Los objetivos reales de ‘La guerra contra las drogas’: negros y jipis

reefer madnesspor Mumia Abu-Jamal

Para la juventud de hoy, el nombre John Ehrlichman no les resulta familiar.

Pero para las personas que vivieron en los años 60, es famoso o notorio. Él era un ex miembro de alto rango del personal de la Casa Blanca, un colaborador cercano al ex presidente Richard M. Nixon, y uno de los llamados “plomeros” de la Casa Blanca, un equipo de investigadores especiales que tenían un papel central en el infame escándalo  Watergate.

Hace alrededor de 22 años, Ehrlichman reveló secretos a la revista Harper’s, para un reportaje en que varios oficiales hablaron abierta y francamente sobre las intrigas políticas tras la llamada “Guerra contra las drogas” lanzada por el gobierno de Nixon en el calor de la Guerra en Vietnam.

Según Ehrlichman, la “guerra contra las drogas” se inició como un “instrumento politico” para atacar a dos comunidades radicales: los negros y los jipis anti-guerra (la juventud de aquellos tiempos). Sigue leyendo