Cómo me afecta el COVID-19

Por Mumia Abu-Jamal en una plática con Noelle Hanrahan de Prison Radio

 MUMIA: No vemos mucho porque estamos encerrados 23 horas y 15 minutos cada día. Es decir, todo el mundo en las prisiones del estado de Pensilvania vive  bajo el decreto de urgencia del 13 ¿o 15? de marzo. Desde entonces hemos estado encerrados. Tenemos 45 minutos diariamente afuera de las celdas. Podría ser en la mañana, tarde o noche, pero en esos 45 minutos, te puedes bañar, llamar a un amigo o familiar, conectarte en el kiosko, o limpiar tu celda.

Aparte de esto, estás encerrado en tu celda. Todos los presos en el estado entero de Pensilvania están en ‘el hoyo’ ahora. Así fue en el pasillo de la muerte.  Así fue en ‘el hoyo’. Así es ahora, en nombre de la salud.

Hemos escuchado que hay gente enferma, la mayoría en la prisión Phoenix cerca de la ciudad de Filadelfia. Ha habido otros brotes, pero no ha habido mucha cobertura de ellos.

¿Y las cárceles de los condados? Parece que hay más gente enferma ahí. Claro, son las más cercanas a las comunidades. Ya sabes, hay gente que entra y sale. Hablo del personal de las cárceles, los voluntarios, las visitas, sea quien sea.

Pero lo que ahora pasa en las cárceles de los condados llegará a las prisiones estatales. Sólo es cuestión de tiempo.

Creo que el encarcelamiento masivo ha sido – y odio decirlo, pero lo creo—normalizado. Es decir, para todos los fines y propósitos, ¿a quién le vale un carajo?

Y aunque a tu familia y tus seres queridos le importa, el llamado ciudadano promedio estadounidense ahora encerrado en su casa encuentra esta situación intolerable. ¡Indignante!  Se está volviendo loco.

Pero como sabes en Pensilvania y también Nueva York bajo la locura de las leyes anti-droga de Rockefeller, y en todas partes del país, hemos tenido gente encerrada en las prisiones durante años. En Pensilvania, durante décadas.  Maroon Shoatz y otros han estado encerrados en el confinamiento solitario durante décadas.

Entonces, ya sabes, ahora la gente  está recibiendo una prueba de esto;  aunque es más relajada, distinta, es una prueba, porque no puedes salir de tu casa cuando quieras. No puedes salir. Estás encerrado.

Y para ser sincero, está más seguro así.

Lo que hemos visto es que la gente estalla.  Y a no ser que me confunda,  espero que me equivoque, pero tengo un presentimiento que  vamos a tener una segunda ola de la crisis en este país.

Está comprobado que ya es el país con la cantidad más alta de muertes relacionadas con COVID 19, por eso pienso que  vamos a ver una dura realidad  con cantidades aún más altas.

Y las cantidades se multiplican. Alrededor de 2000 cada día. Desde 1300 hasta 2500 diarios. Y van aumentando. En las últimas semanas, hemos saltado de cientos de muertes hasta decenas de miles.

NOELLE: ¿Cómo te hace sentir esto? Aunque un virus no discrimina, ahora hemos visto que sí discrimina.

MUMIA: Es porque sigue las realidades económicas del sistema en el que opera. Es decir, la gente que está en contacto con el público – choferes de autobuses, enfermeras, médicos, policías, bomberos—muchos de ellos, especialmente en las ciudades grandes, son Negros y Puertorriqueños. Están en la calle para dar de comer a sus familias, apoyar a sus familias, y están en contacto. Muchos de ellos y ellas tienen poca protección.

Esencialmente los tratan como…ya sabes, les dicen trabajadores esenciales, pero reciben el trato de todos los demás trabajadores: Salgan a trabajar y cállense.

NOELLE: Son como trabajadores desechables.

MUMIA: Sí. Para ser realmente honesto, el llamarlos trabajadores esenciales es mentira. Es como describir una prisión como un instituto de correcciones. Tú sabes y yo sé que hacen poca corrección aquí. Solo maltratan a las personas y las hacen peores.

Los llamados trabajadores y trabajadoras esenciales son hombres y mujeres desechables.  Son del pueblo. Y mientras los noticieros empiezan a reportar un poco de la realidad, nos informan que 60 por ciento de las personas que están muriendo en Nueva York son Negros y Latinos.

