Jalil Muntaqim se recupera lentamente: ¡Urge su libertad!

 

El preso político Jalil Muntaqim en cautiverio durante 49 años, ahora no sólo lucha por su libertad, sino por su vida, amenazada por el COVID-19. El ex Pantera Negra y guerrero del Ejército de Liberación Negra (BLA) tenía 19 años cuando fue detenido por la muerte de dos policías en 1971.  Desde aquellos años nunca ha dejado de luchar. Hasta la fecha sus solicitudes para libertad condicional y su petición para la conmutación de su sentencia han sido rechazadas. En el siguiente texto, el Movimiento Jericó nos habla de su situación actual y de la urgencia de actuar en su apoyo.

Por NYC Jericho

Durante meses, expertos en salud pública, líderes religiosos, miembros del Congreso y cientos de personas más han advertido a los funcionarios del estado de Nueva York que las cárceles son posibles trampas de muerte con la pandemia del COVID-19. Reconociendo esto, el 27 de abril, el juez Stephan Shick del condado Sullivan en el estado de Nueva York ordenó la liberación temporal de Jalil Muntaqim del Centro Correccional Sullivan en Fallsburg, Nueva York, debido a su extrema vulnerabilidad al virus. Jalil tiene 68 años y padece condiciones de salud crónicas que pueden hacer que el COVID-19 sea mortal.

Sin embargo, la procuradora general del estado de Nueva York, Letitia James, actuando en nombre del comisionado del Departamento de Correcciones de Nueva York, Anthony Annucci, apeló el fallo, bloqueó la liberación de Jalil y lo obligó a permanecer en prisión. Tal como temíamos, Jalil, a quien se le ordenó liberar hace un mes, finalmente contrajo COVID-19. Jalil se enfermó el 22 de mayo y fue llevado al Centro Médico de Albany el 25 de mayo.

El 28 de mayo, mientras Jalil estaba hospitalizado, la División de Apelaciones, Tercer Departamento escuchó los argumentos orales de la abogada de Jalil, Nora Carroll, y el abogado de DOCCS Frank Brady. La intervención de Nora Carroll, fue excelente.

El 4 de junio de 2020, la División de Apelaciones, Tercer Departamento, emitió una decisión con respecto a la petición de hábeas de Jalil, originalmente otorgada por el juez Stephan Schick de la Corte Suprema del Condado de Sullivan. La decisión del tribunal inferior fue revocada y la petición desestimada. Somos libres, como lo reconoce la decisión, de presentar una nueva orden judicial, pero esto sienta un precedente terrible en todo el estado y también termina esta demanda.

Esa misma noche Jericó NYC recibió una llamada telefónica de nuestro querido hermano Jalil. Está de vuelta en la prisión Sullivan en aislamiento en la enfermería. Todavía está debilitado por el virus pero se está recuperando lentamente. Él informa que uno de sus pulmones, sus riñones y su hígado fueron afectados por el virus, según los exámenes médicos.

Jalil solicita que presionemos al Comisionado Interino Anthony Annucci, para que agilice y garantice la aprobación de su solicitud de libertad condicional médica, y que continuemos nuestra campaña con el Gobernador Cuomo para que conmute su sentencia a tiempo cumplido.

Llamen y envían correos electrónicos al Comisionado:
001 (518) 457-8126 •
anthony.annucci@doccs.ny.gov

Mensaje de muestra para el comisionado:

Mi nombre es [X]. Llamo para instar al Comisionado Annucci a acelerar y garantizar la aprobación de la solicitud suplementaria del Sr. Bottom (DIN # 77A4283) para la libertad condicional médica. El 27 de abril, el juez de la Corte Suprema del condado de Sullivan, Stephan G. Schick, ordenó la liberación del Sr. Bottom para protegerlo de COVID-19, pero DOCCS apeló y no fue liberado. Como era de esperar, el Sr. Bottom contrajo el virus y fue hospitalizado con COVID-19. Actualmente, Mr. Bottom se está recuperando de COVID-19 en el Sullivan C.F. enfermería, donde podría volver a infectarse.

