el Departamento de Correcciones de Pensilvania (PA DOC) ha estado castigando a todos los internos  “asociados entre sí” o a los que viven en el mismo pasillo si  hay una pelea o si alguien es acusado de un acto violento.

La gerente de la prisión Frackville,  K. Brittian, respondió a una queja presentada por Bryant Arroyo de esta manera: “… Gerente o Personas Designadas [tienen autorización a] …utilizar lockdowns para responder a  incidentes críticos…desórdenes, amenazas a la seguridad o la inhabilidad para mantener el control disciplinado de  los internos”.

Este motivo para denegar la queja de Bryant pierde de vista el propósito de la queja, al ondear  “la seguridad” como bandera roja para ocultar la acción inconstitucional de castigar a alguien por algo que no hizo.  Esta no es la norma de “alguna” evidencia; es la norma de NINGUNA EVIDENCIA. Además, las sanciones van más allá de reimponer el orden y confinar a la gente. Los objetos específicos de las sanciones son individuos inocentes; éstas se aplican después del lockdown e intensifican, sin permitir el debido proceso de ley, la presentación de reclamaciones, visitas, o correos, los cuales son derechos cruciales para tener acceso a los tribunales y a otras protecciones constitucionales.

Después de un incidente violento, cualquier recluso o muchos reclusos (que a menudo tienen poco conocimiento del incidente en cuestión) pueden perder llamadas telefónicas, el comisariato básico (necesario), tiempo de recreo y jardín, acceso a la biblioteca jurídica, correo, trabajo y más.

El castigo colectivo es inmoral. Es inconstitucional y peligroso y no funciona. Es una herramienta en un régimen represivo para lograr el acatamiento. Es inhumano y brutal.

Como un tubo fascista en la caja de herramientas de los guardias de la prisión, el castigo colectivo ofrece a los guardias y oficiales de la prisión la potestad institucional de decisión ilimitada sin rendir cuentas para la ejecución selectiva con enfoque a prisioneros específicos.

La industria policiaca está respaldando este programa, lo que significa que pronto lo veremos no sólo donde ya ha comenzado en Washington, Maryland, Mississippi y Pensilvania, sino en todo el país, si no respondemos.

Si alguien en el pasillo de Bryant Arroyo o  Mumia Abu-Jamal golpea a alguien,  se puede encerrar todas las personas en el pasillo. Esto ocurrió  hace poco, e irónicamente, los golpeadores recibieron  algo parecido al “debido proceso”: pudieron lamentar sus acciones durante dos días en “el hoyo” (una celda de aislamiento). Pero a Mumia y Bryant no pudieron hacer esto. No se les permitió desafiar el castigo colectivo dado a todo el bloque. Esta amenaza se cierne sobre cada persona en estas cárceles, todos los días.

La historia se ha mostrado que con frecuencia las autoridades carcelarias buscan castigar los abogados autodidactas, líderes comunitarios y personas que hablan claro y promueven la organización.

Nuestros corresponsales son los más vulnerables ante estas políticas represivas. El corresponsal de Prison Radio, Bryant Arroyo, comparte con nosotros cómo es vivir en estas condiciones:

“Todos los días estoy en un estado de inminente lockdown. Estamos ansiosos todo el tiempo. El estado de ánimo es muy tenso y se ha vuelto peligroso tanto para los reclusos como para el personal por igual … Ha llegado al punto en que si ves que una pelea podría estallar, agarras tu toalla y te diriges a la ducha porque no sabes cuándo será tu próxima oportunidad”.

Los guardias habían revisado todas las cosas en su habitación durante el último encierro, debido a una pelea de la que ni siquiera era consciente.

Como hemos llegado a esperar, estos mismos valientes hombres y mujeres en prisión están tomando la delantera al exponer estas prácticas inconstitucionales.

Además de hablar con nosotros y organizarse en sus pasillos, Mumia Abu-Jamal y Bryant Arroyo han presentado quejas. Mumia presentó una después de ser sometido a un lockdown por eventos de los cuales no tenía conocimiento alguno: Argumentó que el castigo colectivo es inconstitucional por su “naturaleza inherente” como una violación de las enmiendas 8 y 14”. Dice el escrito: “El castigo colectivo es un anatema para la ley estadounidense, ya que es un proceso gubernamental que castiga a otros que no han participado en el evento que dio lugar a dicha acción gubernamental. El PA DOC no puede instituir una política basada en una teoría o práctica inconstitucional. Punto”.