Has visto que en otras partes de Estados Unidos, las partes más blancas, están diciendo “Ándale, déjanos salir, nosotros no somos como ellos”.

Pero estamos viendo que en realidad las y los trabajadores ‘esenciales’ son desechables para el sistema económico y político.

Imagen: Emory Douglas

—(c)’20maj
8 de mayo de 2020
Audio grabado por Noelle Hanrahan, http://www.prisonradio.org
Transcripción y circulación por Fatirah Litestar01@aol.com
Traducción Amig@s de Mumia en México

EN MEMORIA DEL 13 DE MAYO

Por Mumia Abu-Jamal

En cuestión de horas, el calendario anunciará el 13 de Mayo, marcando el año 35 desde la masacre que ocurrió en el Día de las Madres, 1985, cuando la policía dotada con armas militares bombardeó la casa en el Suroeste  de Filadelfia conocida por los vecinos como “la casa de MOVE”.

En las ardientes brasas del desastre, once hombres, mujeres, niñas y niños se encontraron muertos: las y los mártires de la Organización MOVE. La única persona enjuiciada por supuestos crímenes fue Ramona Africa, quien por poco evitó morir en la casa. Con sus brazos permanentemente  marcados con cicatrices de sus quemaduras, ella escapó de la casa para luego entrar en prisión durante siete años.

¿Y los bombarderos? ¿Los policías? Ellos recibieron aumentos salariales, promociones y pensiones por haber bombardeado a un hogar y quemado más de 60 casas alrededor. Sigue leyendo

DESASTRE TRAS DESASTRE

Por Mumia Abu-Jamal

En cuestión de semanas, el coronavirus, conocido como COVID-19, se ha cobrado la vida de más de 75,000 personas en los Estados Unidos de América, la cifra más alta del mundo.

¿La respuesta del gobierno federal? No se preocupen. Esto terminará pronto. ¡Manos a la obra!

Los hombres y mujeres que trabajan en el servicio público, como médicos, enfermeras, ayudantes, conductores de autobuses y otros trabajadores de transporte están bien representados entre los enfermos y muertos, y ahora otros trabajadores son invitados a unirse al club.

Se les pide a las personas que sacrifiquen sus vidas para salvar el sistema económico porque el dinero vale más que la gente.

Estamos viendo un desastre desplegarse ante nuestros ojos. Y parece que cada día se pone peor.

Desde la nación encarcelada soy Mumia Abu-Jamal.

Imagen: del preso políticoTom Manning, qué descanse en libertad.

—(c)’20maj
8 de mayo de 2020
Audio grabado por Noelle Hanrahan, www.prisonradio.org
Texto circulado por Fatirah Litestar01@aol.com
Traducción Amig@s de Mumia en México

 

 

 

 

Mumia escribe sobre su madre

Hola! Buenos días! En el Día de las Madres, les comparto las siguientes líneas que Mumia escribió sobre su madre, acompañada con otra bellísima imagen hecha por nuestra querida compañera Colibrí.

“Pensé que ella viviría para siempre, que esta mujer que me llevaba a mí, igual que a mis hermanos y a mi hermana, nunca conocería la muerte.

Durante más de treinta años, ella fumó cigarrillos, Pall Malls y Marlboros, pero aun así pensé que viviría para siempre.

Cuando murió de enfisema mientras yo estaba en la prisión, fue como un rayo al alma. Nunca durante toda mi existencia hubo un momento en que ella no estuviera presente.

De pronto, un día frío de febrero, ella exhaló el último suspiro. Su dulce presencia y sus consejos sabios se fueron para siempre.”

 

COVID 19

Por Mumia Abu-Jamal

Las florecillas brotan de las ramas  quebradizas de los árboles para ser abrazadas por el Sol. Pero esta primavera otra visita llega: una visita del Coronavirus, conocido oficialmente como COVID 19.

Es probable que se rebasen las muertes de unas 70,000 personas solo en Estados Unidos, presuntamente la cantidad más alta del mundo.

Y en alrededor de dos tercios de los estados la primavera traerá la cruel reapertura de actividades económicas y laborales, mientras los gobernadores relajan las normas que habían establecido para que la gente se quedara en casa. Sigue leyendo

Mumia escribe sobre los 13 de Atenco (2008)

Mientras las economías se desmoronan alrededor del globo, los estados se vuelven cada vez más represivos, especialmente contra gente que se opone y resiste a su política.