Campaña de Conmutación al Gobernador Cuomo para Jalil Muntaqim

Después de la última audiencia y denegación de libertad condicional, de conformidad con el Artículo IV de la Constitución del Estado de Nueva York, Sección 4, Jalil presentó una Solicitud para conmutar la sentencia a tiempo cumplido con el Gobernador del Estado de Nueva York, Andrew M. Cuomo. El Gobernador Cuomo tiene la autoridad de otorgar la Solicitud y ordenar la liberación inmediata de Jalil de la custodia del DOCCS del Estado de Nueva York.

Desde la presentación de la Solicitud, se reveló que el Consejo de Libertad Condicional del Estado de Nueva York tenía un “acuerdo secreto” con la Asociación de Beneficencia de la Policía de Nueva York (PBA), permitiéndoles enviar cartas de oposición directamente al Consejo de Libertad Condicional desde su sitio web. Estas cartas de oposición influyeron negativamente en el proceso de toma de decisiones, asegurando que Jalil no recibiría una audiencia de libertad condicional justa e imparcial. Durante la audiencia de libertad condicional de Jalil en 2014, le dijeron que “los miembros actuales y anteriores de la policía” eran comisionados de libertad condicional, muchos de los cuales decidieron negar su liberación.

Los días 4 y 5 de diciembre de 2016, The New York Times publicó una extensa exposición titulada “El azote de los prejuicios raciales en las cárceles del estado de Nueva York” que informaba: “El racismo se puede sentir desde el momento en que un interno negro ingresa a las cárceles del norte del estado de Nueva York.” Este racismo implacable se ha institucionalizado en todo el sistema de libertad condicional, permitiendo que los prejuicios subjetivos de los comisionados de libertad condicional influyan en las decisiones de libertad condicional.

Desde la presentación de la Solicitud para conmutar la sentencia a tiempo cumplido, el Gobernador Cuomo ha recibido muchas cartas y comunicaciones instándolo a otorgar la Solicitud de Jalil. Sin embargo, el gobernador se ha negado a hacerlo, a pesar del mayor peligro para todos los prisioneros durante la pandemia actual.

Jalil excede todos los requisitos para la liberación. Su salida en libertad condicional ha sido apoyada por activistas, académicos y líderes comunitarios de todo el país y del mundo, incluido el arzobispo Desmond Tutu y la familia de una de las víctimas. La naturaleza política de su condena ha impedido que los comisionados de libertad condicional consideren justa e imparcialmente su liberación, a pesar del abrumador apoyo de la comunidad.

Durante los 49 años de su encarcelamiento, Jalil ha logrado una Licenciatura en Sociología, una Licenciatura en psicología, un Certificado de Redacción Arquitectónica y un Certificado de Informática.

Ha establecido muchos programas, como el primer Grupo de Hombres para Entrenamiento Terapéutico en el sistema carcelario del estado de Nueva York, un programa de Estudios Negros/Africanos,  una clase  de Alfabetización Informática, una clase de Sociología y una clase de Poesía. Ha recibido dos elogios por prevenir motines en la prisión; además era el manager del Laboratorio de Computación y un asistente profesor para las clases de GED.

También recibió varios certificados por la programación de rehabilitación, y es autor, poeta, educador y bloguero publicado.

Como defensor de los derechos humanos, hizo que un Comité Especial de las Naciones Unidas escuchara y registrara la primera petición nacional de presos estadounidenses sobre las prisiones estadounidenses y la existencia de prisioneros políticos estadounidenses. Ha litigado varias denuncias de derechos civiles en nombre de otros presos.

Solicitamos que ustedes hagan lo siguiente para Jalil:

Que los Amigos y Partidarios llamen, tuitéen, envíen correos electrónicos y/o escriban a la oficina del gobernador del estado de Nueva York, Andrew M. Cuomo, y le soliciten que conceda la solicitud de Jalil para conmutar la sentencia a tiempo cumplido.

