Recordando a Martin King

por Mumia Abu-Jamal

En el Siglo XX son pocos los nombres (especialmente de la gente Negra) que resuenan más fuerte que el de Martin Luther King.

Su vida, su compromiso con el Movimiento de Derechos Civiles, y su martirio en abril de 1968, lo han convertido en un ícono global de la justicia social.

Nació en 1929, y si no hubiera sido sacrificado, disfrutaría de 90 años de vida. Pero fue sacrificado al ser considerado enemigo del Estado.

¿Por qué? Sigue leyendo

Martin, mujeres y el movimiento

por Mumia Abu-Jamal

[Discurso leído el 20 de enero, día que se celebra la vida de Martin Luther King, para iniciar el foro sobre Mumia y el Encarcelamiento Masivo, organizado a través del  Feminist Wire.]

Nos reunimos hoy bajo la enorme sombra del reverendo Dr. Martin Luther King, hijo. Es muy apropiado, porque igual que su contemporáneo Malcolm X, él tenía la capacidad de  crecer más allá de su programación social, cultural, religiosa y de clase.

Pero antes de profundizar en esto, quisiera agradecer la amable invitación que me hicieron llegar las presidentas del foro, la Dra, Tanisha Ford y la Dra. Hakima Abbas, y también agradecer  a las y los participantes: la Dra. Johanna Fernandez, Alexis Pauline Gumba, Christopher Tinson, Jamilah Wilson, Walidah Imarisha, Noelle Hanrahan, la Teoría Cornel West  y las y los que están por llegar.

Gracias, también al Feminist Wire por su cobertura de este evento.

¿De qué manera informa la vida del Dr. King sobre nuestra discusión de los temas que enfrentamos hoy en los albores de un nuevo siglo? Temas tan complejos y diversos como el recorrido de la comunidad LGBT por el sistema de justicia penal y el trato que ha recibo en ello; las mujeres negras como el segmento de crecimiento más rápido de la población carcelaria; la violencia social y sistémica contra las mujeres y chicas negras; la cultura de violación que se extiende en la sociedad estadounidense actual; el feminismo como una fuerza social que amplía nuestras perspectivas sobre el complejo industrial carcelario. Sigue leyendo