Esta no es una observación regional, sino global. La tendencia se nota en la persecución y las injustas condenas impuestas a los hombres y mujeres de San Salvador Atenco,  México.

La represión estatal se desató sobre la resistencia popular a los ataques policiales contra los floricultores de Texcoco, México, en mayo, 2006.  La gente apoyaba a los floricultores y no a los policías, entre los más corruptos del mundo.

Pero, como siempre, la represión engendra la resistencia. Y la defensa de los floricultores resultó en batallas campales entre la gente y la policía del Estado. Durante dos días (el 3 y 4 de mayo de 2006) batallaron, piedra contra tolete, coctel molotov contra proyectil, combate mano a mano, como el flujo y reflujo de la marea. Cuando el estado agarró  a varias personas, la gente respondió con la detención de unos agentes, exigiendo libertad por sus compañeros cautivos. El otro día miles de policías federales y estatales atacaron, deteniendo a más de 200 campesinos de Atenco y compañeros de la Otra Campaña zapatista, golpeando a todos y todas salvajemente, cometiendo abusos sexuales, violaciones masivas y otras formas de tortura. Dos jóvenes fueron asesinados: Javier Cortés Santiago y Alexis Benhumea. Sigue leyendo

UN MENSAJE A MIS PARTIDARIOS

Por Mumia Abu-Jamal

Mis queridos hermanos, hermanas, camaradas, amigas, amigos y toda mi gente, les saludo a todos ustedes. Aunque piensan que no me doy cuenta, yo veo y siento mucho lo que ustedes hacen.

Y lo que hacen es nada menos que maravilloso.

Lo que este movimiento ha llegado a ser es nada menos que milagroso.

Les agradezco a todas y todos. Les agradezco la lucha de la que hemos sido parte.

No hemos terminado. Aún nos queda trabajo por hacer porque el sistema nos sigue atacando, porque el sistema por su propia naturaleza nunca ha sido justo, nunca ha sido humano, nunca ha sido lo que dice ser.

Sin embargo, en nuestra lucha, en nuestro combate, podemos hacer el cambio, pero solo si peleamos juntos, todos y todas,  cada uno de nosotros.

Cuando luchamos, ganamos. Entonces, luchemos juntos.

Nunca se olviden del amor que tengo para todos y cada uno de ustedes por el notable trabajo que han hecho y que hemos hecho juntos. Entonces vamos a juntarnos. Hagamos que suceda esto.

Los quiero. Las quiero. ¡A movernos! Viva John Africa. Viva la libertad. Y abajo con este podrido sistema.

Desde la nación encarcelada soy Mumia Abu-Jamal.

Imagen: Hanz

—(c)’20maj

24 de abril de 2020

Audio grabado por Noelle Hanrahan, http://www.prisonradio.org

Texto circulado por Fatirah Litestar01@aol.com

Traducción Amig@s de Mumia en México

 

Sobre la Suprema Corte de Pensilvania*

Por Mumia Abu-Jamal

¿Saben qué? Si leen un boletín jurídico oficial, verán alguna solicitud rechazada todos los días. No exagero. Cada día hay una lista. Cada día algún preso busca un remedio judicial tipo King’s Bench o Mandamus, u otro recurso.

Nunca reciben lo que piden.  Nunca.

No importa cuál sea la cuestión jurídica. Lo que importa es quienes son las partes.

Cuando ocurre este tipo de cosa, ustedes tienen una prueba de que en este proceso la igualdad no existe, porque “igual” significa que “cualquier persona puede hacerlo”.

Pero cualquier persona no puede hacerlo. Hay que tener conexiones políticas, hay que tener…

Consideren esto. Hasta la fecha, la Orden Fraternal de Policía (FOP) sigue regalando dinero a los jueces de la Suprema Corte. Bajo las leyes del estado de Pensilvania, esto no tiene nada de malo.

Pero la gente debe saber esto y entender que si regalas dinero a un juez, lo compraste. Compraste a ese individuo.

Y revisen la historia de la Suprema Corte de Pensilvania en los últimos años. ¡Es escandalosa!

Desde la nación encarcelada soy Mumia Abu-Jamal.

