Conferencia de prensa hoy

Imagen

HOY 3 DE MARZO A LAS 10 AM (CST) Conferencia de Prensa afuera de las oficinas del Fiscal Krasner en Filadelfia. Se puede ver en https://forms.gle/1Biy5U6wqyuRPaXK9 o linktr.ee/Mumia o hate5six.com. Facebook

Va el Boletín de Prensa.

LA RESPIRACIÓN DIFICIL DE MUMIA ABU-JAMAL IMPULSA CONFERENCIA DE PRENSA AFUERA DE LA FISCALÍA. UN LLAMADO AL FIN DEL INHUMANO ENCARCELAMIENTO DE LAS PERSONAS ENFERMAS Y ANCIANAS.

Mumia Abu-Jamal—un inocente esposo, padre, abuelo, periodista radiofónico encarcelado, “la voz de los sin voz,” autor galardonado de 13 libros, con daño a su hígado y presión arterial alta–– ahora sufre de presión en el pecho, dificultad para respirar, y un cambio pronunciado en el distintivo tenor de su voz.

Después de la presión política ejercida a través de llamadas telefónicas a las autoridades, a Mumia se le hizo la prueba de COVID y sus anticuerpos. Según las autoridades de la prisión, las dos pruebas salieron negativas. Sin embargo, los funcionarios no siempre han dicho la verdad sobre las condiciones de salud de Mumia.

Todavía nos preocupan mucho las causas de sus síntomas actuales, las cuales señalan la necesidad para una evaluación médica inmediata. Esperamos la comunicación directa de Mumia para dar una actualización más a sus partidarios.

Médico independiente con décadas de trabajo en la defensa de las prisiones, el Dr. Ricardo Alvarez, señaló que “Las prisiones son la manifestación física del racismo. Tenemos una intervención de salud pública sencilla y rentable ante el COVID en las cárceles: Liberar a nuestros ancianos presos y presas. Los datos muestran que no representan un riesgo para la seguridad pública. ¡Liberen a Mumia! ¡Liberen a todos los presos ancianos ahora!”

Michelle Bachelet, Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, insta a la liberación de “los detenidos mayores y los que están enfermos”. (https://bit.ly/3kFNWDc)

Mumia Abu-Jamal, una persona mayor con enfermedades preexistentes graves, necesita una serie de pruebas complejas. Estas incluyen radiografías de tórax, pruebas de nivel de oxígeno y medicación para aliviar los síntomas potencialmente mortales que está experimentando. Ninguna está adecuadamente disponible en prisión.

Después de 39 años de encarcelamiento injusto —28 de los cuales él fue mantenido inconstitucionalmente en el aislamiento infernal del corredor de la muerte—y después de que él casi murió debido a la negligencia médica en la prisión al no recibir tratamiento para su Hepatitis C, dejándolo con cirrosis del hígado, la vida de Mumia otra vez está en juego. Él requiere atención médica en una institución donde pueda recibir un trato integral, respetuoso y compasivo.

Al menos 100 personas encarceladas han muerto de COVID en las cárceles de Pensilvania. Y “el 90% de los reclusos que murieron de coronavirus en 2020 tenían más de 50 años

con probables condiciones de problemas de salud preexistentes,” afirmaron 32 legisladores de Pensilvania en una carta enviada el 8 de febrero, 2021, al gobernador de Pensilvania PA Tom Wolf. (https://bit.ly/3uH11AH )

Al comienzo de la pandemia, el gobernador Wolf prometió indultar a 1.800 prisioneros, pero solo ha concedido 165 indultos. Por otra parte, 14 personas condenadas a cadena perpetua, en su mayoría de Filadelfia, fueron indultadas a cadena perpetua por el Gobernador Wolf el 19 de diciembre Sin embargo, esperó hasta el 12 de febrero para aprobar sus liberaciones, demasiado tarde para Bruce Norris, de 69 años, quien murió de COVID 19 el 30 de enero.

(https://bit.ly/3uLzsq2 )

Es un hecho que los guardias de las “zonas rojas” rurales de COVID están trayendo el COVID a las cárceles. Mientras tanto, los encarcelados se ven obligados a vivir en sus celdas 23 horas al día. Como medida de cuarentena, los infectados son recluidos en “el agujero”, lo que promueve que muchas personas oculten sus síntomas para evitar un trato muy punitivo. “Las tensiones psicológicas del aislamiento social, la depresión, y la ansiedad en el exterior se agravan en las tortuosas condiciones de encarcelamiento brutal”, dice Demetrius Grant, encarcelado en la prisión SCI Albion. (https://bit.ly/381Htx3 )

Nos enteramos de al menos cuatro prisioneros que murieron en SCI Mahanoy, donde está recluido Mumia. Desde la primera muerte conocida por COVID de una persona encarcelada en marzo de 2020 en el estado de Georgia, 2,445 han muerto de COVID. La cantidad real se desconoce. (https://bit.ly/306CLK0)

La mayoría de los gobernadores no han liberado a las y los presos, así negándose a proteger su vida. Mantener una población cautiva en estas condiciones es un crimen contra la humanidad. Es aún más indignante porque las sentencias excesivas y draconianas impuestas en los últimos 40 años significa que muchas personas encarceladas en Estados Unidos han envejecido cumpliendo cadenas perpetuas o condenas de 40 años. Por el contrario, la mayoría de las naciones desarrolladas limitan las sentencias a 10-12 años incluso para los crímenes más graves.