La [octava] enmienda debe extraer su significado de los estándares cambiantes de la decencia que marcan el progreso de una sociedad madura”. Presidente del Tribunal Supremo Earl Warren. Trop vs. Dulles, 356 U.S. 86 (1958)

El alivio solicitado es conceder mi reclamo legítimo, aboliendo esta política disfuncional, colectivamente punitiva, oficialmente opresiva e inconstitucional que afectó directamente a los reclusos realmente inocentes al aplicar mal y de manera amplia y arbitraria / caprichosa la política a todos.”                         —Bryant Arroyo, corresponsal de Prison en la prisión SCI Frackville PA.

El mes pasado después de que presentó su queja, la cuenta del comisariato de Bryant Arroyo a través de JPAY fue bloqueada. Ya no pudo obtener estampillas para enviarnos copias de su investigación. Si ustedes pueden, les pedimos que le envíe un MoneyGram. Tiene un contrato con el PA DOC y puede recibir fondos de esta manera.  Bryant Arroyo Inmate number CU1126. PA DOC code 3209.  JPAY también aceptará un giro postal para Bryant a nombre de JPAY con su nombre y número en la línea de memo.  JPAY 717 Market St. Ste 423 Lemoyne, PA 17043-1581.

También, cuando Prison Radio envió copias de las quejas a otros internos que también estaban preparando quejas, los censores de la prisión rechazaron el correo, diciendo que la copia en papel de la queja era la “propiedad personal” del preso  que no se podía compartir.  Hay que difundir ampliamente esta información para poder apelar inmediatamente y efectivamente estas decisiones. Estamos para presentar una queja sobre el bloqueo de la práctica de copiar y enviar documentos a otros internos.

Podemos y debemos apoyar a la gente adentro  cuando defienden sus derechos.
Gracias por acompañarnos. ¡Cuando luchamos ganamos!
When we fight, we win!

Noelle Hanrahan, P.I.
Prison Radio

P.D. ¿Mencioné que podríamos usar sus donativos? Ya no estamos operando con gasolina, sólo con vapores y tenemos que seguir adelante.  Por favor consideren apoyar el trabajo de Prison Radio hoy mismo.  Si ya lo han hecho,  gracias.

P.P.D. Éste es un mensaje de Jamil Pirant–

“Ms.Noelle, how r u? Recibi algunas tarjetas postales  firmadas por la gente. Esto me abrió mucho el corazón. Luego leí unas líneas de mi poema….Me sentí como poeta lol. Muchísimas gracias por todo porque me da energía para seguir luchando. Cada vez que ustedes se manifiestan, entiendo mejor que el amor por la liberación está vivo.  Muchas gracias por las tarjetas. Significan mucho para mí. ¡Estoy agradecido!”

 

Sigue leyendo

Big Pharma: Gran Capital Sin Culpa

Por Mumia Abu-Jamal

 Últimamente  se habla de arreglos en un sin fin de causas civiles contra las grandes empresas farmacéuticas, la fuente de productos opioides como  OxyContin, por ejemplo, que ha dejado diez mil personas sujetas a la adicción.

De la misma manera, estos productos han provocado decenas de miles de muertes, de hasta 70,000 personas cada año, según algunos informes.

Ningún  hombre o mujer en el pabellón de la muerte es acusado de algo remotamente parecido.

Y ningún ejecutivo corporativo, sea cual sea su responsabilidad jurídica,  sufre un destino remotamente parecido a la vida en el pabellón. Sigue leyendo

Selfies por la libertad de Delbert Africa

Delbert Africa de la Organización MOVE ha estado en prisión durante 41 años y este año tiene una importante audiencia para ganar la libertad condicional.

¿Qué puedes hacer para apoyar su libertad? Haz un selfie con tu foto y un letrero que dice “YO APOYO LIBERTAD CONDICIONAL PARA DELBERT AFRICA”. O si lo quieres decir en inglés, puedes decir “I SUPPORT PAROLE FOR DELBERT AFRICA”.

#letdelbertafricago