También solicitamos que esta Iniciativa se publique ampliamente en las plataformas de redes sociales, alentando a las personas amantes de la libertad de todo el mundo a unirse a esta iniciativa.

Las comunicaciones con la oficina del gobernador Andrew M. Cuomo deben referirse a Jalil como: ANTHONY JALIL BOTTOM, 77A4283, Sullivan Correctional Facility, P.O. Box 116, Fallsburg, New York 12733-0115.

Escriban al gobernador:

The Honorable Andrew M. Cuomo
Governor of the State of New York
Executive Chamber
State Capital Building
Albany, New York 12224

Llamen al gobernador: 001-1-518-474-8390

Tuitéen al gobernador: @NYGovCuomo

Envíen correos electrónicos al gobernador:
https://www.governor.ny.gov/content/governor-contact-form

Para más información sobre el caso de Jalil,
consulten https://thejerichomovement.com/

Presionen aq para bajar un panfleto para repartir entre sus familiares, amigos, vecinos,  etc.
Presionen aquí para bajar una carta modelo para el gobernador Cuomo

Traducción al español: Carolina Saldaña

FB Mumia Libre

https://amigosdemumiamx.blog/

espirales@riseup.net

Noticias de abajo 7 de Junio 2020 #audio #radio #noticias #podcast

ORIGINAL ENGLISH VERSION

Jalil Muntaqim Back in Sullivan Infirmary
Recuperating from Covid-19

For months, public health experts, faith leaders, Congress members, and hundreds of others have warned NYS officials that the prisons are potential death traps in the COVID-19 pandemic. Recognizing this, a New York State judge on April 27th ordered Jalil’s temporary release from Sullivan Correctional Facility in Fallsburg, NY, based on his extreme vulnerability to the virus. Jalil is 68 years old and suffers from serious chronic health conditions that can make COVID-19 deadly.

However, NYS Attorney General Letitia James, acting on behalf of NYS DOCCS Commissioner Anthony Annucci, appealed the ruling, blocking Jalil’s release and forcing him to remain in prison. Just as we feared, Jalil, who was ordered released a month ago, eventually contracted COVID-19. Jalil became ill on May 22nd and was taken to Albany Medical Center on May 25th.

On May 28th, while Jalil was hospitalized, the Appellate Division, Third Dept. heard oral arguments from Jalil’s attorney Nora Carroll and DOCCS attorney Frank Brady. Watch the stream of the hearing from the Court’s website. Jericho encourages everyone to watch this hearing. Jalil’s attorney Nora Carroll was excellent!

Thanks to Jalil’s supporters, various articles about this case were written:

https://sfbayview.com/2020/05/jalil-muntaqim-tests-positive-for-covid-19-and-is-hospitalized-in-new-york/

https://www.essence.com/feature/jalil-muntaquim-black-panther-covid-19-letitia-james/

http://www.franknews.us/debates/402/402

http://www.franknews.us/interviews/403/addicted-to-punishing-people-of-color

https://theintercept.com/2020/05/27/coronavirus-elderly-prisoner-jalil-muntaqim/

https://www.colorlines.com/articles/hospitalized-covid-19-advocates-fight-jalil-muntaqims-release-prison

https://www.refinery29.com/en-us/2020/05/9841953/jalil-muntaqim-prison-release-appeal-covid-19

https://www.theguardian.com/commentisfree/2020/jun/01/jalil-muntaqim-former-black-panther-covid-19-prison#maincontent

On June 4, 2020, the Appellate Division, Third Department issued a decision regarding Jalil’s habeas petition, originally granted by Judge Stephan Schick of the Sullivan County Supreme Court. The lower court’s decision was reversed and the petition dismissed. We are free, as the decision acknowledges, to file a new writ, but this sets a terrible precedent statewide and also ends this lawsuit.

