ÁTICA: 41 años después

El nombre Ática ha entrado en el léxico de la cultura estadounidense, impulsado, en parte, por la escena en la película  Dog Day Afternoon (Tarde de perros), cuando el actor Al Pacino levantó el puño y gritó “!Ática! Ática!”

Los cinéfilos inmediatamente captaron la referencia porque el 9 de septiembre de 1971, “Ática”, una prisión estatal en el norte del estado de Nueva York, fue la noticia más destacada en todo el país.

Ahí, los presos se rebelaron, tomaron rehenes y exigieron ser tratados como hombres. Y el Estado, bajo órdenes del entonces gobernador Nelson Rockefeller, lanzó una lluvia de balas que mató a decenas de hombres, tanto presos como guardias, y luego mintió sobre lo que había hecho. Sigue leyendo