Un tributo a Merle África a los 20 años de su muerte en prisión

A los 20 años de la muerte de Merle África en prisión…

MOVE pide tu apoyo para sus mujeres y hombres encarcelados desde 1978.

Portrait of Merle Africa with baby.
By Sophia Dawson

 

El 13 de marzo 2018, se cumple 20 años desde que Merle África, presa política de MOVE, murió bajo circunstancias misteriosas en la prisión estatal de Cambridge Springs, Pensilvania.  La siguiente pieza escrita por Mike África, padre, se dedica a Merle. Este 13 de marzo pedimos que ustedes circulen la petición dirigida al Departamento de Justicia en apoyo a ‘los 9 de MOVE’ y recolecten firmas por ellos: https://www.causes.com/campaigns/92454-free-the-move-9  El retrato de Merle fue pintado por el artista Sophia Dawson, de Brooklyn. Le agradecemos mucho que nos haya permitido usarlo y pedimos a ustedes que no lo ocupen para su uso personal.

Mike África escribe:

¡A movernos!

Ustedes tal vez saben que el 8 de Agosto, 1978, la Organización MOVE fue atacada por cientos de policías y bomberos de Filadelfia. Llegaron para implementar lo que veían como la solución final para MOVE: asesinar a todas y todos nosotros.

Al enterarse que estábamos en el sótano de nuestra casa, la cual era la central de la organización, los policías empezaron a tumbar las paredes alrededor de nosotros. Entonces los bomberos lanzaron corrientes violentas de agua por sus mangueras, justamente antes de que otros policías inundaran la casa con humo y gases lacrimógenos, seguidos por un fuerte aluvión de balas que parecía interminable.

Cuando el humo se despejó un poco, los agentes del gobierno se dieron cuenta de que  ellos, en gran parte, habían disparado a sus propias tropas.  Chuck, Delbert, y un perrito nuestro quedaron heridos, pero casi todas sus balas habían alcanzado a otros policías y bomberos. El área se veía exactamente como la zona de guerra  que ellos habían creado, con humo y gases arremolinados por la comunidad y policías persiguiendo a vecinos que protestaban su presencia.

En medio de todo ese humo y rabia oficial, apareció Merle, caminando con pasos mesurados, determinación y dignidad.  Ella no intentó esconderse de nadie. Los estaba enfrentando. Alzaba su voz con actitud desafiante. No pensaba en su propio bienestar, sino en reclamar a la policía por lo que acaba de hacer a su familia. ¡Esa era nuestra hermana Merle! Sigue leyendo