That same evening, NYC Jericho received a call from our beloved brother Jalil. He is back at Sullivan C.F. in isolation in the infirmary. Jalil is still weakened by the virus and is slowly recovering. He reports that one of his lungs, his kidneys and his liver were affected by the virus, according to medical exams.

Jalil informed us that his request for medical parole was denied. He received notification of this on May 30th. He requests that we continue our campaign to Governor Cuomo for commutation of his sentence to time served.

Commutation Campaign to Governor Cuomo for Jalil Muntaqim

After the last parole hearing and denial, pursuant to NYS Constitutional Article IV, Section 4, Jalil filed an Application to Commute the Sentence to Time Served with NYS Governor Andrew M. Cuomo. Governor Cuomo has the authority to grant the Application and order Jalil’s immediate release from NYS DOCCS custody.

Since the Application’s submission it has been revealed that the NYS Board of Parole had a “secret deal” with the NYC Police Benevolent Association (PBA), permitting them to submit opposition letters directly to the Board of Parole from their website. These opposition letters negatively influenced the decision-making process, ensuring Jalil would not receive a fair and impartial parole hearing. During Jalil’s 2014 parole hearing, he was told that “current and former members of law enforcement” were parole commissioners, many of whom decided to deny his release.

On December 4th & 5th, 2016, The New York Times published an extensive exposé entitled “The Scourge of Racial Bias in New York State’s Prisons” that informed: “The racism can be felt from the moment a black inmate enters New York’s upstate prisons.” This implacable racism has been institutionalized in the entire parole system, permitting subjective biases of parole commissioners to influence parole decisions.

Since the submission of the Application to Commute the Sentence to Time Served, Governor Cuomo has received many letters and communications urging him to grant Jalil’s Application. However, the governor has refused to do so, despite the heightened danger to all prisoners during the current pandemic.

Jalil exceeds all requirements for release. His release on parole has been supported by activists, academics and community leaders from across the country and around the world, including Archbishop Desmond Tutu and the family of one of the victims. The political nature of his conviction has prevented parole commissioners from giving fair and impartial consideration to his release, despite the overwhelming community support.

During the 48+ years of his imprisonment, Jalil has accomplished the following: Bachelor of Arts degree in Sociology, Bachelor of Science degree in Psychology, Certificate of Architectural Drafting, Certificate of Computer Literacy.

He has established many programs, such as the first Men’s Group for therapeutic training in the NY State prison system, an African/Black Studies program, a computer literacy class, a Sociology class and a poetry class. He has received two commendations for preventing prison riots. He has raised money for the children’s fund, was office manager of the computer lab and a teacher’s aide for GED classes.

Jalil is also the recipient of several certificates for rehabilitation programming, and is a published author, poet, educator and blogger.

As a human rights advocate, he had the first U.S. prisoners national petition heard and recorded by a Special Committee at the United Nations on U.S. prisons and the existence of U.S. political prisoners. He has litigated several civil rights complaints on behalf of prisoners. In 2000, Essence magazine featured an article on father-daughter relationships. The article, entitled “Daddy Says,” quoted Jalil stressing the importance of maintaining these relations even during incarceration.

We request that people do the following for Jalil:

We are requesting that Friends and Supporters call, tweet, email and write NYS Governor Andrew M. Cuomo’s office and appeal to him to grant Jalil’s Application to Commute the Sentence to Time Served.

We also request that this Initiative be widely posted on social media platforms, encouraging freedom loving people around the world to join in this initiative.

Since this will be ongoing, we propose that people tweet and/or email Governor Cuomo every Monday, Wednesday and Friday, and call and write the Governor every Tuesday and Thursday.

Communications to Governor Andrew M. Cuomo’s office must refer to Jalil as: ANTHONY JALIL BOTTOM, 77A4283, Sullivan Correctional Facility, P.O. Box 116, Fallsburg, New York 12733-0115.