La Dra. Johanna Fernandez, profesora en la Universidad Baruch comentó: “Básicamente, queremos una sociedad en la cual los problema sociales no estén resueltos con la represión carcelaria. En la realidad actual, las prisiones en Estados Unidos se han convertidas en crueles hogares para ancianos para los obreros pobres Negros y Morenos almacenados en plena desindustrialización urbana en los 1980s y 1990s cuando el capitalismo estadounidense no podía emplear grandes sectores de habitantes de la ciudad.”

Las personas mayores en prisión son vulnerables a la muerte prematura si contraen gripe, cáncer, hepatitis, neumonía o ahora COVID-19. El único recurso humano es dejar que los presos ancianos y vulnerables se vayan a casa.

Liberen a Mumia y todas las personas encarceladas mayores de 50 años en Pennsylvania y todas las prisiones estatales de inmediato.

Contacto: Johanna Fernandez: 001 – 917-930-0804, jfernandez1202@gmail.com

& Joe Piette: 001 – 610-931-2615, jpiette660@hotmail.com

#BringMumiaHome

#NoDeathByMedicalNeglect

#FreeMumia #FreeMaroon #FreeAllPoliticalPrisoners #FreeEmAll #BLM #CovidShouldNotBeADeathSentence #LetOurElde

Boletín de Prensa, 16 de abril de 2020

BOLETÍN DE PRENSA, 16 de abril de 2020. Resumen de la Conferencia de Prensa sobre la patraña del Departamento de Correcciones de Pensilvania contra Mumia, alegando que él tenia COVID-19 (traducido al español por carolina).

Contactos: Sophia Williams 917-806-0521, Pam Africa 267-760-7344 o Joe Piette 610-931-2615

Cuando un funcionario del Departamento de Correcciones (DOC) de Pensilvania afirmó falsamente que Mumia Abu-Jamal estaba hospitalizada con COVID-19 a las 5 p.m. del 15 de abril, la noticia se compartió en todo el mundo en minutos. Partidarios de todo el mundo, que han sido engañados por declaraciones del DOC en el pasado, inmediatamente llamaron a la institución y exigieron la confirmación del propio Mumia. A las 8:45 pm, el DOC permitió que Mumia llamara a sus seguidores y confirmó que el informe oficial era falso. “Estoy bien, no estoy hospitalizado”, se le puede escuchar en la llamada grabada diciendo, parte de la cual fue presentada en la conferencia de prensa, “… Lo que necesito es libertad”.

Todo el incidente se suma a una larga lista de mentiras y desinformación por parte de la DOC de Pensilvania desde que Mumia fue encarcelado injustamente por primera vez en 1982. ¿Por qué una persona de la Oficina del Superintendente de la prisión SCI Mahanoy, sobre un teléfono oficial, le dijo a un defensor preocupado que Mumia estaba hospitalizada con COVID -19?

¿Cómo reaccionaría si alguien con autoridad le dijera falsamente que un pariente mayor tuyo estaba enfermo con COVID-19? Como una persona preocupada, estarías indignado. También lo eran los participantes en la conferencia de prensa virtual del 16 de abril.

Santiago Álvarez, el estudiante de UC Santa Cruz que llamó a la prisión, no solo describió la conversación grabada que tuvo con el funcionario del DOC, sino que presentó una parte de su grabación de ella. La persona dijo claramente: “Mumia fue llevada al hospital hace 30 minutos … sufría de dolores de cabeza y problemas respiratorios … para hacerse la prueba de COVID-19 como medida de precaución”.

Johanna Fernández, profesora de Baruch College cuyo tío murió como resultado de la pandemia la semana pasada, explicó que las cárceles de Estados Unidos tienen las tasas más altas de infección en el mundo. Ella exigió que la cruel información errónea del funcionario, que fue grabada, debe conducir a procedimientos disciplinarios y su despido.

El profesor de la Universidad Temple y activista Marc Lamont Hill reveló altas tasas de infección en la prisión de Rikers Island, muchas veces peor que en la ciudad de Nueva York o en Italia. Explicó que el encarcelar a personas por pequeños delitos como el juego y la prostitución básicamente los sentencia a la posibilidad de muerte debido a la pandemia. Hill calificó las acciones del portavoz de la prisión como “impactantes: un nivel deslumbrante de crueldad e indiferencia”.