Imagen: Seth Tobocman

*Con respecto a la tercera pieza grabada por Mumia Abu-Jamal en su cumpleaños, recordemos que como respuesta a una petición para “alivio extraordinario” presentada por Maureen Faulkner y la Orden Fraternal de Policía (FOP) el año pasado para bloquear las apelaciones de Mumia, la racista y corrupta Suprema Corte de Pensilvania ha asumido control de su caso.

—(c)’20maj

24 de abril de 2020

Audio grabado por Noelle Hanrahan, http://www.prisonradio.org

Texto circulado por Fatirah Litestar01@aol.com

Traducción Amig@s de Mumia en México

 

Sobre los guardias*

Por Mumia Abu-Jamal

Me acuerdo que cuando estuve en la prisión de Huntington, y luego en Greene, yo estaría hablando con un tipo, hombre a hombre, y él diría algo como, “Oye, soy un peón. Ya sabes, si algo pasa aquí, me echan a los perros.”

Me diría a mí mismo: “¡Carajo! ¿Él acaba de decir esto?”  Pues, sí. Estos tipos lo saben, pero tienen prohibido decirlo  excepto cuando nadie puede escucharlos.

Ellos creen la propaganda porque es lucrativo hacerlo. Les da un beneficio económico. ¿Me entienden?

Hace unos días yo estaba escuchando una noticia sobre un cese de fuego, y un hombre jubilado empezó a hablar conmigo. Él había trabajado para el Departamento de Correcciones durante treinta años y ahora recibe su pensión. Estaba diciendo cosas como “nosotros guardias…necesitamos…luchamos tan duro…bla bla bla.”

Y le digo “¡Hombre, qué onda!”    Era un tipo negro de unos sesenta años y ya no es parte del sistema, pero en su mente sigue siendo parte de esto.

Les digo a ustedes  que este tipo de cosas se deben al genio diabólico de William Jefferson Clinton. Cuando sus seguidores dieron miles de millones de dólares a los estados para construir prisiones, crearon una clase de personas que benefician económicamente de una manera que, por lo regular, nunca pudieron haberlo hecho de otra manera.  Y ahora están comprometidas con este sistema de represión… Digamos que eres un hombre de cincuenta o sesenta años y piensas meter a tu hijo o tu nieto a trabajar aquí, o meter a tu esposa a trabajar como enfermera, o cocinera ¡o una guardia!

Es que muchos condados como Greene o Schuylkill son las áreas deprimidas de la economía en el estado de Pensilvania. Pero si vives ahí y puedes conseguir un trabajo ganando una buena lana en una prisión, estarás viviendo de lujo.  Tal vez no sea así en las ciudades de Pittsburgh o Filadelfia, pero en estas comunidades que antes se dedicaban a la minería, ¡vas a estar comiendo puro pastel, hombre!

Y esto alimenta la máquina del sistema.

Debido a los movimientos económicos y sociales, ahora hay más gente negra y morena involucrada en estas industrias represivas, pero viendo la situación desde lejos, las cosas no se mejoran. En realidad, se están poniendo bastante peores.

Por eso, creo en los movimientos, porque he visto que los movimientos hacen cosas positivas en la sociedad. Siempre digo que los movimientos transforman la consciencia. Pero hacen más de esto. Transforman la historia. Y transforman nuestra visión del futuro.

Veo al mundo y a decir verdad, tengo temores y esperanzas, porque esta cosa puede ir en cualquier dirección. Va de la manera en que la gente presiona, sin dejarse empujar por ella. Cuando la gente crea movimientos, crea cambios. Pero si se sientan y esperan que otros hagan algo que saben que deberían haber hecho, van por el camino de la represión.

Así que es tan dialéctico y un poco más claro.  Consigues por lo que luchas. Lo que no se lucha, no se consigue. Es así de real.

Creo en los movimientos. Creo en la excarcelación. Creo en la gente, una vez que se despierte.

Desde la nación encarcelada soy Mumia Abu-Jamal

*Ésta es la segunda de cuatro piezas publicadas por nuestro querido compañero Mumia Abu-Jamal el día de su cumpleaños. ¡FREE MUMIA!

Imagen: Ulises Cisneros

—(c)’20maj

24 de abril de 2020

Audio grabado por Noelle Hanrahan, http://www.prisonradio.org

Texto circulado por Fatirah Litestar01@aol.com

Traducción Amig@s de Mumia en México