Write the Governor:

The Honorable Andrew M. Cuomo
Governor of the State of New York
Executive Chamber
State Capital Building
Albany, New York 12224

Call the Governor: 1-518-474-8390

Tweet the Governor: @NYGovCuomo

Use hashtags #FreeJalil #FreeThemAll

Email the Governor:  https://www.governor.ny.gov/content/governor-contact-form

For more information concerning Jalil’s case, check https://thejerichomovement.com/

Click here to download a pamphlet to distribute to your family, friends, neighbors, faith group, etc.

Click here to download a sample letter to Governor Cuomo

Read the article: Gov. Cuomo’s Program for More Clemency Applications Appears to Stall, As Prisoners Wait and Hope for a Second Chance

 

 

 

Cómo me afecta el COVID-19

Por Mumia Abu-Jamal en una plática con Noelle Hanrahan de Prison Radio

 MUMIA: No vemos mucho porque estamos encerrados 23 horas y 15 minutos cada día. Es decir, todo el mundo en las prisiones del estado de Pensilvania vive  bajo el decreto de urgencia del 13 ¿o 15? de marzo. Desde entonces hemos estado encerrados. Tenemos 45 minutos diariamente afuera de las celdas. Podría ser en la mañana, tarde o noche, pero en esos 45 minutos, te puedes bañar, llamar a un amigo o familiar, conectarte en el kiosko, o limpiar tu celda.

Aparte de esto, estás encerrado en tu celda. Todos los presos en el estado entero de Pensilvania están en ‘el hoyo’ ahora. Así fue en el pasillo de la muerte.  Así fue en ‘el hoyo’. Así es ahora, en nombre de la salud.

Hemos escuchado que hay gente enferma, la mayoría en la prisión Phoenix cerca de la ciudad de Filadelfia. Ha habido otros brotes, pero no ha habido mucha cobertura de ellos.

¿Y las cárceles de los condados? Parece que hay más gente enferma ahí. Claro, son las más cercanas a las comunidades. Ya sabes, hay gente que entra y sale. Hablo del personal de las cárceles, los voluntarios, las visitas, sea quien sea.

Pero lo que ahora pasa en las cárceles de los condados llegará a las prisiones estatales. Sólo es cuestión de tiempo.

Creo que el encarcelamiento masivo ha sido – y odio decirlo, pero lo creo—normalizado. Es decir, para todos los fines y propósitos, ¿a quién le vale un carajo?

Y aunque a tu familia y tus seres queridos le importa, el llamado ciudadano promedio estadounidense ahora encerrado en su casa encuentra esta situación intolerable. ¡Indignante!  Se está volviendo loco.

Pero como sabes en Pensilvania y también Nueva York bajo la locura de las leyes anti-droga de Rockefeller, y en todas partes del país, hemos tenido gente encerrada en las prisiones durante años. En Pensilvania, durante décadas.  Maroon Shoatz y otros han estado encerrados en el confinamiento solitario durante décadas.

Entonces, ya sabes, ahora la gente  está recibiendo una prueba de esto;  aunque es más relajada, distinta, es una prueba, porque no puedes salir de tu casa cuando quieras. No puedes salir. Estás encerrado.

Y para ser sincero, está más seguro así.

Lo que hemos visto es que la gente estalla.  Y a no ser que me confunda,  espero que me equivoque, pero tengo un presentimiento que  vamos a tener una segunda ola de la crisis en este país.

Está comprobado que ya es el país con la cantidad más alta de muertes relacionadas con COVID 19, por eso pienso que  vamos a ver una dura realidad  con cantidades aún más altas.

Y las cantidades se multiplican. Alrededor de 2000 cada día. Desde 1300 hasta 2500 diarios. Y van aumentando. En las últimas semanas, hemos saltado de cientos de muertes hasta decenas de miles.

NOELLE: ¿Cómo te hace sentir esto? Aunque un virus no discrimina, ahora hemos visto que sí discrimina.

MUMIA: Es porque sigue las realidades económicas del sistema en el que opera. Es decir, la gente que está en contacto con el público – choferes de autobuses, enfermeras, médicos, policías, bomberos—muchos de ellos, especialmente en las ciudades grandes, son Negros y Puertorriqueños. Están en la calle para dar de comer a sus familias, apoyar a sus familias, y están en contacto. Muchos de ellos y ellas tienen poca protección.

