Ayotzinapa con Pueblos Originarios del EdoMex: ‘La única lucha que se pierde es la que se abandona’

tlanixco-hui-xochicuatla 011-tlanixco-hui-xochicuatla 004-x carolina

El Encuentro de Familiares de los 43 Desaparecidos de Ayotizinapa con los Pueblos Originarios del Estado de México se inició el domingo 19 de julio en el aire fresco de San Pedro Tlanixco, rodeado por cerros verdes. Los incansables estudiantes y padres de familia de La Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa fueron recibidos con copal, palabras solidarias y gritos de ¡vivos se los llevaron, vivos los queremos! En caravanas, marchas y actividades realizadas en México y muchas ciudades en Europa, Estados Unidos y América Latina, no dejan de buscar el regreso con vida de los 43 estudiantes desaparecidos por el Estado, y justicia por los tres compañeros asesinados y los dos que quedan en cama.    

Después de compartir experiencias en Tlanixco, donde resisten el saqueo de sus manantiales en el municipio de Tenango del Valle ––y por eso, a partir del 2003 también defienden seis presos políticos y dos perseguidos––, el encuentro siguió en tres comunidades del Municipio Lerma: Las Rajas Huitzizilapan, San Lorenzo Huitzizilapan y San Francisco Xochicuautla, donde resisten la destrucción y el despojo del bosque Otomí – Mexica.

San Pedro Tlanixco

La compañera Yolanda Sánchez leyó un mensaje de bienvenida por parte del Movimiento por la Libertad de Defensores del Agua y la Vida de San PedroTlanixco, expresando su solidaridad con la lucha por justicia para los alumnos desaparecidos y asesinados de Ayotzinapa.

“Para nosotros es un honor el que ustedes nos visiten, nos sentimos muy contentos y alegres el que ustedes hayan hecho un enorme esfuerzo para estar aquí con nosotros…. Compañera, compañeros, nosotrxs en esta geografía donde vivimos, la madre tierra nos ha hecho varios regalos, pero uno de los más importantes es el Agua. Nuestros ancestros como guardianes del bosque, nos han encomendado que debemos cuidarlos, y así vivimos felices hasta que llegó el capitalismo, con sus empresas florícolas que empezaron a destruir nuestro pueblo y lo están destruyendo con su injusticia, con su represión, con su ideología, así como en otras comunidades hermanas lo están haciendo, con sus desapariciones, con la explotación de mano de obra barata, con este cochino sistema de gobierno…”

Tanto Tlanixco como Ayotzinapa conocen bien las maniobras del estado y los medios comerciales para criminalizar la resistencia. Si a los alumnos de Ayotzinapa, los tachan de vándalos por resistir la desaparición forzada de las escuelas normales rurales, al digno pueblo nahua de Tlanixco lo tacharon de “pueblo terrorista” por organizar un inmenso bloqueo de carretera y participar en mesas de diálogo con las agencias del Estado responsables de velar por sus derechos. Sigue leyendo