Estados Unidos: ¿Una nación canalla?

 

por Mumia Abu-Jamal

Hace varios días la Unión Europea anunció que los estadounidenses no serían bienvenidos a visitar ninguno de los 28  países miembros de la UE.

¿Por qué no?  Por la explosiva expansión del coronavirus en los estados del país, que supera la de muchas naciones extranjeras.

Según el último conteo, más de 3 millones de personas en Estados Unidos  están infectadas, resultando en por lo menos 130,000 muertes.

La gente del país,  considerada durante mucho tiempo como  contenciosa, bravucona, y discutidora, ahora se ve como una amenaza a la salud pública de los países europeos.  Igual que la gente de Brasil, se le prohíbe pisar tierra europea.  Sigue leyendo

En vivo — Un poderoso mítin/marcha

¡LIBERTAD PARA MUMIA ABU-JAMAL! ¡PRESXS POLÍTICXS LIBERTAD! ¡ABOLICIÓN DE LA POLICÍA Y LAS PRISIONES!

¡En Filadelfia miles de compañerxs exigen libertad para Mumia en un poderoso mitin/marcha organizado por las y los jóvenes radicales de la ciudad!

En un breve mensaje, Mumia dice: “Les agradezco, lxs quiero y voy a estar con ustedes…”

Pam África dice a todxs: “Ustedes son la gente a que hemos estado esperando durante años. Esta vez yo no tuve que organizar esta marcha. Ustedes lo hicieron. No son cobardes. No se van a rendir. Con su fuerza vamos a sacar a Mumia y todos nuestros presos de prisión!”

Para cerrar, gritan 3 veces las palabras de Assata Shakur: “It is our duty to fight for our freedom. It is our duty to win. We must love each other and support each other. We have nothing to lose but our chains!”

https://www.facebook.com/1942562889217412/videos/623616131909897/

Mumia condenado a muerte hace 38 años

Un día como éste, el 3 de julio de 1982, Mumia Abu-Jamal fue condenado a muerte

El juez Albert Sabo había puesto el juicio de Mumia en el fast track para que el jurado y todos los oficiales pudieran ir a casa para disfrutar de su Día de Independencia, el 4 de julio. Sigue leyendo

Los Peligros de la Reforma

Por  Mumia  Abu-Jamal

Durante años, en realidad décadas, hemos visto el espejismo de las reformas presentadas por los líderes neoliberales y sus  títeres en los medios, las cuales sólo despiertan las macabras pesadillas de sueños devastados y esperanzas traicionadas.

La reforma es la traición, un pacto con el diablo que promete días mejores  pero sólo trae días peores.

Hoy en día la nación está consternada por el salvajismo de la ejecución en la orilla de una banqueta de George Floyd, vista por el mundo entero.

Hace apenas cinco años, los políticos que se definen como progresistas  vendieron la ilusión de cámaras corporales para la policía como un tipo de solución.  George Floyd, y después Rayshard Brooks, pusieron los clavos en ese ataúd, porque esas no significaban nada cuando se trataba de cambiar el comportamiento policiaco. Sigue leyendo

El Otro Movimiento de Mujeres

Por Mumia Abu-Jamal

En el frenético periodo después  del asesinato policiaco por asfixia de George Floyd, hemos visto el surgimiento de un  movimiento extraordinario y prolongado contra el  racismo y terror policiaco del Estado.

Mientras lo veo maravillado, y a decir verdad, con asombro, me doy cuenta que las organizadores de este nuevo movimiento son mujeres.  Este movimiento masivo multi-racial, por no mencionar multi-género con gente de varias edades, está encabezado por personas que ocupan los peldaños más bajos de la escalera estadounidense de raza y clase: mujeres Negras, en gran parte muy jóvenes.

Han aprovechado el momento y  reunido a personas de casi todos los sectores de la sociedad.  Son el núcleo del movimiento Black Lives Matter.  Y están tocando las campanas en la noche, advirtiendo al país y al mundo que la casa estadounidense está en llamas. Sigue leyendo

El Mundo en Llamas

Por Mumia Abu-Jamal

¿Qué creen? ¡El mundo está en llamas!

No me refiero a la degradación ambiental o al calentamiento global, no, aunque esto también es cierto.