Esencialmente los tratan como…ya sabes, les dicen trabajadores esenciales, pero reciben el trato de todos los demás trabajadores: Salgan a trabajar y cállense.

NOELLE: Son como trabajadores desechables.

MUMIA: Sí. Para ser realmente honesto, el llamarlos trabajadores esenciales es mentira. Es como describir una prisión como un instituto de correcciones. Tú sabes y yo sé que hacen poca corrección aquí. Solo maltratan a las personas y las hacen peores.

Los llamados trabajadores y trabajadoras esenciales son hombres y mujeres desechables.  Son del pueblo. Y mientras los noticieros empiezan a reportar un poco de la realidad, nos informan que 60 por ciento de las personas que están muriendo en Nueva York son Negros y Latinos.

Has visto que en otras partes de Estados Unidos, las partes más blancas, están diciendo “Ándale, déjanos salir, nosotros no somos como ellos”.

Pero estamos viendo que en realidad las y los trabajadores ‘esenciales’ son desechables para el sistema económico y político.

Imagen: Emory Douglas

—(c)’20maj
8 de mayo de 2020
Audio grabado por Noelle Hanrahan, http://www.prisonradio.org
Transcripción y circulación por Fatirah Litestar01@aol.com
Traducción Amig@s de Mumia en México

COVID 19

Por Mumia Abu-Jamal

Las florecillas brotan de las ramas  quebradizas de los árboles para ser abrazadas por el Sol. Pero esta primavera otra visita llega: una visita del Coronavirus, conocido oficialmente como COVID 19.

Es probable que se rebasen las muertes de unas 70,000 personas solo en Estados Unidos, presuntamente la cantidad más alta del mundo.

Y en alrededor de dos tercios de los estados la primavera traerá la cruel reapertura de actividades económicas y laborales, mientras los gobernadores relajan las normas que habían establecido para que la gente se quedara en casa. Sigue leyendo

Boletín de Prensa, 16 de abril de 2020

BOLETÍN DE PRENSA, 16 de abril de 2020. Resumen de la Conferencia de Prensa sobre la patraña del Departamento de Correcciones de Pensilvania contra Mumia, alegando que él tenia COVID-19 (traducido al español por carolina).

Contactos: Sophia Williams 917-806-0521, Pam Africa 267-760-7344 o Joe Piette 610-931-2615

Cuando un funcionario del Departamento de Correcciones (DOC) de Pensilvania afirmó falsamente que Mumia Abu-Jamal estaba hospitalizada con COVID-19 a las 5 p.m. del 15 de abril, la noticia se compartió en todo el mundo en minutos. Partidarios de todo el mundo, que han sido engañados por declaraciones del DOC en el pasado, inmediatamente llamaron a la institución y exigieron la confirmación del propio Mumia. A las 8:45 pm, el DOC permitió que Mumia llamara a sus seguidores y confirmó que el informe oficial era falso. “Estoy bien, no estoy hospitalizado”, se le puede escuchar en la llamada grabada diciendo, parte de la cual fue presentada en la conferencia de prensa, “… Lo que necesito es libertad”.

Todo el incidente se suma a una larga lista de mentiras y desinformación por parte de la DOC de Pensilvania desde que Mumia fue encarcelado injustamente por primera vez en 1982. ¿Por qué una persona de la Oficina del Superintendente de la prisión SCI Mahanoy, sobre un teléfono oficial, le dijo a un defensor preocupado que Mumia estaba hospitalizada con COVID -19?

¿Cómo reaccionaría si alguien con autoridad le dijera falsamente que un pariente mayor tuyo estaba enfermo con COVID-19? Como una persona preocupada, estarías indignado. También lo eran los participantes en la conferencia de prensa virtual del 16 de abril.