La declaración de Megan Malachi del grupo activista Filadelfia Philly For REAL Justice dijo en parte: “La declaración falsa emitida por la prisión en medio de una pandemia global es otro ejemplo de la violencia inherente al encarcelamiento masivo. Este cobarde intento de difundir el miedo entre la familia y los partidarios de Mumia no ha detenido nuestros esfuerzos … para exigir la liberación de Mumia Abu Jamal y todos los prisioneros. ¡Libertad para Mumia! ¡Libertad para todos!

El recién liberado integrante de MOVE 9, Delbert Africa, relató cómo los “guardias y personal racistas y sádicos me hicieron lo mismo, pero negaron  que yo estaba enfermo, negaron que me hospitalizaron”. Engañaron a sus amigos y familiares cuando en realidad él estaba muy enfermo en prisión. Al exigir la liberación de Mumia, Russell Maroon Shoatz, Mutulu Shakur, Jalil Muntaqim y otros presos políticos, felicitó al movimiento de solidaridad por obligar al DOC a sacar a Mumia de su celda para hacer la llamada confirmando su condición, un paso muy inusual.

La Dra. Suzanne Ross describió el apoyo a Mumia por parte de organizaciones solidarias en Japón, Europa y América Latina. Al contar cómo el movimiento obligó a la DOC PA a poner a disposición de Mumia y otros presos medicamentos contra la hepatitis C, Ross dijo que está en proceso de presentar una demanda que obliga al estado a liberar a Mumia porque son incapaces de evitar que la epidemia lo afecte a él a otros presos.

Hasta el 15 de abril, se habían realizado un total de 53 pruebas de 45,000 internos de Pensilvania con una tasa de positividad del 17%. Los funcionarios no realizan pruebas en cantidades lo suficientemente altas como para comprender la transmisión completa del virus. Los esfuerzos de mitigación de la reducción por parte de la prisión no son en absoluto proporcionales a la epidemia. En el último mes solo hubo una reducción de 474 prisioneros estatales.

En lugar de reducir los números de encarcelamiento, el Departamento de Correcciones está haciendo que la situación sea más tensa al imponer lockdowns (encierros)  en todo el sistema. En la llamada, Mumia informó que “todos están encerrados: 23 horas en la celda, 45 minutos para limpiar la celda, ducharse, enchufar la tableta al quiosco, salir al patio cada 3 días, todo en 45 minutos. Es una locura. El miedo es enfermarse y morir. Los guardias también tienen miedo”.

Abu-Jamal también mencionó a Rudolph Sutton, encarcelado en la prisión SCI Phoenix, quien murió el 8 de abril de dificultad respiratoria debido a COVID19, “con factores contribuyentes de enfermedad cardiovascular hipertensiva y cirrosis hepática”. Mumia también sufre de cirrosis hepática, causada por la negativa durante años del DOC a tratarlo por hepatitis C de manera oportuna. Al igual que Mumia, Sutton había luchado por su libertad durante más de 30 años. El Director Jurídico del Proyecto Inocencia, Nilam Sanghvi, dijo el 15 de abril: “Sr. Sutton nunca debería haber sido encarcelado en primer lugar. … Su trágica muerte subraya la necesidad urgente de que el Gobernador, el Departamento de Correcciones, la legislatura y los tribunales actúen rápidamente para que otra persona inocente no corra el riesgo de morir en prisión debido a COVID-19″.

Mumia fue condenado debido a la mala conducta policial, judicial y procesal. Al igual que Sutton, COVID-19 amenaza con acabar con su vida antes de que pueda demostrar su inocencia.

La pandemia afecta desproporcionadamente a las personas de color debido a los efectos de los bajos salarios, la mala nutrición, la vivienda inadecuada y la incapacidad de pagar la atención médica. Los hombres negros dudan en usar las máscaras recomendadas para prevenir infecciones por temor a que los blancos y policías racistas los vean falsamente como una amenaza. Y como en toda la sociedad, los presos encarcelados, desproporcionadamente negros y morenos, se enfrentan a mayores riesgos de muerte por la pandemia debido a su mayor tasa de salud afectada.

Las y los organizadores han planeado una serie de eventos que marcan el 66 cumpleaños de Mumia del 23 al 26 de abril, incluida una conferencia de prensa el 23 de abril, un Teach-In el 24 de abril, “Mumia Libre, una fiesta de baile en vivo de Instagram” el 25 de abril y “Poesía in Motion, una lectura durante 24 horas de las obras de Mumia ”el 26 de abril.

Para ver más detalles consulten https://mobilization4mumia.com/new-eventshttps://www.facebook.com/cbmhome/.

Para escuchar una grabación de toda la Conferencia de Prensa, consulten:

https://zoom.us/rec/share/tdRuBJbPykJJY6PEq0X1U4oFDKa8aaa81SIf-6dbyk-Z9SZuPJNz-7iZ2C7U0PBk;  (Access Password: W5*0&6i!)

-60-

https://docs.google.com/document/d/1DlD-ZggdhoUa3YjvLCwvemBZY3VZTo_hzdd62oNSrrE/edit?usp=sharing

Mobilization4Mumia.com     mobilization4mumia@gmail.com