Me refiero a las protestas, no solo en todas partes de Estados Unidos, sino en el mundo entero.

Protestas desde Londres a París; de Berlín a Nairobi; de Toledo, Ohio, a Tokyo, Japón.

Protestas en solidaridad con Las Vidas Negras Importan y en contra de la agresión policiaca y el racismo.

Protestas que vienen desde la cruel brutalidad que llevó al asesinato en cámara lenta de George Floyd en Minneapolis, Minnesota. Sigue leyendo

I CAN’T BREATHE, parte 2

 

 

 

 

 

 

Por Mumia Abu-Jamal

La furiosa lucha por justicia para el fallecido Eric Garner se llevó a cabo durante años – largos y difíciles años—por su familia y amigos antes de lograr algo trivial: el despido del policía que lo había  atragantado hasta morir, sin que acusaran al policía de algún crimen.

El nombre Eric Garner se ha vuelto un eslogan por el estado de la América Negra durante décadas, si no siglos, en el cual la gente apenas puede respirar aire fresco.

La grabación por teléfono celular del asesinato policiaco de  George Floyd en las calles de Minneapolis, Minnesota, por un policía corpulento que presionó su rodilla en el cuello de Floyd  es un eco inquietante de las palabras de Garner de hace más de cinco años: NO PUEDO RESPIRAR.

Floyd, con su respiración cortada, grita por la persona que le dio vida –su mamá.

En pocos minutos, Floyd se va.

Eric Garner fue abordado por un escuadrón de policías después de que un comerciante se quejó de que Eric estaba vendiendo “loosies”, o cigarrillos sueltos.

Floyd fue abordado por varios policías después de que un comerciante dijo que a él le había pasado un billete falsificado de  $20 dólares.

Piénsenlo. Dos hombres. Dos padres estrangulados hasta morir debido a quejas de comerciantes sobre cigarrillos sueltos y un billete de $20 dólares supuestamente falso.

Esto nos habla de la manera en que la mercancía es más importante que la vida de los Negros en una sociedad capitalista.

George Floyd se unió al colectivo al que nunca quiso unirse y tal vez nunca esperaba unirse: La Nómina de los Muertos,  determinada por el Estado y un sistema de represión.

¿La vida negra importa? Todavía no.

Desde la nación encarcelada soy  Mumia Abu-Jamal.

—(c)’20maj

30 de mayo de 2020
Audio grabado por Noelle Hanrahan http://www.prisonradio.org
Circulación por Fatirah Litestar01@aol.com
Traducción Amig@s de Mumia en México

Después de las cien mil

Por Mumia Abu-Jamal

Cuando el contador calcula cien mil muertes…Nada. Cien mil muertes estadounidenses. Esto significa,  a todos los efectos y propósitos, casi nada.

¿El contador deja de contar? ¿O sigue rolando como el poderoso Río Misisipi?

¿Las cien mil son el final? ¿O solo otro número?

Y cuando el verano surge y la gente sale volando para socializar ¿qué es lo que pasará en las semanas siguientes?

¿Una alza? ¿Decenas de alzas? Sigue leyendo

Frances Goldin: Activista por la vivienda, mujer radical y agente literaria

por Mumia Abu-Jamal

¿Quién conoce el nombre Frances Goldin? O tal vez una mejor pregunta sería ¿quién no lo conoce?

Ella vivió una vida larga y colorida en apoyo a la gente pobre y desposeída, y casi empezó una carrera política, pero afortunadamente esto no ocurrió. Se postuló para el Senado del estado de Nueva York en 1951 por parte del Partido Laborista  Estadounidense. ¡Y adivinen quién encabezó la plantilla! Ni más ni menos que W.E.B. DuBois. El Partido Laborista no ganó pero esto no detuvo el activismo de Frances.

A finales de los años 50, ella y varios colegas formaron el Comité de Cooper Square para luchar por el bien de los residentes del Lower East Side en la ciudad de Nueva York. ¿Luchar contra qué? El planificador urbano ampliamente reconocido, Robert Moses, estaba por arrasar con los hogares de 2,400 de los inquilinos más pobres de la ciudad para construir departamentos para la clase media que podría pagar más dinero.