Santiago Álvarez, el estudiante de UC Santa Cruz que llamó a la prisión, no solo describió la conversación grabada que tuvo con el funcionario del DOC, sino que presentó una parte de su grabación de ella. La persona dijo claramente: “Mumia fue llevada al hospital hace 30 minutos … sufría de dolores de cabeza y problemas respiratorios … para hacerse la prueba de COVID-19 como medida de precaución”.

Johanna Fernández, profesora de Baruch College cuyo tío murió como resultado de la pandemia la semana pasada, explicó que las cárceles de Estados Unidos tienen las tasas más altas de infección en el mundo. Ella exigió que la cruel información errónea del funcionario, que fue grabada, debe conducir a procedimientos disciplinarios y su despido.

El profesor de la Universidad Temple y activista Marc Lamont Hill reveló altas tasas de infección en la prisión de Rikers Island, muchas veces peor que en la ciudad de Nueva York o en Italia. Explicó que el encarcelar a personas por pequeños delitos como el juego y la prostitución básicamente los sentencia a la posibilidad de muerte debido a la pandemia. Hill calificó las acciones del portavoz de la prisión como “impactantes: un nivel deslumbrante de crueldad e indiferencia”.

La declaración de Megan Malachi del grupo activista Filadelfia Philly For REAL Justice dijo en parte: “La declaración falsa emitida por la prisión en medio de una pandemia global es otro ejemplo de la violencia inherente al encarcelamiento masivo. Este cobarde intento de difundir el miedo entre la familia y los partidarios de Mumia no ha detenido nuestros esfuerzos … para exigir la liberación de Mumia Abu Jamal y todos los prisioneros. ¡Libertad para Mumia! ¡Libertad para todos!

El recién liberado integrante de MOVE 9, Delbert Africa, relató cómo los “guardias y personal racistas y sádicos me hicieron lo mismo, pero negaron  que yo estaba enfermo, negaron que me hospitalizaron”. Engañaron a sus amigos y familiares cuando en realidad él estaba muy enfermo en prisión. Al exigir la liberación de Mumia, Russell Maroon Shoatz, Mutulu Shakur, Jalil Muntaqim y otros presos políticos, felicitó al movimiento de solidaridad por obligar al DOC a sacar a Mumia de su celda para hacer la llamada confirmando su condición, un paso muy inusual.

La Dra. Suzanne Ross describió el apoyo a Mumia por parte de organizaciones solidarias en Japón, Europa y América Latina. Al contar cómo el movimiento obligó a la DOC PA a poner a disposición de Mumia y otros presos medicamentos contra la hepatitis C, Ross dijo que está en proceso de presentar una demanda que obliga al estado a liberar a Mumia porque son incapaces de evitar que la epidemia lo afecte a él a otros presos.

Hasta el 15 de abril, se habían realizado un total de 53 pruebas de 45,000 internos de Pensilvania con una tasa de positividad del 17%. Los funcionarios no realizan pruebas en cantidades lo suficientemente altas como para comprender la transmisión completa del virus. Los esfuerzos de mitigación de la reducción por parte de la prisión no son en absoluto proporcionales a la epidemia. En el último mes solo hubo una reducción de 474 prisioneros estatales.

En lugar de reducir los números de encarcelamiento, el Departamento de Correcciones está haciendo que la situación sea más tensa al imponer lockdowns (encierros)  en todo el sistema. En la llamada, Mumia informó que “todos están encerrados: 23 horas en la celda, 45 minutos para limpiar la celda, ducharse, enchufar la tableta al quiosco, salir al patio cada 3 días, todo en 45 minutos. Es una locura. El miedo es enfermarse y morir. Los guardias también tienen miedo”.

