Música del alma

Rahsaan Roland Kirk

Rahsaan Roland Kirk

por Mumia Abu-Jamal

Desde la llegada de los cautivos africanos a las costas e islas de las Américas, la música, casi siempre a capela (sin instrumentación) se volvió nuestra herramienta fundamental de comunicación.

Encadenados como ganado de dos patas bajo la mirada feroz de los gatilleros llamados capataces, obligados a trabajar de sol a sol, nos mantuvimos vivos de mente y cuerpo sólo gracias a nuestras canciones. W.E.B. DuBois en su obra clásica The Souls of Black Folk (Las almas de la gente negra) las llamó “sorrow songs” o “cantos de la tristeza”.

Esta música dio un ritmo humano a nuestro arduo esfuerzo de construir la nación desde cero y alimentarla, aún cuando nosotros y nuestros hijos e hijas moríamos lentamente de hambre, no sólo por alimentos saludables, sino por justicia, dignidad, y amor.

Y en medio de esa desolación, miramos hacia adentro para crear la música de nuestra alma, cosa que luego hicimos en el góspel, blues, ritmo y blues, jazz, funk y rap en sus principios. Sigue leyendo