Frances y otros integrantes del Comité, incluyendo Thelma Burdick y Walter Savage, libraron larguísimas  batallas contra el gobierno, y más de ¡50 años después! abrieron y reabrieron viviendas en el  Lower East Side donde habían mantenido departamentos de alquiler controlado durante todo  ese periodo. Vendieron los departamentos a los inquilinos por cientos de dólares. Hace varios años abrieron más hogares por ahí en un edificio que lleva el nombre de Frances Goldin.

Frances, una radical, amaba los libros, especialmente los libros radicales. En 1977, ella puso en práctica este amor al fundar la Agencia Literaria Frances Goldin, un hogar para los libros radicales y sus autores.

La mujer que quería cambiar el mundo abrió el mundo a libros que podrían cambiar la manera de pensar de la gente: ficción, no-ficción, poesía y más.  Libro por libro, autor por autor, ella construyó la agencia que prospera hasta la fecha.

Sus clientes se convirtieron en sus amigas y amigos.  Me acuerdo que hace varios años, BooK TV hizo una fiesta literaria para lanzar una novela escrita por Barbara Kinsolver titulada The Poisonwood Bible. El espació de la recepción se llenó hasta el borde con mujeres que amaban su trabajo y la amaban a ella. Cuando abrieron una sesión de preguntas y respuestas, me impresionó el tono. Pudo haber sido una iglesia porque la vibra era reverencial. Me acuerdo de haber visto a Frances en primera fila, radiante como una querubín, mientras su amiga contestó las preguntas.

Otra memoria de Frances. Hace mediados o finales de la primera década de los 2000s, estuve en el Corredor de la Muerte y escuché un golpecito en la puerta de mi celda.

Miré y allí estaba ella en el bloque de celdas del Corredor de la Muerte. Me quedé atónito. Sin palabras. Estupefacto.  Es que tal cosa nunca había sucedido antes.  Pero Frances Goldin hizo que las cosas sucedieran.

Frances, siendo Frances, caminó por el pasillo, platicando con los otros hombres. Luego salió al llamado jardín. Unos pocos minutos después, regresó a la puerta de mi celda, con lágrimas corriendo de sus ojos. Antes de que yo pudiera hacerle una pregunta estúpida, ella espetó: “¡Esas, esas, esas jaulas! ¡Ni siquiera son habitables para perros!”

Quise abrazarla, consolarla, callar sus sollozos, pero la puerta entre nosotros no me lo permitió. Me sentí extrañamente avergonzado, como un hombre pobre cuando alguien más observa su choza, su pobreza.

Para mí, esas jaulas, de alrededor de 5.6 metros cuadrados de alambrado nunca volvieron a verse igual. Antes, eran espacios para jugar rebote, hacer lagartijas, o correr, pero quedaron manchadas con las lágrimas de Frances.

Frances era más que una mujer radical o una exitosa agente literaria o una formidable activista por la vivienda. Para sus dos hijas, Sally y Reeni, ella era Mamá. Y su amor y lucha para ellas era feroz.

Nacida en 1924 en el seno de una familia de refugiados judíos de Rusia, Frances solía presumir alegremente de su herencia genética de campesinos rusos. Ella creció en Queens y Harlem en Nueva York y conoció el anti-semitismo en la forma de piedras y ladrillos aventados contra las ventanas de su familia en Queens.

Ella era hija igual que madre del movimiento. Me atrevo decir que era mujer de color, de una manera solo posible para Frances. ¿El color? Púrpura, por supuesto. Sus ojos, de un color violeta brillante, reflejaron su espíritu, inteligencia, humor, pasiones y  compasión.

Esos genes de campesina la llevaron a vivir 96 primaveras. Y esa pequeña mujer enseño a generaciones enteras el poder de un gran y poderoso corazón para transformar el mundo.

Frances Goldin.  1924-2020. Presente.

Desde la nación encarcelada soy  Mumia, su amigo y su cliente, Mumia Abu-Jamal.

—(c)’20maj
19 de mayo de 2020
Audio grabado por Noelle Hanrahan, http://www.prisonradio.org
Transcripción y circulación por Fatirah Litestar01@aol.com
Traducción Amig@s de Mumia en México