Abu-Jamal también mencionó a Rudolph Sutton, encarcelado en la prisión SCI Phoenix, quien murió el 8 de abril de dificultad respiratoria debido a COVID19, “con factores contribuyentes de enfermedad cardiovascular hipertensiva y cirrosis hepática”. Mumia también sufre de cirrosis hepática, causada por la negativa durante años del DOC a tratarlo por hepatitis C de manera oportuna. Al igual que Mumia, Sutton había luchado por su libertad durante más de 30 años. El Director Jurídico del Proyecto Inocencia, Nilam Sanghvi, dijo el 15 de abril: “Sr. Sutton nunca debería haber sido encarcelado en primer lugar. … Su trágica muerte subraya la necesidad urgente de que el Gobernador, el Departamento de Correcciones, la legislatura y los tribunales actúen rápidamente para que otra persona inocente no corra el riesgo de morir en prisión debido a COVID-19″.

Mumia fue condenado debido a la mala conducta policial, judicial y procesal. Al igual que Sutton, COVID-19 amenaza con acabar con su vida antes de que pueda demostrar su inocencia.

La pandemia afecta desproporcionadamente a las personas de color debido a los efectos de los bajos salarios, la mala nutrición, la vivienda inadecuada y la incapacidad de pagar la atención médica. Los hombres negros dudan en usar las máscaras recomendadas para prevenir infecciones por temor a que los blancos y policías racistas los vean falsamente como una amenaza. Y como en toda la sociedad, los presos encarcelados, desproporcionadamente negros y morenos, se enfrentan a mayores riesgos de muerte por la pandemia debido a su mayor tasa de salud afectada.

Las y los organizadores han planeado una serie de eventos que marcan el 66 cumpleaños de Mumia del 23 al 26 de abril, incluida una conferencia de prensa el 23 de abril, un Teach-In el 24 de abril, “Mumia Libre, una fiesta de baile en vivo de Instagram” el 25 de abril y “Poesía in Motion, una lectura durante 24 horas de las obras de Mumia ”el 26 de abril.

Para ver más detalles consulten https://mobilization4mumia.com/new-eventshttps://www.facebook.com/cbmhome/.

Para escuchar una grabación de toda la Conferencia de Prensa, consulten:

https://zoom.us/rec/share/tdRuBJbPykJJY6PEq0X1U4oFDKa8aaa81SIf-6dbyk-Z9SZuPJNz-7iZ2C7U0PBk;  (Access Password: W5*0&6i!)

-60-

https://docs.google.com/document/d/1DlD-ZggdhoUa3YjvLCwvemBZY3VZTo_hzdd62oNSrrE/edit?usp=sharing

Mobilization4Mumia.com     mobilization4mumia@gmail.com

Bajo el ‘lockdown’ COVID-19 en la prisión de Coleman

Por Leonard Peltier

Nos avisaron hoy por la tarde que estamos en un lockdown (cierre), toda la institución, y esto va a durar por al menos 30 días. Nos dijeron que nos darían 500 minutos para el teléfono, que es 200 minutos más de lo normal, por lo que no parece que estaremos en nuestras celdas. No sé si podremos escribir cartas o recibir correo. No visitaré a nadie si sobrevivo durante al menos 30 días y el virus no entra en la prisión federal Coleman I.

Que yo sepa, nadie tiene el virus en Coleman.

Sigo recibiendo información contradictoria, pero nos permitieron salir por la noche, y ahora estamos adentro de nuevo. Tal vez solo las visitas hayan sido canceladas y no hay contacto con personas externas. Nosotros, o de todos modos la mayoría de nosotros, estamos de acuerdo en que esto se debe hacer, porque parece que nadie sabe si se han contactado con el virus o no.

Así que, mientras pueda, les enviaré actualizaciones siempre que pueda. Quiero decirles a todos que estén a salvo, ya que este virus no es racista y cualquiera persona lo puede contraer. Si es posible, tenga cuidado con las personas en las Naciones Nativas. Si conocen nuestra historia durante este tipo de pandemias, saben que los indígenas son los últimos en recibir ayuda. Y tengo bebés (nietos) por ahí.

Traducción: carolina

Vean el mensaje original en inglés aquí:

https://www.counterpunch.org/2020/03/18/under-covid-19-lockdown-in-coleman-prison/